Inicio » Actualidad » Hiroki Fukunaga, el defensor de los ryokanes: “La cultura es el bien más preciado que tiene Japón” (desde Expansión)

Hiroki Fukunaga, el defensor de los ryokanes: “La cultura es el bien más preciado que tiene Japón” (desde Expansión)


Desde Expansión publican la siguiente entrevista:

Hiroki Fukunaga, el defensor de los ryokanes: “La cultura es el bien más preciado que tiene Japón”

Hiroki Fukunaga fundó en 2014 la prestigiosa asociación The Ryokan Collection. Su objetivo: preservar las tradiciones japonesas de hospitalidad y dar a conocer fuera de su país los “ryokanes”, alojamientos tradicionales.

Omotenashi. El término saldrá varias veces a lo largo de una cita que se prolongará durante dos tardes en diferentes lugares de Tokio. La primera vez que lo oí fue cuando la ciudad arrebató a Madrid la candidatura para albergar los Juegos Olímpicos de 2020. Omotenashi, el refinado arte de recibir de los japoneses, fue uno de los factores que inclinó la balanza en favor de la capital nipona. La palabra ocupó titulares en la prensa occidental, que trataba así de desentrañar las claves de esta “arma secreta” que otorgó a Tokio por segunda vez la condición de sede olímpica y al país un feliz aliento tras esa especie de conmoción nacional que supuso la tragedia de Fukushima.

Omotenashi, mon amour, llegó en un momento muy oportuno. “Es una palabra difícil de traducir, va más allá de la filosofía de la hospitalidad en el sentido occidental tradicional. Está más conectada con el deseo profundo de un anfitrión de que su huésped se sienta feliz”. Hiroki Fukunaga (Hyogo, 9 de mayo de 1970), habla con conocimiento de causa. Involucrado en hostelería desde su juventud, fue su “amor” por este refinado y respetuoso arte de recibir íntimamente ligado a la cultura de su país, lo que le llevó hace unos años a fundar The Ryokan Collection, una asociación que engloba por primera vez algunos de los mejores alojamientos de carácter tradicional de Japón.

P: Para quien no esté familiarizado con los “ryokanes”, ¿podría explicarnos sus rasgos esenciales?

R: Desde hace más de 1.300 años, las posadas tradicionales japonesas han mantenido el espíritu del omotenashi. La mayoría son establecimientos familiares con pocas habitaciones. Están estrechamente unidos con la sensibilidad japonesa hacia la naturaleza, hacia la vivencia de las peculiaridades de cada estación del año y hacia los placeres gastronómicos. Pero quizá lo más característico es el clima de respeto mutuo que se establece entre el huésped y el anfitrión y que crea un ambiente muy especial que tal vez no se da en ninguna otra cultura de la hospitalidad del mundo.

Su origen se relaciona con las humildes casas de descanso que los monjes budistas ofrecían a los peregrinos, especialmente entre Tokio y Kioto, muchos surgidos a mediados del siglo XVIII. Entre Edo (Tokio) y Kioto surgió por entonces una gran demanda de alojamiento dado el gran número de personas que se trasladaban entre ambos lugares. Por eso es ahí donde se encuentran la mayoría de los ryokanes. También porque es una zona de abundantes aguas termales y muchos ryokanes se levantaron en sitios donde los huéspedes pudieran disfrutar de los beneficios de estas aguas.

P: Su trayectoria profesional ha estado más bien ligada a grandes cadenas internacionales. ¿Cómo surgió su idea de crear la asociación de “ryokanes”?

R: Siempre quise trabajar en hostelería. Me gustaba la idea de tratar con huéspedes. Con 18 años entré de botones en un hotel. Primero Tokio, luego Londres y más tarde Singapur. En esta ciudad compaginé mi trabajo con los estudios universitarios de hostelería y márketing. Durante años trabajé para Forte y Meridien. En una ocasión tuve que organizar un evento para los directores de estos hoteles en Japón, todos ellos occidentales. Decidí hacer algo diferente y les llevé a un ryokan cerca de Tokio. Durante dos días disfrutaron de la esencia del omotenashi, se bañaron en los onsen [aguas termales], cenaron kaiseki [picoteo que se sirve con la ceremonia del té], se vistieron con yukatas [más ligero que un kimono]. Fue un gran ejercicio de teambuilding y regresaron impresionados con el nivel de servicio y con las tradiciones japonesas sobre hospitalidad. A pesar de que muchos eran directores de algunos de los mejores hoteles del país, no lo conocían y les impresionó muy gratamente. Y ahí es donde pensé en mi proyecto, en que merecía la pena apostar por los ryokanes y darlos a conocer.

Para leer completa esta entrevista, pueden ir al enlace de Expresión: http://www.expansion.com/fueradeserie/personajes/2017/07/17/596760d722601de05b8b464b.html

Anuncios

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s