El Regiotram de la Sabana: los aciertos y las dudas (desde Razón Pública)


Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

El Regiotram de la Sabana: los aciertos y las dudas

El Regiotram de la Sabana permitirá tener un sistema de transporte moderno entre Bogotá y los municipios del occidente de la Sabana –Funza, Mosquera, Madrid y Facatativá–.

Su construcción es un paso importante para iniciar el reconocimiento de una ciudad región, que ha ocupado con usos urbanos cerca de 40.000 hectáreas en la margen izquierda del Río Bogotá y más de 25.000 hectáreas en la margen derecha.

Además, la construcción del Regiotram es una gran oportunidad para emprender un ordenamiento territorial capaz de enfrentar los problemas ambientales, sociales y de movilidad que debemos a la ausencia de planeación territorial.

Pero hay dos dudas sobre este proyecto.

¿Por qué el transporte ordena el territorio?

La primera es si el nuevo sistema de transporte está pensado como parte de un nuevo ordenamiento general de la región, o si se ha diseñado simplemente como respuesta a las demandas de movilidad conocidas.

En la planeación territorial contemporánea se subraya la importancia de los sistemas de transporte para el ordenamiento del territorio. Estos sistemas son elementos estructurantes del territorio, o sea que las ciudades tienden a organizarse en función de sus sistemas de transporte en tanto que los planes se quedan en el aire si no son compatibles con esos sistemas.

El Regiotram de la Sabana permitirá tener un sistema de transporte moderno

La planeación que tiene en cuenta el transporte como un elemento estructurante es llamada “Desarrollo Orientado al Transporte” (DOT). El DOT involucra dimensiones económicas, sociales y ambientales del desarrollo urbano, pues permite una ciudad más eficiente (funcional en lo económico y con mejor movilidad para todos) y más sostenible (disminuye los viajes y fomenta el transporte público).

Un ejemplo de este tipo de planeación está en la propuesta del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Bogotá, que planteó Enrique Peñalosa y que no aprobó el Concejo. Ese POT buscaba tener mayores densidades en los bordes de las troncales de Transmilenio, con el fin de tener más usuarios para el transporte.

Los propósitos de este tipo de planeación son ofrecer una mejor movilidad a quienes habiten cerca y aumentar los ingresos del sistema de transporte. Sin embargo, en su momento, la propuesta fue criticada por alta saturación que ya presenta el sistema Transmilenio en la mayoría de sus trayectos.

Un DOT es todavía más importante cuando se trata de ordenar una ciudad región, donde la movilidad juega un papel decisivo en cuanto a la localización de los nuevos desarrollos urbanos.

Un estudio realizado por la empresa de consultoría IDOM, la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter), la Gobernación de Cundinamarca y la Secretaría Distrital de Planeación de Bogotá muestra la gran cantidad de suelo que se ha desperdiciado en la Sabana y que podría albergar nuevas viviendas, industrias, equipamientos y servicios.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://razonpublica.com/regiotram-la-sabana-los-aciertos-las-dudas/

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Controversia, Debates, Estadísticas, Investigaciones, Noticias y artículos, Proyectos, Transporte

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.