Inicio » Biografías » Diario de un héroe y su caballo de acero (desde Radio Nacional de Colombia)

Diario de un héroe y su caballo de acero (desde Radio Nacional de Colombia)


Desde Radio Nacional de Colombia publican el siguiente artículo:

Diario de un héroe y su caballo de acero

Considerado por muchos expertos como el mejor ciclista, o incluso, el más completo que ha tenido Colombia, Martín Emilio ‘Chochise’ Rodríguez es y será una de las grandes leyendas de este deporte. A sus 74 años continúa representando el coraje, la audacia y la nobleza de una verdadera gloria del ciclismo colombiano, ícono de los años sesenta y setenta.

Sus destacadas participaciones en diferentes ediciones de la Vuelta a Colombia, le permitieron coronarse cuatro veces campeón de esta competencia (1963, 1964, 1966 y 1967); sin contar toda una serie de victorias a nivel nacional e internacional. Campeón del Cásico RCN (1963), ganador de las etapas 15 y 19 del Giro de Italia (1973 y 1975, respectivamente) y Campeón del Mundo en los 4.000 metros persecución individual de ciclismo en pista (1971), son algunos de los títulos que obtuvo y que lo catalogan como el gran ciclista de todos los tiempos.

En diálogo con Radio Nacional de Colombia, ‘Cochise’ recordó su primera participación en la Vuelta a Colombia, aquel 27 de mayo de 1961 la competencia partía en Bogotá. Allí en calles capitalinas, empezaba a dar los primeros pedalazos para escribir una historia de miles de kilómetros en carreteras y pistas de Colombia y el mundo.

Las condiciones en esa época eran muy diferentes, como verdaderos guerreros en sus caballos de acero, los pedalistas libraban una verdadera batalla por llegar al podio.

“La Vuelta a Colombia que nos tocó era más larga, era más kilometraje, eran casi 3.000 kilómetros ahora son 1.600 si acaso. Había partes en que nos tocaba por quedradas que había que pasar con la bicicleta al hombro, la vestimenta, el andamiaje de la Vuelta a Colombia ha sido muy distinto. Hoy en día las bicicletas son más livianas”, comenta.

Martín Emilio recuerda en tono jocoso, cómo los españoles, que dominaban bien la bicicleta, de pronto subiendo en puntos empinados como Ríosucio (Caldas) se pegaban de la cola de un caballo para avanzar. “Había algún labriego que salía a ver la carrera y el ciclista aprovechaba y se pegaba de la cola”.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Radio Nacional de Colombia: http://www.radionacional.co/noticia/vueltacol2016/diario-guerrero-su-caballo-acero

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s