2001:ODISEA DEL ESPACIO llega a la PANTALLA GRANDE


“¿Tiene alguna idea sobre cuánto tiempo se mantuvo oculta esta historia?”

2001: Odisea del espacio, en dos funciones exclusivas como nunca se ha visto
EN PANTALLA GRANDE Y RESTAURADA

El 23 y 28 de julio, los amantes del cine se podrán embarcar en un viaje que hará que su corazón lata 3 veces por minuto y su temperatura corporal baje a 3 grados centígrados. 2001: Odisea del espacio, una de las películas más aclamadas y reconocidas del director Stanley Kubrick, es considerada por el American Film Institute como la mejor película de ciencia ficción de todos los tiempos. Todos aquellos que quieran conocer lo que hay más allá de este planeta y adentrarse en un futuro imaginado, deben reservar ya mismo sus boletas para vivir la experiencia única de ver en la gran pantalla, la misteriosa historia que cambió el rumbo de la humanidad.

El ciclo del director Stanley Kubrick, continúa imparable con 5 de las obras más emblemáticas del director neoyorkino que marcó la historia del cine con sus películas marcadas por la complejidad de las historias, sus efectos especiales y la innovadora composición pictórica. Su prodigiosa versatilidad se vio reflejada en la diversidad de géneros que abordó a lo largo de su carrera, llegando a ser denominado por los críticos como uno de los cineastas más influyentes del siglo XX por su innovación técnica y enigmática estética.

Se dice que Kubrick sufría de un trastorno obsesivo compulsivo; de ahí su increíble dedicación al detalle, ese mismo que lo hizo llevar hasta el desquicio a sus actores al repetir cientos de veces las mismas tomas, pero cuyo impecable resultado se refleja en cada uno de los planos de sus películas. Consulte la cartelera de su ciudad, para conocer las 21 salas de las 12 ciudades del país (Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Bucaramanga, Ibagué, Villavicencio, Manizales, Armenia, Popayán y Pereira) donde se puede disfrutar de este ciclo.

RESERVAS

El nacimiento de un futuro imaginado

Desde su estreno en 1968, y hasta el día de hoy, 50 años después, se han realizado diferentes interpretaciones de 2001: Odisea del espacio, obra que ha mantenido su vigencia y sigue sorprendiendo al público. Para Kubrick, hacer una película de ciencia ficción se volvió una obsesión, después estar ocho meses montando Dr. Insólito se dio cuenta que la comedia antibelicista no era lo que él había imaginado en un principio. Kubrick tenía una idea recurrente: un documental rodado por extraterrestres. Los productores a los que el director les planteó la idea llegaron a pensar que era completamente desatinada, así que después de un arduo trabajo de investigación, en febrero de 1964, el director descubrió a un autor llamado Arthur C. Clarke, cuya obra lo marcó profundamente, especialmente con la novela El fin de la infancia, historia sobre una raza superior alienígena que hizo evolucionar a la humanidad. Desde ese momento supo que debía trabajar con Clarke y los dos llevarían a cabo el desarrollo de su odisea.

La historia de culto narra periodos de la historia de la humanidad, del pasado y del futuro. Comenzando en la época antes de la aparición del “homo sapiens”, en donde un grupo de primates tras tener contacto con un monolito comienzan a desarrollar su inteligencia. Millones de años después, un monolito muy similar, es encontrado enterrado en la luna, lo que despierta el interés de los científicos espaciales. Es así como se comienza una misión en la NASA, en donde HAL 9000, una máquina dotada de inteligencia artificial, se encarga de controlar todos los sistemas de la nave y definirá el destino de Dave Bowman, uno de los astronautas líderes de la misión.

2001: Odisea del espacio es una película exquisita donde la ciencia ficción es tan solo un pretexto para hablar del misterio sin nombre de la evolución de la especie humana. Todo en ella es perfecto: la historia de Arthur C. Clarke, la música de Richard Strauss, los decorados “futuristas”, los efectos especiales, el triunfo de las máquinas sobre el hombre, el silencio del infinito, la muerte como vuelta a los orígenes. El poema sinfónico de Kubrick supo mostrar la belleza y el caos de un futuro cada vez más presente.

Kubrick controlaba hasta el más mínimo detalle de cada una de sus películas y demandaba de su equipo un trabajo sumamente meticuloso. Geoffrey Unsworth demuestra sus virtudes como cinematógrafo, llevando a cabo la abstracción de 2001: Odisea del espacio, con su modo de representar un viaje interestelar. Trabajaron juntos en las escenas que tienen una estricta simetría. La mejor cámara, según Usworth, es la que pasa desapercibida y expresa conceptos firmes que representen las ideas.

Otro factor determinante en la película es la escenografía, decorados y vestuario, tarea de Harry Lange: diseñar el futuro. Lange, alemán de origen, fue un diseñador de producción aficionado a la pintura y especializado en diseño de cohetes. Él creó el futuro reflejado de la película, gracias a sus avanzados efectos especiales y a su extraordinario realismo científico. La película cuenta con música de Richard Strauss, Johann Strauss y György Ligeti que acompañan las imágenes del espacio. La precisión con la que Kubrick escogía las piezas musicales para sus películas realzaba la intención de la narración, las interpretaciones, los encuadres simétricos, profundos y arquitectónicos.

Un hombre escribe una novela, un hombre escribe una sinfonía, es esencial para un hombre hacer una película”. Stanley kubrick 

Cuanta más información adquiría Kubrick, más grandes y detallados tenían que ser sus decorados y más profundidad psicológica quería dar a sus planos. Todo ello hizo que el tiempo de producción cambiará y también el presupuesto de la película; la cual se rodó en Londres en 70mm por un valor de 10.5 millones de dólares. Según la lista del American Film Institute de las diez mejores películas de ciencia ficción, 2001: Odisea del espacio ocupa el primer lugar de la lista, y de acuerdo a la encuesta mundial de la revista Sight and Sound de 2012 es el sexto mejor largometraje de todos los tiempos.

El lenguaje perfeccionista, cada cuadro, cada elemento artístico que queda en pantalla y en el sonido, son vitales en el mensaje y las sensaciones que experimenta la audiencia. Es una película en donde los espectadores se cuestionan sobre su existencia. Así que no hay duda para atreverse a buscar algo diferente a lo establecido e ir a las salas de cine los días 23 y 28 de julio para vivir una experiencia alucinante que hará que el público sobrevuele el espacio por medio de esta maravillosa obra, con efectos visuales de avanzada, imágenes abstractas y psicodélicas.

Ya está disponible la preventa de esta alucinante historia. Con dos únicas funciones el martes 23 de julio a las 8:00 pm y el domingo 28 de julio a las 12:30 pm.

CIUDAD SALA
BOGOTÁ ANDINO
AVENIDA CHILE
CALLE 100
GRAN ESTACIÓN
UNICENTRO
TITÁN
CENTRO CHÍA
MEDELLÍN SANTAFE MEDELLÍN
VIVA ENVIGADO
VIZCAYA
CALI CHIPICHAPE
UNICALI
BARRANQUILLA BUENAVISTA
CARTAGENA BOCAGRANDE
BUCARAMANGA CACIQUE
IBAGUÉ LA ESTACIÓN
VILLAVICENCIO VIVA VILLAVICENCIO
MANIZALES FUNDADORES
ARMENIA PORTAL QUINDÍO
POPAYÁN TERRA PLAZA
PEREIRA VICTORIA

El ciclo de los clásicos no termina aquí:

Fechas de proyecciones:

Para consultar horarios completos y comprar sus boletas, haga click aquí

Deja un comentario

Archivado bajo Actrices y Actores, Arte, Cine Internacional, Colombia, Controversia, Debates, Directores, Ficción, Largometraje, Noticias y artículos, Proyecciones

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.