“Nadie quiere informarse, la gente quiere entender” (desde El País)


Desde El País de España publican el siguiente artículo:

“Nadie quiere informarse, la gente quiere entender”

Son los grandes creadores del mundo. Lo han recorrido y han plasmado en relatos las experiencias que la realidad les deparaba y las emociones que les infundía. Los viajeros han impuesto imaginarios que eran en muchas ocasiones ficticios, pero sus retratos de los confines del planeta han prevalecido durante siglos. Así ocurrió con la China del mercader veneciano Marco Polo, con el legendario El Dorado de los primeros españoles que se adentraron en América o con las estampas que de África pintaron los expedicionarios británicos que exploraron este continente en el siglo XIX.

La periodista y escritora colombiana Juliana González-Rivera recorre los grandes relatos narrados por viajeros a lo largo de la historia en La invención del viaje (Alianza Editorial, 2019), una obra en la que combina una densa documentación literaria con la puesta en práctica de técnicas propias del ensayo. En un céntrico hotel de Madrid, la autora (Medellín, 34 años) cuenta que no se ha limitado a narrar una sucesión de peripecias porque el viaje es algo que las trasciende. Es, dice, una “metáfora” de la vida. “En varias ocasiones he sentido el viaje. Es una especie de nomadismo que uno experimenta al recalar en diversos lugares y encontrarse cómodo en múltiples identidades”, comenta la escritora, que ha vivido en Madrid, Barcelona, Estocolmo o Bogotá, entre otras ciudades.

González-Rivera defiende que las sociedades asisten a la “desaparición” de los individuos viajeros. Y al final, por tanto, de los mitos edificados gracias a sus narraciones. La razón es conocida: el desarrollo de las sociedades posindustriales del siglo XX entronizó las virtudes del turismo, una “acción” que contrasta con la motivación del viajero, para quien lo fundamental es la búsqueda de la “sensación”. “El verdadero mito que define el mundo actual es la falsificación a través de la imagen, algo muy distinto de lo que existía anteriormente. La ficción pretendía reflejar la realidad, pero ahora es la imagen quien va por delante. Lo veo en Medellín con los tours que recorren los lugares en los que se rodó la serie de Netflix sobre Pablo Escobar, ese falso Robin Hood contemporáneo. ¿Cómo es posible que lo que se muestre a los visitantes se base en una ficción?”, se pregunta la escritora antes de lamentar que las autoridades y la sociedad civil no hayan logrado imponer un relato alternativo.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de El País: https://elpais.com/cultura/2019/07/01/actualidad/1561992113_878801.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Colombia, Controversia, Debates, Escritores, Libros, Literatura, Noticias y artículos, Periodismo

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.