Inicio » Actualidad » Santos en 2016: entre la paz, la economía y la política (desde Razón Pública)

Santos en 2016: entre la paz, la economía y la política (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Santos en 2016: entre la paz, la economía y la política

En este año el presidente Santos enfrentará un complejo conjunto de desafíos, en un entorno marcado por las dificultades fiscales y las tensiones políticas producidas por las estrecheces económicas, los escándalos de corrupción y los problemas asociados con el relevo o la continuidad de los presidentes en ejercicio.

Casi llegando a la mitad de su segundo período, los asuntos que desvelan al mandatario en este momento son la paz, la economía y la política, tres ámbitos que ha de atender en forma simultánea, pero que obedecen a condiciones, sectores y decisiones muy distintos.

Estos tres ámbitos podrían tanto ordenarse en un círculo virtuoso que fortalezca un camino positivo y favorable para la sociedad colombiana, pero también podrían entremezclarse en un círculo vicioso que precipite tensiones, provoque contradicciones y lleve a una sin salida.

Antes de examinar cada ámbito conviene señalar que para Santos ha sido común trabajar de modo simultáneo en varios asuntos críticos. Sus dos gobiernos se han caracterizado por esto y hasta el momento ha logrado mantener en curso una agenda amplia, ambiciosa, exigente y, en muchos aspectos, incluso contradictoria, sin tener que fijar un único perfil.

Por eso mismo, al hacer un balance de su gestión debe decirse que, a diferencia de su antecesor, el actual mandatario ha tratado de quedar bien con todo el mundo. Santos se la ha jugado por la paz, las víctimas y los derechos, mientras apunta a cambiar la imagen y la agenda de una Colombia próspera, moderna, de la que conflicto y narcotráfico no sean los referentes obligatorios.

Santos encarna la tensión que atraviesa la Constitución de 1991 entre derechos y economía de mercado, y dentro de esta tensión ha navegado de una manera hábil y prolongada. Curiosamente, nadie le ha indicado que no parece posible avanzar al tiempo en estos dos sentidos opuestos o, al menos, le ha precisado cuál debe estar primero.

Si se revisan sus planes de gobierno y su agenda política, podría verse que Juan Manuel Santos ha apostado en varios terrenos, y ha ganado y perdido indistintamente. Tres rasgos lo han definido:

• Un reformismo amplio pero pando,

• La capacidad de mantener una amplísima coalición de gobierno y de gestionar diferencias y rupturas con relativo éxito, y

• Un buen desempeño económico y en algunas cifras sociales que, sin embargo, la ciudadanía en general no le reconoce.

Todo esto sumado a una extraña mezcla de tecnocracia aristocrática que, en reacción a lo que significó el uribismo, a veces amenaza con devolvernos a tiempos anteriores a la Regeneración del siglo XIX.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://www.razonpublica.com/index.php/conflicto-drogas-y-paz-temas-30/9141-santos-en-2016-entre-la-paz,-la-econom%C3%ADa-y-la-pol%C3%ADtica.html

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s