Archivo diario: 11 enero, 2019

Solidemo y Sakura Men interpretarán el nuevo ending del anime Black Clover (desde Ramen Para Dos)

Desde Ramen Para Dos publican la siguiente noticia:

Solidemo y Sakura Men interpretarán el nuevo ending del anime Black Clover

La sexta y séptima edición del año pasado de la revista Weekly Shônen Jump desveló que la boyband Solidemo y la banda instrumental  Sakura Men participarán en el nuevo ending del anime Black Clover, titulado “My Song My Days”. La serie comenzó su emisión en TV Tokyo el 3 de octubre de 2017 pudiéndose ver en Crunchyroll en versión original con subtítulos en español. Actualmente, cuenta con 64 episodios divididos en varias temporadas.

La web oficial ya reveló el mes pasado que el grupo Kankaku Piero sería el que interpretara el sexto opening del anime, titulado “Rakugaki Page”, y que debutará este mismo mes. Anteriormente, los chicos de Kankaku Piero ya interpretaron el primer opening de Black Clover, llamado “Haruka Mirai”.

Este proyecto animado de Studio Pierrot está dirigido por Tatsuya Yoshihara (Monster Musume, Yatterman Night, Muromi-san, Long Riders!). Itsuko Takeda (Ristorante ParadisoNivel EBlue Drop) es el diseñador de personajes y Kumiko Tokunaga (segunda temporada de Kingdom) es el diseñador de personajes secundarios.

Para leer completa esta noticia, pueden ir al enlace de Ramen Para Dos: http://ramenparados.com/solidemo-y-sakura-men-interpretaran-el-nuevo-ending-del-anime-black-clover/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Animación, Anime y Manga en Japón, Bandas Sonoras, Directores, Imagen, J-MUSIC, Japón, Noticias y artículos, Plataformas, Productores, Proyectos, Revistas y Periódicos, Series, Televisión Internacional

¿Cómo lidiar con Venezuela? (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

¿Cómo lidiar con Venezuela?

Todo parece indicar que la administración del presidente Iván Duque contempla seriamente romper relaciones diplomáticas con Venezuela después del 10 de enero. En esa fecha arranca el nuevo mandato de Nicolás Maduro, cuya legitimidad ha sido rechazada por muchos países de América Latina.

Un antecedente importante es que hace poco Colombia se retiró de UNASUR por considerar a la organización cómplice del régimen venezolano. Sin embargo, el hecho tuvo un impacto nulo en la relación bilateral con Venezuela: no mejoró de ningún modo el prestigio del país en la región y tampoco contribuyó a elevar la capacidad negociadora frente a Washington.

En medio de esto ha cobrado cierta relevancia el llamado Grupo de Lima, que nació en 2017 para hacerle frente a la aguda y degradada crisis venezolana. Colombia y Perú por motivos distintos pero concurrentes, expresan la “línea dura” de ese organismo. El dúo andino ha procurado que el resto de los miembros del Grupo adopten una postura rupturista con Caracas a pesar de no ser eso lo que esperan, por ejemplo:

  • los sectores más realistas y cautelosos en Estados Unidos,
  • los diplomáticos de las principales naciones de la Unión Europea
  • o mandatarios latinoamericanos de peso, quienes sin duda están seriamente inquietos por lo que sucede en Caracas.

La declaración del Grupo de Lima del pasado 4 de enero —que México no suscribió a pesar de haber participado en los diálogos— instó a Maduro a no posesionarse de nuevo y dispuso “reevaluar” el estado de las relaciones diplomáticas con Venezuela.

Además, el texto incluyó un conjunto de exigencias y demandas que dejan la sensación de haberse escrito en función de pedidos específicos de algunos de los 13 países firmantes en una suerte de árbol de navidad al cual cada uno fue colgando sus reclamos y preferencias.

