Cuarto Fanfic: LA AMENAZA, Capítulo VII


CUARTO FANFIC: LA AMENAZA

SÉPTIMO CAPÍTULO: LA FORTALEZA DE KARA

 Pasaron tres días en los preparativos para el reinado estudiantil. A pesar de que hubo pocas candidatas inscritas y que la preparación a Mikuru no había terminado, llegó el día del evento, con ello la atención de toda la comunidad estudiantil de la escuela era hacia el certamen. Muchos de los jóvenes y de los profesores estaban expectantes en el auditorio de la escuela, quienes algunos dudaban que el evento tuviera éxito.

La maestra de ceremonias para el reinado era Haruhi, ya que a pesar de la negativa de Kyon, tomó la decisión de presentar el certamen, venía vestida de un vestido de color negro, de una manera similar al de las famosas actrices para los Premios Oscar, dejando boquiabiertos a más de un joven asistente, incluyendo al mismo Kyon, quien no podría creer lo que estaba viendo.

La primera parte del certamen era el desfile de las candidatas con los trajes tradicionales de Japón, del cual cada participante desfilaba con sus yutakas y kimonos, confeccionados por ellas mismas (la de Mikuru era comprada por Haruhi); la segunda parte era el desfile con vestidos de baño, cuyas prendas eran confeccionadas en exclusiva por la misma Haruhi, dejando sin palabras a Kyon, quien contuvo sus emociones de conquistar a una de las candidatas, en especial a Mikuru, ya que él formaba parte del jurado junto con Itsuki, el presidente de la Sociedad para el Estudio de la Informática, el presidente del Consejo Estudiantil y la vocalista de la banda ENOZ Miyuki Enomoto. La tercera parte del certamen era el desfile con traje de gala, era el momento crucial del concurso. La logística, bien organizada por cierto, era llevada por parte de Kara y de Yuki. Los intermedios eran amenizados por el toque de la banda ENOZ, que alegraba al auditorio.

Después del último intermedio, el jurado definió el resultado final, de los cuales las porras y alientos del público eran más fuertes y frecuentes, algunos animando a una Mikuru temerosa y tímida, quien no sabía qué hacer, mirando hacia Kara, quien mostraba señas de tranquilidad. Kyon, a nombre del jurado, muy serio entregó a Haruhi el sobre con los nombres para la princesa, virreina y reina.

El resultado era lo esperado por parte de la mayoría de los asistentes: Mikuru Asahina fue elegida como la reina estudiantil, provocando algarabía de los asistentes ante la mirada sorpresiva y confusa de una sensible Mikuru, quien no sabía qué hacer.

Después de la coronación, Kara fue preocupada hacia Kyon para hablar al oído del joven.

–       Necesito avisarte algo – dijo Kara.

Kyon aceptó y ambos se apartaron del auditorio.

–       ¿Qué sucede? – preguntó Kyon.

–       Vi a una joven que se parece en algo a aquella joven quien nos atacó en el espacio encerrado – dijo Kara.

–       Pero no puede ser posible… – negó Kyon – ¿estás segura que es la misma Asakura? -.

–       Estoy segura – respondió convencida Kara – inclusive, ella dirigió su mirada hacia el jurado y luego hacia mí, necesito de una vez que sus amigos nos acompañe de una vez nuestra ida hacia el Norte, si no lo hacemos, podríamos terminar exterminados -.

Minutos después, Kara avisó personalmente a Mikuru, Yuki e Itsuki, quienes supieron que Haruhi estaba hablando con el profesorado y con el presidente del Consejo Estudiantil sobre el Reinado Estudiantil, en ese momento aprovecharon en encontrar con Kara y con Kyon, sin que Ryoko sospechara. Cuando se reunieron, acordaron en plantear el rápido viaje hacia el Ártico. El grupo aprovechó después en hablar con Haruhi, para despedir entre ellos y que cada una y cada uno fuera hacia el apartamento de Yuki.

Después de llegar al apartamento, apartaron los muebles, formaron un círculo y cuando comenzaron en concentrar, Kara extendió su mano derecha al centro del círculo, mostrando el cristal base, mientras Yuki recitaba rápidamente, como humanoide que es, para que los cinco se trasladen en pocos segundos hacia el Ártico.

