Estudiantes de la Universidad EAN ‘calientan’ a los habitantes en una zona de páramo


Estudiantes de la Universidad EAN están calentando hogares y transformado la vida de habitantes de páramo

Gracias a la construcción de muros trombe y marquesinas, liderada por estudiantes de la Universidad EAN, se están calentando varias viviendas de una vereda de Guatavita. Mediante un sistema de calefacción que aprovecha la energía solar, se logra elevar la temperatura.

La vereda Monquentiva se ha convertido en un laboratorio para el proyecto ‘Calor de hogar’. Mientras los estudiantes aplican en el territorio los conocimientos que han aprendido en las aulas, los pobladores de la zona, considerada páramo, se han beneficiado.

La iniciativa espera, en una fase posterior, conectar a la comunidad con emprendimientos sostenibles para que pueda hacer la transición a una actividad económica diferente a la ganadería, debido a la legislación que prohíbe esta actividad en zonas de páramo.

David Felipe Rodríguez es un estudiante de Ingeniería en Energías que, junto con varios compañeros y docentes de la Universidad EAN, le está cambiando la vida a una comunidad en el corazón de Cundinamarca, por medio de un proyecto inspirador. Se trata de ‘Calor de hogar’, iniciativa institucional liderada por este joven de 24 años, cuyo objetivo es promover el uso eficiente de la energía como foco de desarrollo sostenible para una comunidad campesina.

“Estamos proporcionando calor a 19 viviendas mediante la construcción de marquesinas y muros trombe, estructuras que aprovechan la inagotable y renovable energía solar”, explica el EANista.

Los muros trombe se componen de una base elaborada con materiales como piedras volcánicas, hormigón y un vidrio que se ubica a 70° de inclinación para acumular calor. “Los rayos de sol atraviesan la lámina; esta conserva la temperatura y, a su vez, la emana hacia los demás materiales de la vivienda que conservan calor a través de un simple sistema de tuberías. En promedio,  cada hogar aumenta  la sensación  térmica  entre 5°C  y 10°C  (el  promedio  de temperatura allí oscila entre 2°C y 10°C)”, agrega Rodríguez.

Acorde con su filosofía institucional, la Universidad EAN donó a la comunidad las ventanas con las que se levantan los muros y marquesinas. Estas formaban parte del antiguo edificio del Colegio Alvernia, demolido recientemente para dar inicio a la construcción del edificio EAN Legacy, un hito en arquitectura sostenible en el país, inspirado en la filosofía Cradle-to-Cradle o C2C (de la cuna a la cuna), una corriente del diseño que optimiza las edificaciones, favoreciendo la salud humana, la productividad de los espacios y el medio ambiente.

Así mismo es, por oposición a “Cradle to Grave” (de la cuna a la tumba), una manera de idear, diseñar y producir de forma que los elementos que componen los productos puedan ser debidamente analizados y plenamente reaprovechados. Y esto último, precisamente, es la justificación de la donación de los vidrios a los habitantes de Monquentiva: la reutilización desde el momento cero.

Para Jairo Díaz Jiménez, un campesino de la vereda, la iniciativa le mejorará la calidad de vida a él y a su familia. “La temperatura va a cambiar y nuestro muro trasero ya no se va a mojar más con la lluvia. Estamos muy contentos con este esfuerzo”, cuenta este hombre que ha sido un ejemplo para su comunidad al ser el primero en construir una marquesina con los vidrios donados por la Universidad.

De acuerdo con el Dr. Rubén Darío Gómez, rector de la Universidad EAN, “En ‘Calor de hogar’ se ha trabajado bajo un modelo de aprendizaje por retos. Los alumnos están poniendo en escena todo lo que aprenden en las aulas y lo llevan al terreno real. En este proyecto no hay límites y lo estamos demostrando”.

Para José Dagoberto Ortiz, docente del programa de Ingeniería en Energías y quien apoya el desarrollo del proyecto, “esta iniciativa nació de los alumnos, lo cual la hace más meritoria. Los jóvenes se están formando para solucionar problemas reales”.

Una vereda estratégica, un cambio de 180°

Ubicada a dos horas de Bogotá, Monquentiva es una vereda anexa a la alcaldía de Guatavita. Cuenta con una extensión de 47,88 km2 y una población de 77 personas (33 mujeres y 44 hombres), según la última cuenta poblacional que hizo el Sisbén en 2014. En este lugar llueve nueve meses al año y por encontrarse a más de 2.900 metros de altura sobre el nivel del mar se considera ecosistema de páramo.

En 2010, el páramo de Monquentiva fue incluido en el proyecto ‘Corredor de Conservación de Páramos Chingaza – Sumapaz – Guerrero – Guacheneque – Cerros Orientales’ como una zona de alta prioridad gracias a sus riquezas naturales.

Según el Ministerio de Ambiente, “esta zona tiene una importancia estratégica ya que garantiza el agua para los habitantes de las cuencas del Guavio gracias a la conservación de ecosistemas de páramo, subpáramo y bosques andinos, los cuales cumplen también una función en la protección de los suelos, el control de la erosión y del hábitat de flora y fauna representativa como el oso de anteojos y el periquito aliamarillo”. Por lo mismo, la Corte Constitucional expidió en 2015 la Ley 1753, la cual reza en su artículo 173 que “en las áreas delimitadas como páramos no se podrán adelantar actividades agropecuarias ni de exploración o explotación de recursos naturales no renovables, ni construcción de refinerías de hidrocarburos”.

Sin embargo, este mandato ha generado una problemática social ya que la población se ha dedicado históricamente a actividades económicas relacionadas con la ganadería. Así que ante ese escenario, el proyecto ‘Calor de hogar’ espera tener nuevas fases de desarrollo. Estudiantes de diferentes carreras de la Universidad EAN ya están pensando y diseñando alternativas sostenibles para formar a los pobladores y que creen emprendimientos basados en actividades como el ecoturismo. El resultado no solo tendrá que ver con una diversificación de su economía y la exploración de nuevas formas de sustento basadas en el aprovechamiento de los recursos locales, sino con una retención efectiva del campesino en su lugar de origen.

https://universidadean.edu.co

Centro de Contacto en Bogotá: +(57-1) 593 6464
Línea gratuita nacional: 01 8000 93 1000
E-mail: informacion@universidadean.edu .co
El Nogal: Cl. 79 No. 11 – 45 – Bogotá D.C. // Colombia, Suramérica

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Arquitectura, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Educación, Energías, Ingenieria, Innovación, Leyes y Decretos, Medio Ambiente, Noticias y artículos, Proyectos, Tecnología, Universidades

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.