Editorial: Matoneo Escolar.


NOTA: Escribo este editotial, porque quiero compartir con todas y con todos los lectores sobre este tema que ha causado conmoción, y por lo cual, quiero manifestar para que tengamos conciencia, no sólo en los colegios y universidades, sino también en las redes sociales, donde es complicado y difícil compartir gustos y conocimientos. Además, escribo esto porque me quedé desmotivado de lo que me sucedió desafortunadamente con el evento del SOFA 2013 que se realizó en CORFERIAS, por lo cual salí triste del evento por no lograr lo que quería hacer y dar a conocer: una actividad de lectura de fanfics, donde recibí pocos interesados de los 80000 asistentes al evento y que no recibí el apoyo, ni de la comunidad de otakus, frikis y geeks, ni tampoco de los organizadores del evento, la única que entendió sobre lo que me pasó era la actriz del doblaje mexicano Cristina Hernández.

Yo, Juan Carlos Quenguan, adminsitrador del Sitio Bagatela, era uno de los mejores estudiantes de bachillerato en el Liceo Julio César García de la Universidad La Gran Colombia (estudié entre 1997 y 2002), de ello, las asignaturas que me iba bien eran: álgebra, física, español e historia. Mis ex compañeros, por su parte, fueron celosos ante mi desempeño y comportamiento, por lo cual decidieron molestarme, sin importar para nada lo que digo o hago, como caso típico de esas molestias, eran: las mentiras, llamar a uno por el apellido, sin saludar, dejando como un completo bobo; de la misma manera recibir cartas para tener una relación sexual, dar toques en la espalda o empujar, para que se escondan o se hagan de inocentes; y es más, que a uno lo tildara de mala persona, insultando con palabras crudas, insultantes y groseras; siendo así, esos actos de intolerancia eran frecuentes de lunes a viernes, como si fuera un juego.

Cuando no aguanté ante esas presiones, de lo anteriormente dicho, no podía defenderme, descuidando mis estudios en los últimos grados de bachiller; a pesar de todo, recibí el respaldo de algunos de mis profesores para poder graduarme de la manera más limpia, en otro sentido, otros profesores no querían que yo me graduara y me consideraron como mala persona que no tendría futuro.

Algún tiempo después, todo lo que era como persona generosa, buen compañero y con buen genio, cariñoso y comprensible; se perdió por consecuencia de ese famoso bulling ó matoneo escolar. Actualmente, soy una persona encerrada de mí mismo, poco sociable y de un mal genio; en ese sentido, me considero como la persona con una mala actitud ante las amistades, en otros términos, como alguien que no tiene esperanza, para estar vetado por grupos, comunidades (especialmente en las redes sociales) y hasta posiblemente por la misma sociedad.

No obstante, cuando veía noticias por la internet, supe lo que era el término bulling ó matoneo, como una conducta negativa, agresiva, humillante, que amenaza o incita a la violencia o cualquier manera de maltrato psicológico, verbal o físico contra un estudiante escolar, por parte de uno o más estudiantes, igualmente de un profesor, con quienes mantiene una relación desigual, que se presenta de forma reiterada o a lo largo de un tiempo determinado; con ese mismo propósito, existe otro término que hoy día se usa por las nuevas generaciones de estudiantes escolares en las TIC, denominada ciberbulling ó ciberacoso, como tipo de agresión psicológica en la que se usan teléfonos celulares, Internet y juegos en línea para enviar o publicar mensajes, correos, imágenes o videos, de manera anónima o apodo, con el fin de molestar e insultar a otra persona.

De ahí en adelante, supe sobre los causales de matoneo escolar, que ahora es permanente y más dañino, conllevando a persecuciones, amenazas y actos de muerte, sea por parte del acosado o del acosador. Inicialmente, una de las causas es el hecho de los comportamientos de cada una y cada uno de los estudiantes, dado que, en los primeros días de clase se lleven bien, al paso de los días y semanas, se definen a los líderes naturales quienes van a ser los que mandan en el salón, independiente si sean monitores o representantes del curso; por otro lado definen a los más estudiosos y aplicados, tildados por los demás como nerds, ya que son sabios, tienen buena conducta y son solidarios con los demás ( yo estaba dentro de esa clase de estudiantes estudiosos), así las cosas puedo decir que los líderes naturales llevan el lado negativo para convertirse en acosadores, y los estudiosos que se convierten en acosados.

A su vez, otra de las causas es el débil sistema educativo en Colombia y las metodologías que realizan los profesores, de tal manera, los profesores tienen problemas de actitud y de vocación. Por este motivo, el problema de los docentes es de amor, de pasión por las materias y asignaturas que imparten, por su parte, el problema de los estudiantes es que ellos predominan el inmediatismo, el facilismo, la falta de hábitos y la falta de concentración. En este sentido, cojo las palabras que dio el coordinador de las pruebas Pisa para Colombia, quien dijo sobre la educación actual en Colombia: “Es necesario que la profesión docente sea agradable para los maestros, pues cuando tienes docentes comprometidos, que apoyan a sus alumnos de forma permanente, no habrá violencia”.

