Inicio » Colombia » El libro de Fernando González que sigue vigente cien años después (desde El Colombiano)

El libro de Fernando González que sigue vigente cien años después (desde El Colombiano)


Desde El Colombiano publican el siguiente artículo:

El libro de Fernando González que sigue vigente cien años después

A Fernando González no le gustaba la vejez. En uno de sus poemas, de los muchos que escribió, titulado Vejez, incluido en la revista Antioquia, dijo:

Triste equivale a viejo:/ inútilmente pasan las horas;/ metal sin eco, campana rota,/ vaso con fisura/ es el cuerpo viejo(…)

Hay cansancio, y cansancio de viejo:/ aquel, hasta cosquillas hace de gusto./ Y hay tristeza y hay mil cosas,/ pero solo hay una vejez,/ asquerosa,/ lo único asqueroso y lo único infernal (…).

Por eso, uno de los más reconocidos estudiosos de su obra, Ernesto Ochoa Moreno, cree que el título Pensamientos de un viejo encierra una paradoja. Además, porque alude a los pensamientos del joven González, publicados cuando él tenía 21 años y concebidos en plena adolescencia.

Y habría que decir que, más que en un sentido cronológico, la vejez que odiaba el escritor era la vejez espiritual. Y si una de las características intrínsecas de la juventud es la rebeldía, él lo fue hasta su muerte. Rebelde y vivencial, que no quería experimentar nada por cabeza ajena, por teorías de otro.

“A Fernando González, lo viejo lo enfermaba, lo viejo le olía a malo —ratifica Ochoa Moreno—. Por eso yo tengo una hipótesis: creo que fue alguien más quien le dijo a González, al conocer el manuscrito de ese libro: “esos son pensamientos de un viejo”. A él le causó gracia y lo dejó así, porque sabía que era muy acertado para la época y muy perturbador para el lector. Pero eso es algo que yo me imagino, que no he comprobado jamás, pero me saboreo pensándolo en soledad”.

En 2016 se celebra uno de los cumpleaños más importantes de la literatura colombiana, doble por demás: la publicación de Pensamientos de un viejo, el primer libro del filósofo de la autenticidad —había escrito ya El derecho a no obedecer, su tesis de grado, pero este no sería publicado sino hasta 1919, con el título Una tesis—, y de haber creado otro, El payaso interior.

Este lo dejó sin publicar y, al parecer, él mismo destruyó en parte. Sin embargo, después de esculcar en las libretas de carnicero en que escribía el pensador envigadeño, se encontró el tomo segundo y el fondo editorial Eafit lo editó entonces.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de El Colombiano: http://www.elcolombiano.com/cultura/libro-pensamientos-de-un-viejo-de-fernando-gonzalez-sigue-vigente-cien-anos-despues-AH4485310

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s