¿En qué quedó la economía? Un año de desequilibrios crecientes (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

¿En qué quedó la economía? Un año de desequilibrios crecientes

Durante este año se intensificaron los desequilibrios macroeconómicos que se habían gestado bajo el segundo gobierno de Santos. Y las señales que está dando la administración Duque son débiles, como si no hubiera que enviar mensajes de alarma.

El examen de lo sucedido durante esta transición toca cuatro temas: el ordenamiento territorial, la situación fiscal, el balance externo, y la producción.

Las plenarias del Senado y de la Cámara acaban de aprobar la ley de regiones (Proyecto de Ley 182 de 2017), que fortalece las regiones administrativas y de planeación (RAP).

Es un avance que el Congreso haya aprobado la norma. Pero la sanción presidencial está en duda. El ministro de Hacienda se ha opuesto porque el fortalecimiento de las RAP debe llevar a la creación de las regiones como entidades territoriales (RET). Esta nueva institucionalidad necesitaría recursos permanentes para su funcionamiento.

El desorden territorial es el principal asunto de la política económica colombiana por tres razones. La primera es la consolidación de la paz. La segunda es de naturaleza fiscal. Y la tercera tiene que ver con la consolidación del mercado interno sostenible desde el punto de vista ambiental. Los instrumentos que ofreció la ley orgánica de ordenamiento territorial (Loot, Ley 1454 de 2011), no fueron suficientes para conseguir estos propósitos.

Tal y como se desprende de los acuerdos de La Habana, la paz será estable y duradera si el ordenamiento del territorio se realiza de tal manera que permita la modernización del campo, la formalización de la propiedad, la inclusión y el mejoramiento de las condiciones de vida de las zonas rurales. El núcleo duro del asunto es la propiedad. El catastro multipropósito avanza lentamente, sin que el gobierno se haya preocupado por darle prioridad.

Y, entre otras razones, el catastro multipropósito no se quiere impulsar por sus implicaciones fiscales. La tributación al suelo es bajísima. El predial efectivo en las zonas rurales es del 2 por mil. En lugar de objetar la ley de regiones, el ministro de Hacienda debería estar liderando una cruzada para aumentar los impuestos prediales, de tal manera que los municipios y los departamentos tengan más recursos propios. Con un catastro actualizado se le podrían transferir dos o tres puntos del predial a los departamentos.

Y en la discusión sobre la financiación la ley proponer articular las RAP y el Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD). Los OCAD han distribuido las regalías sin una perspectiva regional. Y, con razón, la ley de regiones busca que los recursos financien proyectos estratégicos con impacto regional.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/11651-%C2%BFen-qu%C3%A9-qued%C3%B3-la-econom%C3%ADa-un-a%C3%B1o-de-desequilibrios-crecientes.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Controversia, Debates, Economía, Estadísticas, Leyes y Decretos, Noticias y artículos, Proyectos

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.