Desde luego, otra de las causas del matoneo son las relaciones sexuales tempranas, sea entre los mismos estudiantes ó de los profesores a las señoritas, debido a ello, resulte los embarazos tempranos y no deseados de las jóvenes, generando en muchas ocasiones, abandonos durante el periodo escolar y, a su vez, las y los adolescentes que estén desertados del colegio nunca van a tener acceso a los beneficios que puede establecer, sea de la institución educativa privada o pública.

De tal manera que, al ver estas causas, recientemente el gobierno del presidente Juan Manuel Santos sancionó la ley 1620 de 2013, más conocida como ley para prevenir el matoneo escolar, del cual el mandatario señaló que se debe hacer un esfuerzo especial para prevenir que más adolescentes abandonen sus estudios por esa causa y para que, además, no sean víctimas de violencia escolar o sexual. Además, existe en internet sitios y portales web para denunciar, no solo hacia las intimidaciones y matoneo escolar, sino también hacia el ciberacoso, como son: En TIC Confío, Te Protejo y el Centro Cibernético Policial.

Para concluir, sé que estos esfuerzos por parte del gobierno colombiano y de instituciones comprometidas por la educación y los valores son de vital importancia, pero supongamos que, uno recibió malos tratos, sea de compañeros de clase o de profesores por diferentes razones, dado que, lo intimiden para no decir la verdad, acusándolo de “sapo”, o supuesto que lo amenacen, sea para perder el año, o en casos extremos, dañar a la familia, ¿uno tiene la suficiente valentía para denunciar a esas personas y estar a salvo del matoneo escolar?, o en realidad ¿será la siguiente víctima de un asesinato moral o física que lo deja muerto?, por último ¿qué secuelas dejará para el acosado de por vida? ¿Qué oportunidades tendrá para salir hacia adelante?

Digan lo que digan las personas que me quieren insultar, es mi artículo y es lo que quiero manifestar, por eso es una bagatela.

13 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Controversia, Cultura Colombiana, Debates, Denuncias, Editorial Bagatela, Educación, Grupos, Internet, Investigaciones, Noticias y artículos, Organizaciones, Redes Sociales

13 Respuestas a “Editorial: Matoneo Escolar.

  1. Hola Juan Carlos, ciertamente el matoneo es algo que a pesar de los esfuerzos de instituciones y agremiaciones sigue aumentando, casi todas las personas dedicadas al estudio y que no se dejan llevar de la mayoría son acosados, sin embargo, no hay que desanimarse creéme que aunque sea una sola gota, esta hará la diferencia.

  2. muy cierto lo q nos cuentas y si en toda sociedad pasa, siempre hay q lograr sobresalir no importanto las dificultades, yo tuve q afrontar algo aprecido ya q era en la secudaria alumno becado por deporte y sobresalir mucho me hizo tener muchas invidias y rechasos pero eso me hizo mas fuerte para seguir y gracas a Dios me gradue y ahora miro el pasado como una gran experiencia y fortaleza.

  3. No solo es deber de los padres guiar a sus hijos para evitar estas barbaridades, los profesores también deben colaborar y participar mientras los niños están a su cargo.

  4. estoy impreisionada respecto a este articulo sin embargo yo no pase por el manoteo pero si me ignoran aun en la universidad por ser otaku y yo soy la envidia de muuuuuchos por ser inteligente y me e ganado el respeto de los maestros sin embargo yo solo digo Dattebayo!!!! y si los padres deben tener mas comunicacoion con los hijos para que se pueda avitar estas situaciones (bulling) q aun existe en nuestra sociedad…

  5. Leí todo, de principio a fin tu Artículo.
    Me parece injusto que te hayan maltratado en el pasado, me parece injusto que nadie te haya ayudado, me parece injusto que te hayan dejado sólo, que no te hayan dejado la oportunidad de seguir con tu futuro, estudiando y siendo un buen ejemplo. TRISTE, me puse mal al leérlo. Y la verdad, que tenés toda la razón del mundo Juan. Ahora mismo compartiré este clarísimo ejemplo de “Bullying”, para que sepan qué se siente realmente pasar por éstos malos momentos de tristeza, enojos y pena. MUY INTERESANTE el artículo, lo comparto Juan. Saludos. e.e

  6. A veeeer…Yo también soy del Liceo Julio césar.Terminé varios años antes que tú. ¿ Te cuento ? Sufrí también un bullyng tenaz. Siempre fui el mejor de mi clase. El más pilo. Pero no sufrí matoneo por eso. Curiosamente, era muy valorado el ser inteligente . Por que habían personas Super sociales…y muy buenas en el estudio. Sufrí bullyng por que era muy tímido ( lo sigo siendo ). Y además por que físicamente tenía unas características que fueron aprovechadas para burlarse. Creo que esto sucedió como desde 8ª hasta 11. Entraba al salón y llegaban los apodos, los sobrenombres…Al principio, no fue la gran cosa, pero en poco tiempo, fue asfixiante.

