Lo bueno, lo malo y lo feo de la educación en el Plan de Desarrollo (desde La Silla Vacía)


Desde La Silla Vacía publican el siguiente artículo:

Lo bueno, lo malo y lo feo de la educación en el Plan de Desarrollo

El Plan Nacional de Desarrollo que comenzará a discutirse esta semana en el Congreso se presenta desde su título como una apuesta por la equidad. El PND propone tres pactos estructurales (legalidad, emprendimiento y equidad) a los cuales se suman otros veintidós para sumar 25 pactos en total. Según el mismo articulado del PND, estos pactos son objetivos de política  que reflejan “la importancia del aporte de todas las facetas de la sociedad en la construcción de una Colombia equitativa” (art. 3). Como quien dice, a nadie se le negó su pacto.

Todos los pactos propuestos son, por supuesto, apuestas deseables desde el punto de vista del desarrollo del país, empezando por el pacto por la construcción de paz. No obstante, al ser tantos, es muy difícil comprender cuál es la visión del gobierno de los siguientes cuatro años: ¿En dónde estarán las prioridades? ¿Cuáles son las grandes apuestas?

Al parecer, la educación dejó de ser una apuesta de largo plazo. No solo porque ninguno de los pactos es por la educación, sino por la invisibilidad de la misma, no en el documento de las bases del PND, pero sí en el articulado del plan. Asumiendo que ambos documentos (las bases del plan y el articulado) hacen parte del mismo plan, planteo a continuación lo bueno, lo malo y lo feo desde el lente de educación básica y media.

Lo bueno

El documento de las bases del plan plantea claramente como uno de los objetivos principales lograr la igualdad de oportunidades. Es decir, que Colombia deje de ser un país donde el lugar o el hogar donde se nace determinen el futuro de las personas.

El documento también reconoce que para lograr esta igualdad de oportunidades se requiere “remover las barreras que impiden el acceso a la educación, la salud, los servicios sociales esenciales a toda la población, independientemente de su origen”. Para ello, propone líneas de acción en dimensiones que son fundamentales para el desarrollo humano: salud, atención integral a niñez y adolescencia, nutrición, vivienda, deporte, inclusión productiva, reducción de pobreza, entre otros. La educación, por supuesto, es una de las líneas en el pacto por la equidad: “Educación de calidad para un futuro con oportunidades para todos”.

En esta línea se plantean varias apuestas: universalización de la educación preescolar, cerrar brechas en cobertura y calidad entre la zona urbana y rural, enfrentar el rezago en educación media, y aumentar el acceso educación superior.

Al leer con cuidado la “línea” de educación en el plan, se destacan varios elementos positivos. Primero, reconoce en el diagnóstico la baja cobertura en educación inicial  y media, las brechas de cobertura entre zonas rurales y urbanas para todos los niveles, y los retos en términos de calidad de los aprendizajes…

Lo malo

En cuanto a “lo malo” del documento de las bases de PND, brillan por su ausencia varios elementos que son fundamentales para asegurar la tan anhelada y necesaria calidad educativa.  Recientemente, con Darío Maldonado y Catherine Rodríguez, intentamos hacer un ejercicio juicioso de recoger algunas propuestas sistémicas para mejorar la calidad de los aprendizajes en los estudiantes, y que tienen en cuenta varios factores que inciden directamente en el aprendizaje de lo estudiantes…

Lo feo

Sin duda, lo feo del plan de desarrollo del nuevo gobierno en materia de educación básica y media es la falta de coherencia entre lo que se propone en el documento de las bases del PND y el articulado. Como lo mencionó Guillermo Perry en un columna reciente, haciendo referencia al plan completo, le faltan dientes.

En el caso de educación, el articulado revela un instrumento sumamente importante, que es el presupuesto.  En efecto, el plan de inversión propuesto destina el 42 por ciento de los recursos a la línea de educación. Esto es sumamente importante y positivo. Sin embargo, antes de hacer fiesta, es necesario revisar con detenimiento la distribución de estos recursos (qué tanto se destinará a educación superior vs educación básica y media, y dentro de esta última qué proporción de recursos estarán destinados a implementar las estrategias propuestas para mejorar la calidad y cerrar las brechas).

Si bien esta información no está aún disponible, a juzgar por el articulado, no es claro que la prioridad de esta inversión vaya a ser en los elementos más importantes para enfrentar los retos de la educación básica y media…

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de a Silla Vacía: https://lasillavacia.com/silla-llena/blogoeconomia/historia/lo-bueno-lo-malo-y-lo-feo-de-la-educacion-en-el-plan-de

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Controversia, Debates, Educación, Estadísticas, Investigaciones, Noticias y artículos, Proyectos

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.