Es posible hacer un paralelo entre el Grupo de Lima y el Grupo de Contadora, una iniciativa que surgió en 1983 para promover la paz en Centroamérica. Una diferencia importante entre ambos es que el primero converge notoriamente en lo formal —las prácticas— y disiente disimuladamente en lo sustancial —los principios—; mientras que el segundo —aún con gobiernos de distinto signo ideológico— operaba de un modo más homogéneo en lo formal y sustancial.

Si se espera un relativo éxito en las acciones diplomáticas ante asuntos tan complicados, es necesario que principios y prácticas vayan de la mano.

Ahora bien, la respuesta inmediata de Caracas frente a lo expresado desde Lima fue, obviamente, negativa y sugiriendo—sin aclarar mucho—que el gobierno respondería “a la luz del principio de reciprocidad”. Todo indica que se entrará en una lógica del “tit for tat” (en clave anglosajona) u “ojo por ojo” (según la ley bíblica).

En este contexto, la presidencia y la cancillería en Bogotá pueden utilizar, incluso con cierta razón, todos los términos que crean pertinentes para descalificar al gobierno venezolano; pero no hay que pensar que ello constituye una política exterior. La diatriba puede tener algún efecto interno, pero ello no significa que se disponga de una estrategia de mediano y largo plazo para lidiar con Venezuela.

Lo que sucede en ese país hace tiempo que no es una cuestión nacional, regional o continental. El caso de Venezuela es un asunto internacional que involucra a potencias como China y Rusia y que debe analizarse en el marco de una trama geopolítica regional y global muy inestable y agresiva.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/11661-como-lidiar-con-venezuela.html

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Controversia, Debates, Denuncias, Derechos y Deberes, Investigaciones, Noticias y artículos, Seguridad

Comportamientos de la gente en el anime que no pasan en la vida real (desde Hobby Consolas)

Desde Hobby Consolas publican el siguiente artículo:

Comportamientos de la gente en el anime que no pasan en la vida real

No cabe duda que el anime ha ido cogiendo cada vez más fuerza a lo largo de las últimas décadas, siendo de los formatos más vistos por su público. Además, gracias a plataformas de streaming como Netflix, las series de animación japonesa están más al alcance de todo el mundo.

Son muchísimas las series de anime que se han desarrollado en estos años (y las que quedarán por venir) y, sin embargo, hay muchísimos clichés en sus personajes que siguen perdurando a día de hoy. Son comportamientos muy habituales que todos hemos visto en nuestras series favoritas y que, sin embargo, resultan de lo más extrañas si se produjeran en la realidad. Es por ello que hemos querido recopilar en esta lista algunos comportamientos de la gente en el anime que no pasan en la vida real. Hajimemashô! Digo, ¡empezamos!

Arrancamos esta lista de clichés de los animes con uno de los más habituales. Parece que en las series de animación japonesas no les mola que el personaje piense lo que va a hacer, pues en la mayoría de ellas lo que vemos es directamente al personaje decir en voz alta (muchas veces incluso gritando) todo lo que va a hacer, ya sea en la soledad de su hogar como delante de la gente en mitad de la calle. Gritar “¡ataque potente!”, “¡tiro del halcón!” o “¡salvaré a mi compañero!”… Por no hablar de clásicos como ese “kamehameha!”, claro. Vamos, que es un comportamiento que por lo general nadie realiza en la vida real. Al menos que quieras que la gente te mire raro, claro.

Otro comportamiento típico de muchos personajes de anime es el de comer la comida de forma extremadamente compulsiva, algo que hemos visto especialmente en series como Dragon Ball o One Piece. Pero en la vida real ninguno tenemos el estómago tan amplio como Goku o Luffy, y mucho menos podríamos comer a semejante velocidad sin morirnos atragantados. ¿Será una cosa reservada solo a los héroes?

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Hobby Consolas: https://www.hobbyconsolas.com/listas/comportamientos-gente-anime-que-no-pasan-vida-real-354969

Deja un comentario

Archivado bajo Animación, Anime y Manga en Japón, Controversia, Debates, Imagen, Noticias y artículos, Plataformas, Series