Cuando comenzaron a tener frío, cada una y cada uno abrió sus ojos, eso molestó un poco a Kyon.

–       ¿Éste es el lugar donde debe estar la Fortaleza? – preguntó Itsuki.

–       Así es… – respondió Kara.

–       ¿Cómo podemos encontrarla? – preguntó Kyon.

Kara sacó el cristal y la lanzó hacia lo más lejano posible, para caer en algún lado del piso de nieve y hielo, allá el cristal se enterró por sí solo.

–       No pasa nada – dijo Kyon.

–       Espera… – interrumpió Kara – hay que apartarnos.

El grupo se alejó, antes de que el lugar temblara, creciendo grandes bloques de hielo en el terreno plano, dando formas de columnas de hielo que crecían, formando una edificación de cristal, similar al de la Fortaleza de la Soledad de Superman. Al terminar de construir, el grupo se sorprendió en ver a la Fortaleza.

–       Es increíble… – expresó Kyon.

–       Vamos chicos, aún hay tiempo – avisó Kara quien caminó hacia la Fortaleza.

Al entrar, el grupo quedó maravillado en ver la edificación de cristal, Kara y Yuki por su lado fueron hacia el panel de cristal.

–       ¿Ahora, qué van hacer? – preguntó Kyon.

–       Contactar con la memoria de Jor-El de la Fortaleza de Soledad de la dimensión que provine – respondió Kara.

–       ¿Será posible que esto funcione? – siguió preguntando Kyon.

–       Si – contestó Yuki.

Tras adaptar los cristales en el panel, Yuki realizó la conexión para que funcione la comunicación. Después Kara incrustó uno de los cristales al panel, dando el respectivo funcionamiento, del cual en la pantalla de cristal comenzó a resplandecer, mostrando una figura del rostro de Jor-El.

“Este es el enlace proveniente desde la Fortaleza de Soledad… Veo que has podido crear esta Fortaleza alterna para regresar, Kara…” dijo Jor-El.

–       Ese es el motivo que estoy acá – respondió Kara.

“El hecho que estás en esta dimensión es porque alguien te salvó la vida” dijo Jor-El.

–       Así es – dijo Kara – a ellos les agradezco, porque me colaboraron y me apoyaron en no perder mis esperanzas de regresar a ser lo que antes fui -.

“¿Quieres recuperar su condición y responsabilidad de ser kriptoniana?” – Interrogó Jor-El.

–       Si, lo quiero – contestó Kara.

“¿Prometerás que no volverás a cometer su error por encima de su misión en cuidar a Kal-El y proteger al planeta Tierra?” siguió interrogando Jor-El.

–       Lo prometo – respondió Kara.

Sin embargo, en ese momento Itsuki y Yuki se voltearon y al ver que alguien se acercaba, se pusieron en posición defensiva.

–       ¡Vaya! Llegué a tiempo para impedir que recuperes tus poderes Kara – eran las palabras de Ryoko, quien apareció sonriente formó de su antebrazo derecho en una forma de filosa espada – podrás hablar con la memoria de un ser que ya no existe, pero yo te acabaré, cumpliendo con las órdenes que me confirió la Central de Inteligencia Interactiva -.

La humanoide se puso en posición de ataque para llegar hacia Kara, quien estaba concentrada en hablar con la memoria de Jor-El, sin embargo Yuki detuvo el ataque, formando un campo de energía alrededor de donde estaba la kriptoniana.

Tras no lograr el ataque, Ryoko atacó de una vez a Kyon para matarlo, del cual Yuki vuelve a detener y Mikuru e Itsuki aprovecharon el momento para rescatar a Kyon y llevarlos a un lugar seguro para protegerlo.

Kara cerró sus ojos, respiró hondo y su cuerpo comenzó en absorber de a poco la energía que le rodeaba para devolverle sus poderes.

Los ataques de Ryoko hacia Yuki eran fulminantes y letales, haciendo desubicar a la joven humanoide, mostrando preocupación en su rostro, en ese momento Kyon se percató de ello.

–       ¿Pasa algo Kyon? – preguntó Mikuru.

–       Nunca he visto un gesto diferente de lo que vi a Nagato – contestó Kyon.

–       Ahora que la veo – dijo Itsuki – Asakura no es la misma, seguramente Nagato está enfrentando esa grave situación -.

La preocupación que expresaban eran ciertas, Ryoko golpeaba con bastante dureza a una confundida Yuki, quien trató de conjurar, manipulando la información de datos.

–       Acceso denegado… Acceso denegado… Braniac bloqueó los accesos… – dijo repitiendo Yuki.

–       Sabía que eso sucediera cuando no estás conmigo – dijo sonriente Ryoko – Braniac está aquí y me encomendó en destruir a la kriptoniana. Si no quieres que te elimine, seas parte de nosotros, juntos controlaremos mundos y dimensiones, tal y como manifestó Braniac ante la Entidad de Integración de Datos -.

–       No tienes sentido lo que dices… – negó Yuki – fuimos creados por la Entidad de Integración de Datos para vigilar y proteger a Suzumiya y a Kyon… La CII invade y manipula los datos suyos que están dañados para empeorarlos y volverte obsoleta cuando cumplas con esas órdenes… -.

–       Te equivocas. Braniac fue quien fortaleció mis datos para que seas más fuerte y ágil que tú Yuki. – dijo Ryoko – Por eso hoy me siento mejor desarrollada – al decir, Ryoko incrustó su espada al cuerpo de Yuki, emitiendo una descarga eléctrica de alto voltaje, dañando gran parte del funcionamiento del humanoide, quien cayó al suelo malherida, emitiendo algunas lágrimas de sus ojos.

–       ¡Yuki! – gritó Kyon desesperado al ver horrorizado el suceso.

Itsuki salió para ayudar a Yuki, pero Ryoko reaccionó ágilmente, propiciando un fuerte golpe al abdomen del joven médium, quien olvidando del dolor retrocedió y paró para concentrar poder de sus dos manos y crear una bola de energía en forma de una pelota para lanzarla y golpearla hacia Ryoko, quien devolvió el ataque con gran rapidez para golpear de frente al joven, quien cayó al suelo inconsciente.

Mikuru y Kyon desesperados corrieron hacia el lugar donde estaba Kara, Ryoko los detuvo y los acorraló en una de las esquinas de la fortaleza.

–       Esta vez no podrán escapar ni salvar sus vidas – dijo Ryoko, quien levantó su mano derecha, expulsando gran cantidad de energía para abrir un portal.

–       Pero ¿qué es esto? – preguntó aterrado Kyon.

Tras abrir el portal, éste comienza en succionar, Mikuru y Kyon se abrazaron, no podían hacer nada. Sin embargo, una resplandeciente luz blanca fue disparada hacia el portal, cerrándolo al instante. Esa luz vino proveniente del lugar donde estaba Kara, quien lanzando sus brazos concentró gran cantidad de energía para disparar, ese disparo tumbó al suelo a una Ryoko sorprendida. Kara recuperaba sus poderes: su cuerpo frágil se fortaleció para volver a ser fuerte y atractivo, el cabello volvió a ser de color rubio y ondulado y el rostro se transformó al de un ángel.

–       Pero si es Kara… está transformada… – dijo sorprendido Kyon al verla.

–       En una hermosa ángel… – complementó sonriente Mikuru – ya recuperó sus poderes… -.

Ryoko se levantó y al ver descuidado a Kyon, atacó de sorpresa, sin embargo Yuki se interpuso para bloquear el ataque, con consecuencias graves para la humanoide, quien estaba casi acabada con poca energía.

–       Deberías apoyarme antes Yuki, pero escogiste un mal camino – dijo Ryoko.

Kyon se enteró de lo sucedido y socorrió a Yuki para poder levantarla.

–       Qué bueno que decidiste sacrificar Kyon – dicho ello Ryoko preparó su espada de su antebrazo derecho.

La luz que cubría a Kara se desvaneció, en ese momento Ryoko decidió en atacar y matar a Kyon, pero una ráfaga de viento detuvo el ataque, dejando inmovilizada al humanoide, Kyon había cerrado sus ojos antes, pero los abrió para ver a la hermosa joven rubia, quien estaba vestida de un vestido diferente, el mismo vestido azul con botas, minifalda y capa de color rojo que vio de aquella superheroína del cómic norteamericano.

