Cuarto Fanfic: LA AMENAZA, Capítulo VI


CUARTO FANFIC: LA AMENAZA

SEXTO CAPÍTULO: BUSCANDO EL CRISTAL

Al caer el atardecer, Kyon y Kara caminaron acompañados con Yuki hacia su apartamento, durante esa caminata ellos hablaron.

–       ¿Te molesta que yo esté en la brigada? – preguntó Kara.

–       Sinceramente si, porque soportar ante las insistencias y absurdas locuras de Haruhi no me deja pasar el tiempo libre como quería… – respondió Kyon – pero a pesar e que el grupo se ve bien raro, poco a poco me asimilé en amañar y compartir con los compañeros -.

–       Alguna vez supe que cuando una pareja se pelea por cosas pequeñas, porque, llegarán a ser los mejores amigos, y en algunos casos en entablar un noviazgo – dijo Kara, Kyon quedó pensativo, pero sacudió su cabeza negando.

–       ¿Cómo vas a saber si no nos conoce verdaderamente? – preguntó serio Kyon.

–       Perdóname, no era mi intención interpretar los sentimientos – excusó Kara.

–       Veo que sabes sobre eso, ¿tenías novio antes? – la pregunta de Kyon dejó un poco melancólica a Kara.

–       La verdad… lo tuve… – respondió ella.

–       ¿Qué pasó con él? – preguntó Kyon.

Kara contó todo lo que pasó, desde que conoció a Ethan, los momentos que lo salvó, el noviazgo que tuvieron y la muerte de Ethan. La joven contó con serenidad y nostalgia, dejando de lado la tristeza que tenía, sensación lo sintieron tanto Kyon como Yuki.

Cuando llegaron al apartamento de Yuki, Kara y Kyon se sentaron mientras la humanoide preparaba todo.

–       Si todo pasó en la dimensión del que venías, ¿por qué no percataste antes de la presencia de ese extraño sujeto cuando tenías tus propios poderes? – preguntó Kyon.

–       Creo que ocurriría la misma situación… – respondió Kara – porque en verdad lo único que estaba pensando es en mi noviazgo con Ethan… fui una tonta en no haber creído en las palabras de mi primo, y por eso quiero regresar, recuperar mis poderes, vencer a Braniac y rescatar a mi primo -.

–       Lo único que puedo aconsejarte es que seas fuerte en tomar tus propias decisiones, nunca debes rendirte ante algo débil para que te pierdas ante algo sin retorno – aconsejó Kyon mirando a los ojos de Kara – demuéstrate a ti misma que eres verdaderamente Supergirl, “la doncella de acero” -.

–       Está listo – avisó Yuki.

Kara y Kyon se levantaron, la humanoide dio algunas recomendaciones y ambos entraron a un cuarto, donde se acostaron boca arriba para cerrar sus ojos mientras Yuki cerró la puerta.

Instantes después, Kara y Kyon se despertaron en una dimensión paralela, de imágenes oscuras y grisáceas de edificios y lugares a su alrededor.

–       ¿Sabes cuál es el cristal que quieres buscar? – preguntó Kyon.

–       Es el cristal base para crear la Fortaleza… – respondió Kara – me acuerdo que el de mi primo era de color verde, pero no sé si sea similar al que aparece en esta dimensión -.

–       Seguramente Haruhi lo pensó cuando leyó el cómic, es decir tu historia – dijo pensativo Kyon.

–       Vayamos al edificio de la escuela – sugirió Kara – seguramente encontraremos el cómic y saber de las pistas para encontrar el cristal -.

Kyon aceptó la sugerencia y ambos corrieron hacia la Escuela del Norte, allá entraron y subieron para encontrar a la sala de lectura, sede de la Brigada S.O.S., allá buscaron el cómic, lo encontraron y comenzaron en leer cada página, luego Kyon prendió el computador y trató de contactar con Yuki para saber sobre las pistas, mientras Kara revisaba página por página detenidamente.

–       Mira Kyon – dijo Kara – en las últimas páginas del cómic están escritas en inglés, del cual las entiendo y en un dibujo unas señales jeroglíficas, una escritura antigua que usaban mis antepasados kriptonianos -.

–       Sé algo de inglés, pero soy nulo en interpretar los jeroglíficos – dudó Kyon – me imagino que sabes sobre todo esto que está escrito -.

–       Claro – respondió Kara – pero están en letras diminutas -.

–       Preguntaré a Nagato – al decirlo, Kyon escribió una pregunta a Yuki y en un minuto recibió respuesta.

–       Por lo menos vaya entendiendo lo que está escrito en los jeroglíficos, porque en inglés están escritos los datos de los autores del cómic, los nombres de los personajes que estuvieron en el cómic y los lugares donde se realizaron – dijo Kyon leyendo la respuesta de Yuki.

–       Entonces necesito poner esa página sobre la luz del computador – pidió Kara.

Kyon aceptó, se levantó de la silla, dejó que Kara se sentara para que colocara la página del cómic frente a la luz de la pantalla del computador para leer los jeroglíficos en forma detenida.

–       ¿Entiendes esos jeroglíficos? – preguntó Kyon.

–       Perfectamente… – respondió Kara.

–       ¿Y qué dice? – insistió Kyon.

–       Es un mensaje que me dejó la memoria de Jor-El… – respondió sorprendida Kara – me dice que no debo temer por lo que hice, que sabía que yo había tomado la decisión de no ser kriptoniana y el riesgo de mi decisión era el despertar de Braniac; por eso para derrotarlo, tendré que recuperar mis poderes antes que Braniac se entere que yo estoy viva en la otra dimensión -.

–       Entonces tienes oportunidades para que recuperas lo que eres – dijo Kyon, quien preguntó – ¿Él sabe dónde está el cristal? – preguntó Kyon.

–       No lo sé… – dijo Kara – pero espera… – volteó la página y vio una viñeta escrita con jeroglíficos – en esta viñeta plasmaron un lugar parecido a esta escuela… -.

Kyon miró la viñeta y se sorprendió en verlo.

–       Pero si es la misma escuela… veo los jóvenes que vienen vestidos con los mismos uniformes y sudaderas que usamos – dijo Kyon.

–       Según lo escrito en los jeroglíficos, el cristal base se encuentra en esta aula – dijo Kara, señalando el número del salón.

–       Es el salón en donde estudio al lado de Haruhi – dijo Kyon.

–       Entonces vayamos hacia allá, no hay tiempo – avisó Kara, levantándose de la silla.

La pareja salió del salón y corrieron hacia el aula, allá comenzaron en buscar por todos lados.

–       ¿Sabes cómo es el cristal?, ¿qué forma tiene? – preguntó Kyon buscando.

–       La verdad… – dijo pensando Kara – es de textura delgada y larga, como un tamaño de cilindro… – pero al pasar por el pupitre de Haruhi, sintió algo raro, como si algo la llamara.

Al sentir la sensación, Kara revisó el pupitre y al ver en la parte interior, en la esquina encontró pegado el cristal, sacó su mano derecha para cogerla y sacarla, al hacerlo el cristal comenzó en resplandecer, Kyon no podía creerlo.

–       ¿Dónde estaba? – preguntó el sorprendido joven.

–       Estaba pegado en este pupitre – respondió Kara, mostrando el cristal.

–       Pero si es el pupitre en donde se sienta Haruhi, ¿será una coincidencia? – cuestionó Kyon.

–       Puede ser que no lo sea, pero es inevitable que ella tenía planeado todo, sin que lo supiera, ya que son los mismos pensamientos y sueños que Haruhi revela – explicó Kara.

–       La manera que dices es parecido a lo que me dice Koizumi – dijo Kyon.

–       Lamento en hacerte confundir – excusó Kara.

–       No hay problema – dijo sonriente Kyon.

–        Ahora, ¿Cómo vamos a salir de esta dimensión? – preguntó Kara.

En el momento que ellos fueron de nuevo hacia el salón de la brigada, un sonido de caída de muro dejó alarmados a ambos.

–       No puede ser… – dijo Kyon mirando a la ventana.

–       ¿Qué sucede? – preguntó Kara.

–       Sabía que esto pasara – respondió Kyon – son esos espectros creados por los malos pensamientos de Haruhi, si nos encuentra nos matarán -.

–       Entonces ¿qué hacemos? – preguntó asustada Kara.

–       Debemos huir de ellos – contestó Kyon.

–       ¿Y si podemos derrotarlos? – propuso Kara.

–       ¿Cómo lo harás? – cuestionó Kyon.

–       Debe haber alguna manera, algún método… si tuviera mis poderes podría enfrentarlos – dijo `pensando Kara.

Cuando el espectro caminaba en busca de algo, los jóvenes se bajaron corriendo por las escaleras, pasaron por los pasillos y al llegar hacia la salida del edificio, se quedaron en el sitio de los casilleros por algunos minutos, están pendientes para salir; pero el resplandor del cristal hizo que el espectro hizo que el espectro se desvaneciera como vapor y en forma de humo penetró sobre la entrada, rompiendo los vidrios, asustando a ambos.

–       ¿Pero qué es eso? – preguntó Kyon – se supone que los espectros no atravesaran de esa manera -.

Kara estaba confundida, luego se levantó y decidió avanzar.

–       Seguramente viene por el cristal y por mí – dijo la joven.

–       ¿Cómo se te ocurre? – cuestionó Kyon, tratando de detenerla – ¿estás loca? -.

Luego, el sonido de unos pasos hizo que la pareja asustada y temerosa retrocediera, volteando y corriendo hacia la entrada para huir, sin embargo se detuvieron al ver una figura femenina parada al frente de la entrada.

–       Quiero que me entregues el cristal – dijo aquella figura.

–       ¿Quién eres? – preguntó Kara.

Al reconocer a la figura de una chica, Kyon se asustó.

–       No puede ser… se supone que estabas desaparecida, ¿por qué volviste Asakura? – interrogó enojado Kyon.

–       El hecho que estoy en esta dimensión es obtener el cristal y matar a ambos – respondió sonriente la joven.

–       ¿La conoces? – preguntó Kara a Kyon, quien asustado acertó.

–       No permitiré que tú kriptoniana y tú Kyon se entrometan ante los planes Braniac, ya que él me dio la oportunidad para exterminarlos y llevarlos ante él, para que se apodere de esta dimensión en donde están – advirtió la joven.

–       ¡No es posible que estés viva para humillarme las veces que quieras! – gritó Kyon.

–       Yo no quiero, solamente obedezco órdenes – negó la joven.

–       ¿De quién? – interrogó Kyon.

–       De Braniac, ya que él quiere a la kriptoniana y el cristal, en el caso tuyo tendré la oportunidad de nuevo para aniquilarte – contestó sonriente la humanoide.

–       Ahora comprendo… – dijo Kara – si apareciste es porque Braniac sabe que estoy en esta dimensión. No aceptaré que Braniac salga con la suya, porque decidí recuperar de que lo que antes era y cumplir con mi misión de proteger a todos los seres queridos -.

–       Entonces, ya todo está dicho – al decirlo, la humanoide atacó hacia Kara.

Formando una espada afilada en su brazo derecho y con pasos estéticos, la joven atacó hacia Kara, quien ágilmente las esquivó, desubicando al humanoide para golpearla con una patada a la espalda para que cayera al suelo.

–       ¿Cómo es que aprendiste a pelear de esa manera? – preguntó sorprendido Kyon.

–       Cuando era Supergirl, luché y peleé contra diferentes delincuentes; a pesar que hoy no tenga mis poderes, sé cómo defenderme – respondió Kara.

Pero la humanoide se levantó rápidamente, atacando hacia Kyon, Kara se percató y la detuvo dando una fuerte patada al abdomen y otra al rostro, para tumbarla hacia una fila de casilleros.

–       Vamos Kyon, debemos que salirnos de esta dimensión – avisó Kara y ambos corrieron hacia las canchas de la escuela.

Al salir fueron atacados por dos espectros, pero los jóvenes eludieron de los golpes de los espectros que formaron grandes destrozos en la unidad deportiva y en los edificios de la escuela. Cuando estaban tratando de salir por completo de la escuela, uno de los espectros alcanzó hacia la pareja, ando un fuerte golpe que los lanzó contra la pared para que ellos cayeran al suelo. Ambos trataron de levantar.

–       Creo… que hasta aquí… viviré… – dijo adolorido Kyon.

El espectro levantó su mano para aplastarlos, pero Kara sacó el cristal y al exponer frente al espectro, éste resplandeció; la chica se puso en posición de ataque usando el cristal y corrió para incrustarlo al espectro, desvaneciéndolo por completo, formando un gran destello de luz sobre todo el lugar.

Era el amanecer del nuevo día, Kara se despertó y miró que estaba en el cuarto de habitación, luego vio a Kyon y trató para despertarlo.

–       Kyon, despierta – dijo Kara.

El joven se levantó bostezando, mostrando mucha pereza.

–       ¿Qué pasó…? – preguntó el joven – casi estábamos muertos -.

–       Por fin salimos del sueño – respondió sonriente Kara.

Momentos después, Yuki abrió la puerta de la habitación y vio a los jóvenes levantados.

–       Buenos días – saludó Yuki.

–       Buenos días – respondió Kara.

–       Si Yuki está con nosotros es porque regresamos, qué bueno – dijo sonriente Kyon – a propósito, ¿tienes el cristal? -.

Kara buscó en el fotón y encontró el cristal base para mostrarlo ante el joven y la humanoide.

Algunas horas después, los tres estaban desayunando.

–       ¿Qué haremos con el cristal? – preguntó Kyon.

–       Deben ir a un lugar paralelo a la dimensión de dónde provino la kriptoniana – respondió Yuki.

–       ¿Un lugar paralelo? – cuestionó Kyon – la verdad no lo entiendo, ¿será que debemos ir a los Estados Unidos? -.

–       Seguramente Yuki se refiere al mismo lugar donde estaría la Fortaleza de la Soledad – aclaró Kara.

–       Así es – respondió Yuki.

–       ¿Dónde queda? – preguntó Kyon.

–       En el Ártico – contestó Yuki.

–       ¿Cómo podemos llegar hacia allá, si estamos lejos? – dudó Kyon.

–       Habrá una pronta solución – contestó Kara – solamente espero que no sea tardío para mí -.

 

Escrito el miércoles, 13 de febrero de 2013.

Publicado para el Sitio Bagatela, Fanfiction y Wattpad el miércoles, 10 de julio de 2013.

2 comentarios

Archivado bajo Anime y Manga en Latinoamérica, Cómic, Cuentos y Fanfics

2 Respuestas a “Cuarto Fanfic: LA AMENAZA, Capítulo VI

  1. Pingback: Cuarto Fanfic: La Amenaza (capítulos en proceso) | BLOG BAGATELA

  2. Quien iba a pensar que al tomar la decisión de dejar sus poderes provocaría todo esto.
    Ojala pueda recuperar sus poderes antes de que sea tarde.

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .