¿Hacia una Verdad Histórica Controlada? (desde La Silla Vacía)


Desde La Silla Vacía publican el siguiente artículo:

¿Hacia una Verdad Histórica Controlada?

Este es el discurso que leyó el profesor Iván Orozco, experto en justicia transicional, en la ceremonia de grados de Los Andes la semana pasada.

La universidad de Los Andes me ha invitado a que me dirija a ustedes con unas palabras que contribuyan a darle sentido a este importante ritual de paso.

Para que se entienda mejor el origen y significado de mis consideraciones, empiezo por contarles, brevemente, quién soy y desde dónde hablo. Me llamo Iván Orozco. Soy profesor del Departamento de Ciencia Política. Me he pasado los últimos treinta años de mi vida profesional yendo y viniendo entre la universidad y el servicio al Estado, sin que me quede fácil saber si he sido más un profesor y un investigador, un asesor de oficinas de gobierno, o un intelectual público.

Durante las negociaciones de La Habana entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y la guerrilla de las Farc fui asesor del Alto Comisionado para la Paz. Terminado mi trabajo en La Habana, retomé mis tareas como docente.

Desde entonces observo, con la mezcla de distancia y compromiso propios de mi historia profesional y personal, las vicisitudes de toda índole que han acompañado el acuerdo de paz con las Farc y su modelo de justicia, durante el proceso de su implementación. Les hablo, pues, desde esa mi experiencia, con palabras que solo a mi me comprometen.

A lo largo de la vida, desde mi nicho académico, he podido constatar lo difíciles que pueden ser las relaciones entre la universidad y la política. He visto cómo académicos les exigen rigor científico a los discursos de los políticos; pero he visto también cómo políticos tratan de poner bajo su control la producción y diseminación del conocimiento académico y científico, sobre todo en circunstancias como las de la Colombia de hoy, en las que el trauma de la guerra mantiene a la gente cargada de tigre y de polarización.

Aún más, he visto en todas partes cuánto mienten los políticos. Al fin y al cabo, el hecho de que la democracia electoral sea un juego de todo o nada, con costos enormes para el que pierde y con grandes ventajas para el que gana, invita a mentir.

Sobre ese trasfondo, tengo, sin embargo, la sensación de que nunca como ahora me había tocado presenciar una obsesión mayor, por parte de un gobierno, por hacerse al control de los dispositivos de producción de la verdad histórica.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de La Silla Vacía: https://lasillavacia.com/silla-llena/red-de-la-paz/hacia-verdad-historica-controlada-70741

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Educación, Investigaciones, Noticias y artículos, Universidades

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.