Parasite y las tensiones entre clases sociales, culturas y géneros cinematográficos (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Parasite y las tensiones entre clases sociales, culturas y géneros cinematográficos

En su última película, Parasite (2019), el surcoreano Bong Joon-ho retrata la relación misteriosa y orgánica entre dos familias de distintas clases sociales que se alimentan mutuamente de diversas maneras.

Ganadora de la Palma de Oro en Cannes 2019, entre otros premios internacionales, y nominada en seis categorías para la próxima entrega de los Óscar, Parasite es una tragicomedia que se pregunta si es posible moverse o tener libertad para transitar en la compleja e intrincada estructura social del mundo contemporáneo.

El relato comienza con la familia Kim, que lucha por sobrevivir en el sótano de una zona marginal de Seúl. La precaria situación empieza a cambiar cuando uno de los Kim consigue un empleo con la rica familia Park, y abre paso, por medio de engaños, para que todos sus familiares acaben involucrados en el mundo de la clase alta representado por los Park, hasta amenazar su aparente estabilidad.

Así como la familia Kim transita entre clases sociales, la película transita entre géneros: lo que comienza como una comedia de estafadores, se convierte progresivamente en un thriller de horror. Y como los parásitos, las imágenes de la película se mueven en muchas direcciones y nos dejan ver las grietas entre las clases sociales y las ‘amenazas de contaminación’ que encubre el intercambio entre ellas.

En otras palabras, Bon Joon-ho se pregunta por los costos de la movilidad social. Si imaginamos la organización social como una pirámide, la subida de unos supone la bajada de otros. Esta metáfora visual de la tensión entre clases sociales aparece en el film de muchas maneras. La primera es la diferencia espacial entre las casas que las dos familias habitan: la de los Park es iluminada, amplia y cómoda, en contraste, la de los Kim es estrecha, oscura e incómoda.

Parasite es una tragicomedia que se pregunta si es posible moverse o tener libertad para transitar en la compleja e intrincada estructura social del mundo contemporáneo.

La segunda metáfora se construye en la casa de los Park a través de los personajes que suben y bajan por sus distintos niveles conectando lo visible con lo escondido y mostrando la interdependencia entre ellos: en las plantas altas de la casa se vive la farsa y los personajes se entregan a la apariencia; en el sótano se esconden los horrores, las venganzas y los monstruos. La tercera y última metáfora es la del espejo, pues cada familia es un reflejo de la otra. Los Kim y los Park cuentan con los mismos integrantes: mamá, papá y dos hijos.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://razonpublica.com/parasite-las-tensiones-clases-sociales-culturas-generos-cinematograficos/

Anuncio publicitario

Deja un comentario

Archivado bajo Actrices y Actores, Cine Internacional, Controversia, Cultura Koreana, Debates, Directores, Eventos Internacionales, Korea, Largometraje, Noticias y artículos, Premiaciones, Productores, Proyectos, Reconocimientos

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.