–       No permitiré que mates a mis amigos – advirtió la joven, quien al detener la espada filosa con su mano izquierda, no mostraba rastros de sangre, y con esa misma mano apretó a la espada para doblarla de manera fácil.

Ryoko no sabía qué hacer, trató de atacar directamente a la kriptoniana, pero ella las esquivó ágilmente, luego al ver la lentitud de la humanoide, detuvo con sus brazos, dio una zancadilla para que ella cayera el suelo y rápidamente con la palma de su mano derecha golpeó al cien de la cabeza de Ryoko, quien cerró sus ojos.

Kyon se quedó anonadado cuando vio lo sucedido, lo mismo estaba Mikuru, quien sonrió. Kara había recuperado sus poderes por completo, volteó para ver a ambos y al verlos sonrió y caminó hacia ellos para ayudarlos.

–       Gracias a todos, por fin recuperé mis poderes y mi responsabilidad – agradeció Kara.

–       Entonces sí eres Supergirl – dijo sonriente Kyon.

–       Lo soy – respondió sonriente Kara.

Supergirl fue hacia donde estaba Yuki para llevarla en sus brazos hacia un lugar seguro para revitalizarla, después de lograrlo, ayudó en reaccionar a Itsuki.

Minutos después, los cuatro jóvenes de la brigada, tras recuperar de lo sucedido, agradecieron a Supergirl.

–       No, gracias a cada una y a cada uno de la brigada en ayudarme a recuperar lo que soy, ahora sé que cada una y cada uno tiene su propio destino que están en este mundo, por lo tanto aprovechen que estén juntos para cuidarse y ayudarse mutuamente – aconsejó sonriente Supergirl.

–       Gracias Kara – agradeció Itsuki – ahora, ¿cómo regresarás a tu dimensión? -.

Supergirl fue hacia el panel, cogió uno de los cristales, lo incrustó y con ello abrió un portal en forma mágica, luego abrazó a cada una y a cada uno de los jóvenes de la brigada.

–       Nunca los olvidaré, a cada una y a cada uno los quiero, por favor, no se olviden de mí – dijo Supergirl.

–       Un momento, ¿qué pasará con esta fortaleza? – preguntó Kyon.

–       Todo desaparecerá y nosotros volveremos a Japón – respondió Yuki.

–       Así es – asintió Supergirl – todo volverá a la normalidad. Agradezco en que me integraran al grupo y por esta brigada nunca los dejaré de ser integrante de la Brigada S. O. S. -.

–       Gracias a ti Supergirl – agradeció Kyon – estoy seguro que nuestra brigada permanecerá por mucho tiempo -.

–       Se me olvidaba – recordó Supergirl – dile a Haruhi que muchas gracias, me encantó compartir algo con ella, hasta siempre amigos –.

Después de despedir, la joven kriptoniana entró al portal, al entrar, el lugar se iluminó, haciendo que los jóvenes levantaran sus ojos en el apartamento de Yuki.

–       ¿Eso era un sueño? – preguntó Mikuru.

–       No lo es, es real – respondió Yuki.

Kyon se levantó y caminó hacia la ventana del apartamento y sonrió, pensando: “Gracias Kara, estoy seguro que tomaré tu ejemplo… Te deseo lo mejor en su misión, porque verdaderamente eres una chica especial, la más especial de todas las chicas que he conocido, por eso seguirás siendo Supergirl, la protectora de La Tierra”.

 

Escrito el jueves, 28 de febrero de 2013.

Publicado para el Sitio Bagatela, Fanfiction y Wattpad el martes, 30 de julio de 2013.

2 comentarios

Archivado bajo Anime y Manga en Latinoamérica, Cómic, Cuentos y Fanfics

2 Respuestas a “Cuarto Fanfic: LA AMENAZA, Capítulo VII

  1. Pingback: Cuarto Fanfic: La Amenaza (capítulos en proceso) | BLOG BAGATELA

  2. Tomala Ryoko!!! Por pasarte al bando de los malos jajaja.

    Que bien!!! Recupero sus poderes.

    Jor-El tiene razón. Se podría decir que Kara negó su raza al abandonar sus poderes… una decisión que hizo por amor.

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .