Inicio » Colombia » El legado de Gabriel García Márquez: cenizas sobre el mar (desde Razón Pública)

El legado de Gabriel García Márquez: cenizas sobre el mar (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

El legado de Gabriel García Márquez: cenizas sobre el mar

Las cenizas de Gabriel García Márquez reposarán a partir de ahora en Cartagena, en el Claustro de La Merced, actual edificio de posgrados de la Universidad de Cartagena. En el edificio se ha construido un mausoleo con un busto del escritor, y se espera que el antiguo convento se convierta en un lugar turístico más entre los circuitos de la muy visitada Cartagena de Indias.

No es la primera vez que la memoria de un escritor se usa como atractivo turístico para una ciudad. Muy conocidos son en Dublín los tures del Blomsday que se hacen cada año para reproducir las acciones de la novela Ulises de James Joyce, y muy visitadas son las casas-museo donde vivió Pablo Neruda en Santiago, Valparaíso e Isla Negra, en Chile, donde el turista puede encontrar desde objetos personales del poeta hasta suvenires coleccionables.

Nada se opone a que Colombia haga lo mismo con su celebridad más universal, y parece que Cartagena ha ganado el concurso para quedarse con la sede del “realismo mágico” y explotarlo comercialmente. Ni Aracataca, donde el peregrino del culto garciamarqueano no puede a veces ni encontrar agua para lavar sus pies, ni Bogotá, donde las mariposas amarillas mueren por la contaminación vehicular, han podido consolidar rentables proyectos de turismo de proyección internacional en torno a García Márquez.

Cartagena, por el contrario, no solo cuenta con recorridos que evocan las escenas de algunas de las novelas ambientadas en esta ciudad, sino que tiene el prestigio de haber sido elegida por el propio Gabo para ser la sede de su escuela de periodismo y el lugar de emplazamiento de su casa más querida. Y el mausoleo y la cátedra sobre García Márquez que abrirá la Universidad de Cartagena vienen a sumar nuevas atracciones a este bazar literario.

En este tema no hay que llamarse a engaños. No se está hablando de una divulgación reflexiva de su pensamiento ni de una comprensión más profunda de su obra. Estamos hablando de mercadeo turístico puro y duro, únicamente destinado a que más personas viajen a Colombia e incentiven la economía con sus compras de recuerdos y chucherías (y, tal vez, también se animen a leer algunas de sus páginas).

Si el país tuvo entre sus hijos a uno que significó tanto para tanta gente, no es reprochable que lo use ahora como anzuelo para atraer entusiastas de todo el mundo, siempre y cuando eso no signifique una deformación exagerada de su personalidad ni una simplificación complaciente de su literatura.

Con la decisión de traer los restos del escritor a su país de origen, su familia también parece estar haciendo un acto de equilibrio político después de que poco tiempo después de su muerte el país se escandalizara (puerilmente como en todos nuestros escándalos) por la noticia de la venta de sus archivos personales a la Universidad de Texas.

A pesar de que la sola idea de un destino tan glorioso como el que tuvo, hubiera hecho reír al García Márquez de 21 años que llegó por primera vez a Cartagena, es un hecho que el destino le deparó el extraño sino de convertirse en uno más de los símbolos patrios que se enumeran entre las posesiones de la Mamá Grande:

“(…) los derechos del hombre, las libertades ciudadanas, el primer magistrado, la segunda instancia, el tercer debate, las cartas de recomendación, las constancias históricas, las elecciones libres, las reinas de la belleza, los discursos trascendentales, las grandiosas manifestaciones, las distinguidas señoritas, los correctos caballeros, los pundonorosos militares, su señoría ilustrísima, la corte suprema de justicia, los artículos de prohibida importación, las damas liberales, el problema de la carne, la pureza del lenguaje, los ejemplos para el mundo (…)”.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://razonpublica.com/index.php/cultura/9455-el-legado-de-gabriel-garc%C3%ADa-m%C3%A1rquez-cenizas-sobre-el-mar.html

Anuncios

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s