¿Por qué las víctimas de violencia intrafamiliar se quedan con sus agresores? (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

¿Por qué las víctimas de violencia intrafamiliar se quedan con sus agresores?

Un viejo caso de violencia intrafamiliar ha llamado de nuevo la atención de los medios. Hace un año, Marcela González denunció por maltrato a su pareja Gustavo Rugeles, un personaje notorio porque había sido relacionado con grupos neonazis y con políticos corruptos de ultraderecha. Después de la denuncia de González, Johana Fuentes, una periodista que fue pareja de Rugeles entre 2014 y 2015, denunció que ella también había sido maltratada por el susodicho.

Pero unos días después de la primera denuncia, González publicó un video acompañada de Rugeles en el que “agradecía los mensajes de solidaridad”, añadiendo que iban “a manejar el tema de manera privada”. Al día siguiente Rugeles publicó en twitter varias fotos con González, y la leyenda: “un abrazo a todos desde Cartagena. Gracias por los mensajes de apoyo”.

El diez de enero de este año, González volvió a denunciar a Rugeles por violencia intrafamiliar, pero un día después retiró la denuncia. Posteriormente concedió una entrevista a Blu Radio donde afirmó que seguiría con su agresor. La entrevista dio pie a que varios sectores acusaran a González de “desgastar el sistema de justicia” y la tildaran de “incoherente”, “masoquista” y “estúpida”.

Esos comentarios interpretan la situación de González como un caso aislado, pero en Colombia son muchas las mujeres que viven atrapadas en relaciones de pareja violentas. En vez de utilizar el caso para revictimizar a González, deberíamos reconocer que los prejuicios machistas dificultan la empatía con mujeres maltratadas por sus parejas. Así mismo, este caso debería servir para que otras mujeres aprendan a reconocer las alertas tempranas de la violencia y sus nefastas consecuencias para ellas.

El amor romántico es uno de los principales mitos que justifican la violencia machista. Desde pequeñas, a las mujeres nos reiteran de forma directa e indirecta que el objetivo principal de nuestras vidas es conseguir una pareja y formar una familia. Como señala Virginie Despentes en Teoría King Kong, “para las mujeres no amar a los hombres es patólogico, en cambio, para los hombres no amar a las mujeres es una actitud”.

Este mito aparentemente inofensivo presenta al amor romántico como un sentimiento deslumbrante que le da sentido a la vida de las mujeres a cambio de que soporten todo tipo de sacrificios. Dentro de esta lógica, si el amor romántico se pierde, la vida de las mujeres pierde su sentido. Además del sentimiento de fracaso, las mujeres se ven obligadas a enfrentar el castigo social que implica renunciar al amor romántico.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://www.razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/11701-por-que-las-victimas-de-violencia-intrafamiliar-se-quedan-con-sus-agresores.html

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Denuncias, Investigaciones, Noticias y artículos, Psicología

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .