Talar o no talar los árboles de Bogotá, ¿es esa la cuestión? (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Talar o no talar los árboles de Bogotá, ¿es esa la cuestión?

La polémica que han desatado la tala y el reemplazo de árboles en las calles de Bogotá deja ver algunas anomalías de fondo en la política y la práctica del arbolado urbano en la capital.

La tala es un parte inevitable de cualquier programa coherente de manejo del árbol y del arbolado urbano en las ciudades del mundo. Y siempre duele, porque nada de lo que se ha plantado debería talarse. Pero a veces es necesario.

En la ciudad capital, gracias a la decisión del alcalde Peñalosa en su primer gobierno, esta tarea no está a cargo de una entidad de simple ornato urbano, sino de la autoridad científica por excelencia en materia de biodiversidad: el Jardín Botánico de Bogotá. Por eso esta entidad ha tenido que correr con el desprestigio que implica una política que a todas luces parece ser muy mala.

¿Con qué criterios se están talando y reemplazando los árboles? En lo que se ha comunicado no hay ninguna consistencia. La ciudadanía, con razón, percibe que esta es otra manifestación del capricho de experto que desde siempre ha caracterizado a Peñalosa. En lo que va de su gobierno se ha dedicado, con una pésima comunicación, a descalificar a la ciudadanía en temas como la reserva van der Hammen, los senderos de los cerros orientales, la negativa a cumplir de manera fidedigna la sentencia judicial sobre la franja de adecuación, en fin, tantos temas que tienen que ver con la biodiversidad urbana, una de cuyas expresiones es el arbolado.

Siembra desconfianza y cosecharás falsos dilemas. Por eso el debate es válido, pero ante todo es incompleto.

No se conoce a fondo cuál es el plan de arbolado de Bogotá. El muy importante inventario de árboles de la ciudad—con el que cuentan pocas ciudades del mundo—no ha sido dado a conocer de manera suficiente; y la ciudadanía no ha sido invitada a dar la discusión sobre cuál arbolado quisiera, para concertar cuál es posible.

Por supuesto el arbolado que vemos no es siempre el mejor, desde un punto de vista técnico.

Los árboles sembrados espontáneamente pueden afectar el cableado eléctrico y requerimientos visuales mínimos de un adecuado paisajismo. Pero no por haber sido plantados o replantados de manera espontánea, esos árboles necesariamente carecen de valor. Al contrario, la polémica denota que detrás de cada árbol hay un ciudadano o un grupo de ellos, que los valora y defiende.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://razonpublica.com/index.php/regiones-temas-31/11395-talar-o-no-talar-los-%C3%A1rboles-de-bogot%C3%A1,-es-esa-la-cuesti%C3%B3n.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Denuncias, Infraestructura, Investigaciones, Medio Ambiente, Noticias y artículos

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.