Inicio » Actualidad » Artritis, la enfermedad que impacta mucho más que una articulación

Artritis, la enfermedad que impacta mucho más que una articulación


Artritis, una enfermedad que impacta mucho más que una articulación

  • La prevalencia a nivel mundial de la artritis reumatoide oscila entre el 0.3% y el 1% de la población adulta.
  • En América Latina entre el 0.2% y el 2.8% pueden presentar AR.
  • Por cada hombre con artritis reumatoide hay 3 mujeres que son diagnosticadas.
  • La enfermedad suele iniciar entre los 25 y los 50 años.

La artritis reumatoide afecta aproximadamente 1 de cada 100 personas siendo similar en todo el mundo y todas las razas. Se presenta con mayor frecuencia en mujeres entre 20 y 50 años, aunque también existen casos de artritis juvenil. El riesgo de presentar la enfermedad aumenta con la edad y con la prevalencia familiar de la enfermedad.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmunológico del cuerpo se ataca a sí mismo, es decir que ataca al tejido sano, provocando inflamación en el revestimiento de las articulaciones. Esta enfermedad también puede afectar otros órganos y causar graves dificultades cardiovasculares, dermatológicas, neurológicas, respiratorias, vasculares y oftálmicas.

Esta patología ha sido considerada como una enfermedad progresiva e incapacitante; en los últimos años se ha determinado su impacto al sistema de salud en términos de costos directos, que corresponden a atención médica, procedimientos quirúrgicos, hospitalizaciones y tratamientos, y costos indirectos que hacen alusión a la pérdida de productividad del paciente y su cuidador; y todo lo relacionado con el deterioro en la calidad de vida, problemáticas que ha ubicado a esta patología como una enfermedad de alto costo.

Recientemente la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), ha aprobado nuevos fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARMES), para el tratamiento de la artritis reumatoide, que a diferencia de los agentes biológicos tradicionales, se pueden administrar oralmente, y no solo mejoran significativamente la calidad de vida de los pacientes con altos estándares de seguridad y eficacia, sino que a la vez reducen los costos directos e indirectos de la enfermedad.

Síntomas de la AR

Esta enfermedad afecta generalmente las articulaciones en ambos lados del cuerpo en igual intensidad, presentando síntomas como:

  • Rigidez matutina
  • Cansancio y fatiga
  • Calor, sensibilidad y ardor en las articulaciones
  • Dolor en la misma articulación en ambos lados del cuerpo (muñecas, rodillas, dedos de las manos y los tobillos)
  • Pérdida del movimiento
  • Deformidad en las zonas afectadas
  • Resequedad en ojos y boca
  • Entumecimiento y hormigueo en las manos y los pies

Estos síntomas se desarrollan durante meses y el diagnóstico puede tardar varios años. Por esta razón es de vital importancia que las personas que presenten algunos de estos síntomas acudan al médico para obtener un diagnóstico oportuno y de igual manera una terapia que evite la progresión de la enfermedad.

Especialistas

El reumatólogo es el especialista que debe liderar el tratamiento de una persona diagnosticada con AR. Sin embargo, puede acompañarse de otras especialidades como:

  • Fisioterapeutas
  • Enfermeras
  • Psicólogos
  • Cirujanos ortopédicos
  • Trabajadores sociales

Tratamientos

  • Analgésicos: alivian el dolor
  • Antiinflamatorios: alivian el dolor y combaten la inflamación
  • Corticosteroides: suelen administrarse en combinación con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad o con agentes biológicos y no deben considerarse la una única forma de tratamiento farmacológico contra la AR.
  • Fármacos antirreumáticos: pueden controlar la enfermedad y prevenir la deformidad y la discapacidad.
  • Medicamentos biológicos: actúan directamente en el sistema inmunológico para contrarrestar la enfermedad.
  • Terapias orales: mejoran la respuesta inmunológica del organismo, son seguros y eficaces y se pueden administrar con mayor facilidad.
  • Si el daño en las articulaciones es mayor, su médico podría sugerirle el reemplazo total de la articulación.
Leidy Martínez
Tel: 321 3240190

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s