Cuando Bogotá era una ‘fábrica’ de vacunas (desde El Tiempo)


Desde El Tiempo de Colombia publican el siguiente artículo:

Cuando Bogotá era una ‘fábrica’ de vacunas

El zipaquireño Pedro Tinjacá Ruiz, quien a principios de los 80 era un médico que hacía su año rural y que de un día para otro, por esas cosas de la vida, o mejor por un perro que mordió a un niño, terminó produciendo vacunas en Bogotá, es uno de los pocos investigadores colombianos de biológicos de la época que aún sobreviven.

La técnica era muy artesanal y en nada se parecía a lo que hoy hacen los laboratorios de las farmacéuticas. El virus era inoculado en huevos embrionados o en el cerebro de ratones lactantes. Aun así, dice, “eran efectivas y se exportaban”.

Corría el año 1981, cuando el joven médico dejó el consultorio en el puesto de salud de Útica (Cundinamarca) y el nombramiento que ya tenía en sus manos en el hospital de La Palma, y se trasladó a los laboratorios del Instituto Nacional de Salud (INS) en Bogotá. Llegó nombrado por el director de la entidad, Hernando Vidales Neira (la dirigió entre 1978 y 1982), quien los fines de semana iba a su finca en la provincia de Gualivá y los domingos atendía pacientes de manera gratuita en una de las dos farmacias del pueblo, la Droguería Marly, de don Luis Mahecha.

Vidales recibió ese día a un niño que acababa de ser mordido por un perro, pero como en la droguería no era mucho lo que podía hacer, remitió el paciente al centro de salud para que lo atendieran y le pusieran la vacuna antirrábica. Allí estaba el estudiante de la Nacional, quien no se cambiaba por nadie porque estaba en su último día rural. Sin embargo, una vez terminó de atender al menor, fue a saludar al director del Instituto, pero se encontró con una propuesta que le iba a transformar la vida.

“Él me dijo: ‘si usted se va para La Palma, se vuelve cafetero o ganadero, de pronto hace platica. Le ofrezco un puesto donde va a ganar menos, pero se va a volver investigador, y en un año lo mando a Estados Unidos a prepararse para hacer vacunas. Tiene una hora para que me responda”, cuenta Tinjacá, que de inmediato contestó: “No necesito una hora, acepto”. Y la respuesta también fue rápida: ‘mañana empieza’.

Al otro día, el joven médico y egresado del Liceo Nacional, el mismo colegio donde había estudiado Gabriel García Márquez (nobel de literatura en 1982), estaba en el laboratorio de producción de vacunas de fiebre amarilla, aprendiéndole al investigador Carlos Bernal, quien estaba enfermo –se había contaminado años atrás con encefalitis equina- y en proceso de retiro–.

En esa época la vacuna de fiebre amarilla se hacía inoculando huevos de pollo embrionados que eran producidos en un galpón especial en Chinauta, que pertenecía a Leonor Serrano, quien años después fue gobernadora del departamento. “Los huevos de pollo embrionados se perforaban con un soplete de acetileno para inyectarles el virus atenuado. Se tapaba el huequito con parafina, y seguía la incubación del embrión por 15 o 20 días, cuando se volvían a destapar, también con soplete”, recuerda el hijo de una modista boyacense y un camionero y concejal zipaquireño.

Al final de cada mes, los huevos que no tenían embrión, que eran muchos, terminaban en una pericada para todo el personal, que acompañaban con cuyes asados y unos tragos del ‘Bolivariano’, un aguardiente que producía un químico farmacéutico en un alambique que tenía montado en el laboratorio de farmacología. “Era delicioso”, cuenta este profesional de 68 años.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de El Tiempo: https://www.eltiempo.com/bogota/cuando-bogota-era-una-fabrica-de-vacunas-578039

Anuncio publicitario

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Ciencias, Colombia, Controversia, Debates, Enfermedades, Innovación, Noticias y artículos, Proyectos, Salud, Seguridad, Tecnología, Vacunas, Virus

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.