Aventureros del cómic bogotano.


Muchos jóvenes dirán que una imagen vale más que mil palabras, más si están inmersos en la globalización de la cultura pop o industria gráfica. Pablo Guerra, Henry Díaz, Hollman Ortiz y Fabián Casas, son aquellos aventureros que buscan en el cómic sus identidades en lo visual.

Otakus, frikis, gamers, geeks, millenials, grafiteros, hip hoppers, son jóvenes que buscan en la ilustración gráfica sus propias ficciones y personajes de mundos inexplorados, influenciados, tanto por el manga japonés como del cómic norteamericano.

Esta generación muestra en sus creaciones, diferentes aspectos que conducen hacia la inspiración visual de la historieta.

Algunos hicieron sus pinitos en universidades y bibliotecas; otros en clubes o comunidades del cómic o del manga y otros por explorar en eventos como el Salón del Ocio y La Fantasía, el Festival Independiente del Cómic Colombiano o la Feria Internacional del Libro de Bogotá.

Pablo Guerra y Henry Díaz son compañeros inseparables del fanzine desde el año 2003, creadores del colectivo Globoscopio y de Cohete Cómics. Pablo es guionista y editor, Henry es ilustrador.

Buscadores de realidades y fantasías, son destacados por crear el cómic Dos Aldos, inicialmente para compartir con amigos, que luego se aventuraron en el Premio Internacional del Manga, concurso donde ganaron la medalla de oro, concedido por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Japón en 2017.

En el primer semestre de 2019, Pablo y Henry dictaron talleres de novela gráfica para los beneficiados de la convocatoria de Escrituras Creativas del Instituto Distrital de las Artes de Bogotá.

Páginas del cómic Dos Aldos. Foto por Juan Carlos Quenguan.

Esta historieta muestra un concepto gráfico de colores negro y verde, buscando los sentimientos de amor y afecto de un clon viscoso al ser humano, quien lo rechaza por lo temeroso e incómodo de convivir en un mundo futurista.

Para Henry, la experiencia en realizar Dos Aldos y darlo a conocer en Japón fue “enriquecedora, le da mucho impulso en un trabajo con tanto esfuerzo, para que sea valorado por otros ojos, como los artistas japoneses”.

“Ojalá dieran a conocer el cómic. Es cierto que digan que no me gusta el cómic colombiano, pero realmente es un universo muy diverso y amplio. Entonces es de ir buscando y encontrando esos proyectos que puedan acompañar desde el inicio, eso es algo muy bonito”, comentó Pablo.

Hollman Ortiz es un ilustrador y creador de juegos de rol sobre personajes mitológicos precolombinos y lector de mangas japoneses. Colabora con un grupo de artistas del cómic y manga, denominado Tinta Intravenosa, donde plasma en la revista fanzine Ludikania el cómic Guayca.

Páginas del cómic Guayca de la revista Ludikania. Foto por Juan Carlos Quenguan.

Bajo influencia de mangas japoneses de cuerpos delgados y ojos grandes ilustrados, Guayca es una niña-gato quien, acompañada de su amigo dragón, realizan diversas aventuras en un mundo mágico.

Estas ilustraciones, fieles al estilo visual del manga japonés, muestra una creación propia de un universo distinto de aquellas fantasías ficticias exploradas.

“Para mí, el cómic es un medio de comunicación que genera mensajes diversos… Lo que han hecho diversos historietistas dieron diferentes elementos de nuestro contexto para que los lectores puedan identificarse con los personajes…”, expresó Hollman.

Fabián Casas, más conocido como “Trazo”, es un artista urbano que incursiona en el grafiti en las localidades La Candelaria y Santa Fe desde 2008, colaborando y liderando en años siguientes el Área del Grafiti Centro, colectivo de muralistas urbanos que busca en sus obras mensajes positivos en temas sociales y ambientales.

Con recursos propios, muestra en la plataforma de internet de mangas y cómics Dinnbo, las primeras ilustraciones de su primer cómic, titulado Farkan.

Muestra ilustrativa a color de los personajes del cómic Farkan. Cortesía de Trazo en Dinnbo.

Por ser el primer cómic, está influenciado del género shonen manga (manga para público masculino de historias de peleas y poderes, tales como Dragon Ball, Naruto, o One Piece), combinado con la experiencia del grafiti en los barrios centro-orientales de Bogotá.

“Con mi colectivo, venimos trabajando en la Casa de Juventud Jaime Garzón en pro de la comunidad, buscando transmitir y generar conciencia a través de lo visual”, manifestó “Trazo”.

Deja un comentario

Archivado bajo Anime y Manga en Latinoamérica, Cómic, Colombia, Cultura Colombiana, Eventos en Colombia, Ficción, Graffiti, Historietas, Ilustración, Imagen, Noticias y artículos, Plataformas, Reconocimientos

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .