Rafael Cassiani Cassiani: La música de Palenque (desde El Universal)


Desde El Universal de Colombia publican este artículo:

Rafael Cassiani Cassiani: La música de Palenque

En Palenque los niños y las niñas nacen a ritmo de tambor. Pero también se ama y se muere a ritmo de tambor. Todos parecen venir de la dinastía de Paulino Salgado Batata, pero en verdad, vienen de Benkos Biohó.  No sé por que no hay nadie en Palenque que quiera llamarse Benkos. Es probable que el sentido de pertenencia del nombre aún empiece a echar raíces en los sentimientos comunitarios. Benkos empezó a hacerse visible con el himno de los años ochenta y con las investigaciones de sociólogos y antropólogos que desde los setenta quería hacerlo visible, hasta que un brazo armado quiso apropiarse del nombre. Pero Benkos es la mejor lección de resistencia, dignidad y rebeldía.

Veo en cada niño y niña de Palenque un descendiente de Benkos. Los tambores son parte de esa gran herencia cultural, pero no es la única. Está la lengua ancestral que hoy los niños perpetúan con orgullo cuando uno llega a visitar a Palenque, y está la tradición gastronómica y dulcera, la ceremonia del Lumbalú que integra cantos y danzas para despedir a los muertos. En los años ochenta fui por primera vez a Palenque en busca del Sexteto Tabalá que dirigía José Valdés Simancas, “Simancongo”, y allí en el patio de la casa del maestro conocí   a Rafael Cassiani Cassiani, uno de los grandes músicos con que cuenta Palenque y el Caribe colombiano. Todo terminó en un sancocho en la cola del patio escuchando la marímbula cuyos flejes metálicos resuenan en la caja, con una honda vibración ancestral. Mi sorpresa en aquellos días era que una música de gran belleza rítmica no pudiera tener la divulgación y valoración musical de una nación. Solo hasta los ochenta escuché una primera grabación realizada para Colcultura por Egberto Bermúdez. Y celebré un documental sobre Palenque realizado por la antropóloga Gloria Triana, para su serie Yuruparí. Fue ella una de las primeras en interesarse en proyectar esta música al país y al mundo. La casa de la Cultura del Mundo en París invitó al Sexteto Tabalá en aquellos años, pero más por terquedad que por problemas reales, los integrantes del grupo, entre ellos, Simancongo, estaban asustados con salir de Palenque por más de siete días. No sabían como resolver el asunto doméstico de dejar la tierra y sobrellevar la pobreza en esas lejanías. El paso del tiempo ha venido a reafirmar la grandeza artística de esa música que ya resuena en Colombia, París y el mundo.

Para leer completo este interesante artículo, pueden ir al enlace de El Universal: http://www.eluniversal.com.co/suplementos/dominical/rafael-cassiani-cassiani-la-musica-de-palenque-94518

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cantantes, Colombia, Comunidades, Conciertos, Costumbres, Cultura Colombiana, Folklore, Música Colombiana, Música Latinoamericana, Noticias y artículos

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.