¿En qué quedó la educación? Una protesta y un acuerdo históricos (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

¿En qué quedó la educación? Una protesta y un acuerdo históricos

El reciente movimiento estudiantil universitario logró cuatro hechos históricos para la educación colombiana:

  1. Por primera vez el país comprendió la magnitud del déficit de recursos de las universidades públicas;
  2. El gobierno nacional cedió y redirigió más de 5 billones de pesos adicionales para las universidades y Colciencias,
  3. Durante dos meses, la educación fue tema de interés para los medios de comunicación, las redes sociales y el gobierno, en un país donde la educación es un tema secundario en la agenda pública, y
  4. Los líderes estudiantiles actuaron guiados menos por la ideología y más por la información (datos, comparaciones y otras evidencias); y ganaron la batalla, apoyados por la sociedad, que los respaldó a pesar de los inconvenientes causados por las marchas.

Hay que valorar que, en un país violento como este, los estudiantes dieron una batalla basada en argumentos sobre los problemas de la financiación de la educación superior pública. Los líderes estudiantiles demostraron que conocían el tema, estaban bien informados y tenían un discurso que por igual convocaba a las marchas y llamaba al diálogo y a la concertación.

Además, los líderes estudiantiles se opusieron a todas las formas violentas durante la protesta. Entendieron que los datos les daban la razón. La mayor prueba del impacto de la movilización de los estudiantes universitarios fue que la caída en la imagen del presidente y  la ministra de Educación.

Los estudiantes demostraron que en los últimos quince años la matrícula de las universidades oficiales se duplicó (346.013 alumnos en 2003, y 690.000 en 2018), y las maestrías y los doctorados crecieron un 425 y un 832 por ciento respectivamente, mientras que los recursos solo crecieron un 43 por ciento en el mismo periodo.

Esto produjo un déficit estructural en las universidades, que creció sin solución a la vista. Desde 1992, con la Ley 30 (artículos 86 y 87) se estableció un aumento ligado a la inflación, pero año tras año la cobertura y los costos crecieron por encima de la inflación.

Los mismos rectores fueron conscientes del tamaño del problema, como lo demuestra su comunicado de las 32 universidades públicas donde manifiestan un “categórico desacuerdo frente la continuidad del programa Ser Pilo Paga o su posible reestructuración, ya que ha significado un aumento muy reducido de la cobertura—calculado en 1,97 %—, con un costo muy alto que se estima en 3,5 billones para financiar a tan solo 40.000 jóvenes. En contraste, para el 2017, las universidades públicas atendieron 611.800 estudiantes con un aporte de la Nación de 2,93 billones”.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/11652-%C2%BFen-que-qued%C3%B3-la-educaci%C3%B3n-una-protesta-y-un-acuerdo-hist%C3%B3ricos.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Ciencias, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Economía, Educación, Estadísticas, Investigaciones, Leyes y Decretos, Noticias y artículos, Redes Sociales, Universidades

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.