Secretaría de Ambiente invita a bares y gastrobares a controlar los niveles de ruido, sin descuidar los protocolos de bioseguridad


Secretaría de Ambiente invita a bares y gastrobares a controlar los niveles de ruido, sin descuidar los protocolos de bioseguridad

  • Con el mensaje ‘Reactívate y bájale el volumen’, la autoridad ambiental invita a bares y gastrobares a moderar el ruido.
  • El uso de altavoces en espacio público y terrazas está prohibido.
  • Para el sector de bares y gastrobares, el límite de emisión de ruido durante el día es de 70 decibeles dB(A); y en la noche, de 60 dB(A).
  • Las secretarias de Ambiente y Desarrollo Económico firmaron el pacto ‘Reactivación con respeto’, con representantes del sector.
  • Entre 2016 y 2020, la autoridad ambiental impuso 246 multas por ruido, con un valor de $ 1.707’732.867.

‘Reactívate y bájale el volumen’. Ese es el mensaje con el que la Secretaría de Ambiente invita a los empresarios de bares y gastrobares de la ciudad a moderar los niveles de ruido para tener una reactivación económica basada en el respeto, la sana convivencia y la responsabilidad con el medioambiente.

“La reactivación económica ha sido un reto para todos. Es muy importante recordarles a los establecimientos comerciales con uso de suelo autorizado para tener música y comercio nocturno, que deben respetar la norma y garantizar la sana convivencia. Durante el día se puede llegar hasta los 70 dB(A) y en la noche tenemos que bajarle a 60 dB(A). Entendemos que la tarea de ventilar nuestros establecimientos, abrir ventanas y aprovechar ‘Bogotá a cielo abierto’ nos imprimen una tarea adicional, que es modular ruido. Por eso, nuestro mensaje es ‘Reactívate y bájale el volumen’”, indicó la secretaria de Ambiente, Carolina Urrutia.

Conscientes de esta necesidad, la secretaria y su par de Desarrollo Económico, Carolina Durán, firmaron el pacto ‘Reactivación con Respeto’, con algunos representantes de bares y gastrobares, para recordarles la importancia de realizar sus actividades teniendo en cuenta los protocolos de bioseguridad, horarios y la normatividad en emisiones de ruido.

La cuarentena, en 2020, permitió contemplar una ciudad menos ruidosa. Durante esta época, se pudo detectar una reducción del ruido ambiental de hasta un 82 % en el día y 92 % en la noche.

Ahora, que todos los sectores económicos se están reactivando, los niveles de ruido ambiental están regresando a los registrados en el periodo de pre-pandemia. Tras la reanudación de actividades nocturnas, la autoridad ambiental recibido algunas manifestaciones de molestia por emisión de ruido, de parte de las comunidades circunvecinas a sectores como la Zona Rosa de la 85, la calle 116, Galerías, Restrepo y Modelia, entre otras.

Con el mensaje ‘Reactívate y bájale el volumen’, la autoridad ambiental busca que estos establecimientos moderen el ruido e implementen medidas de control y mitigación, sin dejar a un lado la ventilación.

Para los bares, restaurantes, tabernas, discotecas, bingos y casinos en zonas de uso de suelo permitido, el límite de emisión de ruido durante el día es 70 decibeles dB(A); y en la noche, de 60 dB(A). El primer valor es similar al sonido que emite el motor de un vehículo a un metro de distancia; y el segundo, a una conversación.

Al sobrepasar estos límites, los establecimientos pueden causar alteraciones del sueño en los vecinos y problemas de convivencia. Además, se exponen a la suspensión temporal de actividades y multas por parte de la autoridad ambiental.

“Seamos siempre conscientes y empáticos con nuestros vecinos. Somos una ciudad en la que habitan personas con distintos intereses y formas de vivir la noche, por eso, tenemos que ser respetuosos y cumplir la norma. Esa es la invitación que hacemos a los establecimientos de comercio nocturno, con el mensaje”, expresó la secretaria Carolina Urrutia.

Recomendaciones para bajarle al ruido

La Administración Distrital les hace estas recomendaciones a los empresarios del sector para mantener condiciones sonoras óptimas:

  1. Antes de iniciar actividades, verifique que el predio tiene uso del suelo permitido para dicho fin.
  2. Implemente acciones de mitigación y control de ruido en su establecimiento (aislamiento acústico), sin dejar a un lado la ventilación.
  3. Recuerde que el uso de los altavoces para amenizar el espacio debe realizarse dentro del establecimiento y de forma moderada (sin exceder los límites permitidos).
  4. En caso de que requiera una planta eléctrica para el desarrollo de su actividad, asegúrese de que esté aislada acústicamente.
  5. Recuerde que el perifoneo con fines comerciales está prohibido.
  6. Module su ruido e invite a sus colaboradores y clientes a hacerlo.
  7. El uso de altavoces en espacio público y terrazas está prohibido.
  8. Tenga presente que su derecho al trabajo debe estar en armonía con el ambiente, la tranquilidad y la salud de las persona
  9. Respete los horarios habilitados para el desarrollo de sus actividade
  10. Por último, no olvide que la reactivación económica y social puede ir de la mano con un ambiente saludable y una sana convivencia.

¿Cómo se controla el ruido?

En Bogotá, la Secretaría de Ambiente es la encargada de realizar acciones de evaluación, control y seguimiento a establecimientos de comercio, industria y servicios que desde el interior emitan sonido al ambiente.

Para esto, la autoridad ambiental cuenta con un equipo técnico altamente capacitado que visita los establecimientos y hace la medición de los niveles de ruido.

Si la entidad encuentra que un establecimiento supera los estándares máximos permitidos de ruido, puede suspender temporalmente la actividad que genera la afectación ambiental (de equipos de sonido, plantas eléctricas u otros elementos), hasta que se realicen los ajustes en la operación, y también evalúa la pertinencia de iniciar un proceso sancionatorio.

La Secretaría de Ambiente no hace control al ruido generado por gritos, pitos, vehículos, animales, personas o riñas, ya que son competencia de la Policía y las alcaldías locales. Tampoco se encarga del ruido emitido por el aeropuerto.

Desde junio de 2020 hasta mayo de 2021, la Secretaría de Ambiente realizó 640 visitas técnicas en las diferentes localidades, para evaluar si existía afectación al ambiente. Y entre 2016 y 2020 impuso 246 multas por ruido, por un valor de $1.707’732.867.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Ambiente, Colombia, Controversia, Debates, Estadísticas, Investigaciones, Noticias y artículos, Restaurantes

¿Cuál es su comentario de este artículo?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.