Inicio » Actualidad » Fútbol femenino en Colombia: una conquista que promete más goles (desde Razón Pública)

Fútbol femenino en Colombia: una conquista que promete más goles (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Fútbol femenino en Colombia: una conquista que promete más goles

La inauguración de la liga profesional de fútbol femenino en Colombia país debe entenderse en dos sentidos:

  • Como una lucha histórica de las mujeres a quienes desde el origen del fútbol se les impidió jugarlo –incluso por ley, como ocurrió en Brasil– por un sinfín de razones que se resumen en dos argumentos: la ofensa a la moral pública y el poner en peligro la procreación de la especie.
  • Como uno de los casos donde el deporte sirve como espacio privilegiado para reivindicar ciertas luchas sociales, entre las cuales se destacan las que libran dos poblaciones tradicionalmente discriminadas: los afrodescendientes y las mujeres.

El protagonismo de los afrodescendientes en el deporte es tan marcado que sirvió de base a una representación social que les atribuye cualidades biológicas (juegan bien porque son negros) en lugar de admitir que tal capacidad atlética es más resultado de la discriminación y de la respuesta política del grupo afectado que de la naturaleza. El deporte es quizá la mejor herramienta de la lucha afro: cada triunfo deportivo es también una victoria política.

Paralela a esa lucha racial avanza la reivindicación de género, que desafía al deporte como un asunto de hombres para hombres. Este postulado -consecuencia de la fuerza consuetudinaria del sistema patriarcal- relegó a las mujeres a ser espectadoras o a ser parte de la recompensa de los campeones que disfrutan de sus besos en las ceremonias de premiación, como todavía pasa en el ciclismo.

La naturalización del deporte como actividad masculina correspondía a lo que sigue ocurriendo con la sociedad en general: las posiciones sociales y las relaciones de poder se establecían en virtud del género (y también de lo étnico). Había cargos y roles exclusivamente para hombres y para mujeres. Ser presidente de una república, sacerdote y futbolista eran posibilidades prohibidas para las mujeres. De hecho, las dos primeras prohibiciones siguen vigentes en el mundo.

Por eso la existencia de cada mujer deportista es un logro para aplaudir. Es fruto de una lucha ganada contra el poder cotidiano, contra el sistema social establecido. Esto es particularmente meritorio en disciplinas deportivas tradicionalmente masculinas, como los deportes de contacto (entre ellos el boxeo) y el fútbol. Basta ser niña e intentar convencer a los padres de querer practicar alguno de esos deportes para sentir el peso de la sanción social expresada en prejuicios lapidarios como: “mujer que juega fútbol es lesbiana o marimacho”.

En este contexto de dominación masculina, donde se ejerce violencia real y simbólica contra las mujeres que se atreven a practicar ciertos deportes –pues está claro que disciplinas como la gimnasia y el voleibol escapan de ese estigma–, emerge el fútbol femenino que ha tenido un desarrollo sobresaliente en sociedades donde el fútbol masculino no es tan importante, como Estados Unidos, Canadá, Noruega, Suecia y China.

En Estados Unidos, por ejemplo, el fútbol soccer es todavía considerado “cosa de mujeres y de inmigrantes latinos”, lo cual refleja la condición periférica en la que se encuentra. Y esta condición se expresa incluso en la diferencia del trato que la propia FIFA da al fútbol femenino en relación con el masculino. Los calendarios, los horarios de los juegos y las condiciones de las canchas –las mujeres, por ejemplo, han jugado mundiales en césped sintético– aún parecen un complemento, un añadido, para el establishment masculino del balompié.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://www.razonpublica.com/index.php/cultura/10384-f%C3%BAtbol-femenino-en-colombia-una-conquista-que-promete-m%C3%A1s-goles.html

Anuncios

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s