    Los que se burlaban, lo empezaron a hacer más seguido ( para lucirse con los demás, eso lo sé ). Y los que no…apoyaban ese matoneo con risas y con la celebración de cada ocurrencia.
    Sinceramente, no sabía como manejar la situación. No quería ser considerado “sapo”. Y no le contaba a nadie. Pero tampoco sabía como defenderme. Hoy por hoy mi familia aún no sabe lo que fue ese infierno.
    Llegó al punto que el domingo en la noche, era una pesadilla. Por el hecho de pensar en entrar el lunes. Llegó al punto, de contar los días que faltaban para el fin de semana. Llegó el punto, en que en el descanso…me encerraba en el baño. Por que tampoco NADIE COMPARTÍA CONMIGO. Burlas y burlas y burlas. Hasta que en un mes de agosto, estando en el grado 11. No aguante más.No me bajé del bus. Y dejé que este, me llevara hasta el paradero. No fui a clase ese día. Hice lo mismo al día siguiente. Al siguiente… así duré como dos meses. Dando vueltas por ahí. Y llegando a casa a la hora regular. Cuando mi familia se enteró ( INEVITABLE ) lo atribuyeron a rebeldía y demás. Jamás supieron que era por matoneo. Es que era…vergonzoso.
    No terminé 11. No fui capaz. Dejé de ir. Años después, validé. ¿ Pero sabes una cosa ? Hoy siendo adulto. Siento que algo me falto…tengo aún hoy de adulto, la sensación de que me perdí de algo. No tuve las relaciones interpersonales positivas ( los amigos ) que debí tener como muchacho. No fui a la fiesta de grado ( siendo un recuerdo tan bonito para un bachiller). No pude experimentar esa recocha sana, con amigos. Te lo vuelvo a decir: Mi bachillerato fue un infierno. No sé como no lloré en esos años. ¿ Sabes qué me molesta hoy ? QUE EN EL LICEO JULIO CESÁR GARCÍA no hicieron NADA. Ni los profesores, ni una psicóloga que había por ahí ( si mal no recuerdo ). Es decir : Era evidente la situación. Y creo que LOS MISMOS DOCENTES NO SABÍAN QUE HACER EN CASO DE BULLYNG. Aunque no se le llamara de esa manera, en la época. Y simplemente no hacían nada. Me molesta pensar que quizás hoy ( espero que no ) se sigan presentando situaciones similares y no se tomen las medidas de protección y educación que se necesitan. ¿ Se estará apoyando a los muchachos ? ¿ Se les educará en ese aspecto ? ¿ Los docentes harán hoy, tantos años después, algo ? Por mis compañeros, el día de hoy…siento un gran cariño jajajaja ( paradójico ) Aunque no me hablo con ninguno. Desde ese agosto jajaja. Por que sé que no fueron más que actos estúpidos. Y sé que no eran conscientes del gran daño que hacían. Pero igual hicieron daño. Estar rencoroso con ellos, sería amargarme y nada que ver. Ellos ya no importan. No son parte de mi vida. Y sé que hoy son buenas personas. Lo que me preocupa es cómo afectó mi personalidad. ¿ Cómo hubieran sido las cosas, en un ambiente positivo ? Bueno… no te aburro más….quería desahogarme…. Te mando un gran saludo en la distancia, mi compañero de liceo.

    Posdata: Oye, está interesante eso del fanfics…yo soy un gran aficionado al cómic ( tipo DC)

    • Pedro Nell, agradezco mucho su experiencia y en verdad lamento lo que te ha pasado, en mi caso fue algo diferente, porque los profesores que me acompañaban en el Liceo si me apoyaron y si me ayudaron, aunque no todos, porque como dije antes, hubo algunos que quisieron sacar partido para molestarme, y luego, en el término de mi bachillerato, esos profesores que me moelstaban comenzaron en desearme mal para que no saliera en adelante, eso es injusto aspra mí, y comaprto plenamente con lo que has vivido, en verdad le agradezco sinceramente su opinión y su vivencia.

      Con respecto a los fanfics, espero que hayas podido leer todos, ya que he escrito hasta ahora 4 fanfics, que por ahora, estoy realizando nuevas correcciones de redacción a cada capítulos de cada fanfic, compilados en la sección de CREACIONES ART´SITICAS, en este lñink, si no es molestia, gracias: http://sitiobagatela.blogspot.com/p/creaciones-artisticas.html

  7. Reblogueó esto en InnerMagicy comentado:

    El acoso escolar, en redes sociales, en el trabajo o en universidades, solo devela una salud mental colombiana en crisis. La agresividad nos muestra el estado de asecho y defensa en que vivmos, de total desconfianza, de critica sin participacion real del problema, de superficialidad, de opinar sin investigar, de aislar a otros y buscar identidad.

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .