La Batalla del Pienta, por un lugar en la historia (desde Vanguardia.com)


Desde Vanguardia.com publican el siguiente artículo:

La Batalla del Pienta, por un lugar en la historia

El 4 de agosto de 1819 se libró en Charalá un enfrentamiento entre campesinos y tropas españolas, que le dio un giro a la Batalla de Boyacá tres días después y que permitió que la independencia de Colombia fuera un hecho. Los charaleños llevan años intentando un lugar especial en los textos de historia del país.

Puños, piedras, mazos, machetes, garrotes y todo elemento que se atravesara, capaz de dar de baja a cualquier español, fueron las armas que utilizaron los campesinos de Charalá el 4 de agosto de 1819, en un intento por frenar las tropas españolas que se dirigían a enfrentarse al ejército del general Simón Bolívar en el Puente de Boyacá.

Puños, piedras, mazos, machetes, garrotes y todo elemento que se atravesara, capaz de dar de baja a cualquier español, fueron las armas que utilizaron los campesinos de Charalá el 4 de agosto de 1819, en un intento por frenar las tropas españolas que se dirigían a enfrentarse al ejército del general Simón Bolívar en el Puente de Boyacá.

La valiente iniciativa frustró la llegada de un pelotón de más de 800 hombres comandados por el coronel Lucas González (considerado uno de los militares españoles más sanguinarios de la época) a Tunja, donde reforzaría el ejército del coronel José María Barreiro, quien los esperaba impaciente, pues días antes había tenido muchas bajas en la batalla del Pantano de Vargas. Más de 300 hombres, mujeres y niños murieron durante los tres días de la batalla.

Charalá y su ejército campesino cayó en manos españolas, sí, pero el coronel González no pudo cumplir su cita con Barreiro y gracias a eso, el 7 de agosto el libertador Simón Bolívar salió victorioso. Así fue la Batalla del Pienta en Charalá, esa que ha sido olvidada por la historia, pero que los charaleños recuerdan cada 4 de agosto

Antecedentes

El 28 de julio de 1819 Antonia Santos, una de las heroínas de la Independencia de Colombia que se unió a la causa de Simón Bolívar y fue creadora de las guerrillas de Coromoro y Cincelada, fue fusilada en la plaza pública de Socorro por orden del coronel español Lucas González.

González, quien había sido nombrado recientemente jefe militar de la Provincia del Socorro con el fin de atacar las guerrillas de esta región, que estaban más avivadas después del triunfo del ejército de Simón Bolívar en la Batalla del Pantano de Vargas el 25 de julio, pensó que la muerte de Antonia Santos mantendría a los revoltosos asustados y en orden. Sin embargo, se equivocó.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Vanguardia.com: https://www.vanguardia.com/santander/guanenta/la-batalla-del-pienta-por-un-lugar-en-la-historia-IBVL441382

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Campesinos, Colombia, Comunidades, Controversia, Grupos, Investigaciones, Noticias y artículos

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.