La Educación Basada en Competencias combate el desempleo juvenil en América Latina (desde D2L)

La EBC combate el desempleo juvenil en América Latina

Por: Juan Lucca, vicepresidente de D2L para América Latina

La Educación Basada en Competencias (EBC) puede ser de ayuda para las instituciones educativas y hacer que sus alumnos y egresados tengan una ventaja competitiva en un mercado laboral cada vez más complejo.

En toda América Latina son más de 2 millones los alumnos que se gradúan por año de instituciones de nivel superior. Pero la triste realidad es que gran parte de ellos tendrán dificultades para encontrar trabajo y pasarán a engrosar la cifra de desempleo regional.

La crisis y los procesos de selección de personal cada vez más exigentes hacen que los recién graduados tengan una barrera de entrada al mercado muy elevada y que vean el momento de la graduación como un punto de preocupación. Esta realidad requiere que las casas de altos estudios innoven en cómo forman a esos futuros profesionales y los preparen para los desafíos a los que se enfrentarán.

En este artículo les mostraremos cómo implementar programas de Educación Basada en Competencias puede ser un paso en la dirección correcta, haciendo que la institución pueda ofrecer a sus alumnos las capacidades que el mundo requiere para tener éxito, hoy y mañana.

Las tasas de desempleo preocupan a los jóvenes de toda América Latina

Ante la coyuntura económica a la que se enfrenta la región, el mercado laboral se torna cada vez más competitivo y diferenciarse del resto resulta cada vez más importante. Y esa es una tendencia general. Según el informe de la Organización Internacional del Trabajo, la región tiene una tasa de desempleo juvenil del 16,8%, la más alta del mundo.

Argentina es uno de los países con mayor desempleo: el 19,8% de los jóvenes de menos de 29 años no tiene empleo. En Brasil, la tasa de desocupación entre jóvenes de 18 a 24 años fue del 16% en 2015. Y, según índices parciales más recientes, el 33,4% de los desempleados brasileños están en esa franja de edad. En México, donde el desempleo es relativamente bajo comparado con otros países de la región, la tasa de desempleo de jóvenes entre 15 y 24 años a febrero de este año se ubicaba en el 8,4%, el doble del promedio nacional de 4,1%.

Si bien no toda la población económicamente activa de ese rango etario califica como recién graduada los especialistas toman en consideración los años de estudio e identifican tendencias preocupantes que muestran un aumento en los últimos años de la desocupación de jóvenes profesionales lo que puede ser un atraso importante para toda una generación.

Debemos formar profesionales que estén preparados para enfrentarse a la nueva realidad del mercado laboral

Es lógico que en tiempos de crisis económicas las empresas apliquen ajustes. Ese es uno de los principales motivos detrás de los altos índices de desempleo juvenil en la región. Otro de los motivos es la falta de confianza que muchos empleadores manifiestan sobre la formación académica de los postulantes. Es por eso que es cada vez más importante que las instituciones de nivel superior ofrezcan a sus alumnos las habilidades necesarias para que se destaquen en el mercado laboral. En definitiva, no podemos considerar que la falta de empleo es un problema cuando existen puestos vacantes para jóvenes profesionales en toda la región.

Según una encuesta realizada en 2013 por McKinsey & Company en 9 países en desarrollo las grandes empresas tenían 32 vacantes para jóvenes profesionales sin llenar en Brasil y 24 en México. Para el 48% de los empleadores brasileños y el 40% de los mexicanos la razón principal era la falta de aptitud de los recién graduados. Es decir no es que falten puestos de trabajo lo que faltan son buenos candidatos.

Lo más preocupante es que las instituciones educativas se mantienen ajenas a esa realidad. Un tercio de los representantes entrevistados no sabía cuántos de sus egresados conseguían trabajo. Y los que se aventuraron a arrojar una cifra, estuvieron lejos de acertar: el 74% de las instituciones informó que la mayoría de sus graduados consiguió trabajo dentro de los primeros 3 meses o menos cuando en realidad solo el 54% de los jóvenes profesionales manifiesta haber conseguido empleo en ese tiempo.

La coyuntura económica y social puede haber cambiado en  los últimos 3 años pero los encargados de las instituciones de enseñanza superior no pueden ignorar este problema de percepción. A fin de cuentas, en tiempos de crisis resulta incluso más importante priorizar la inserción laboral de los alumnos.

Cómo la Educación Basada en Competencias puede ayudar a que sus alumnos se diferencien en el mercado

Algunas instituciones ya tienen iniciativas como prácticas profesionales y acuerdos con empresas pero la implementación de programas de Educación Basada en Competencias también puede ser de gran utilidad para preparar a los alumnos para la realidad del mercado laboral. El modelo justamente está pensado para que los alumnos se concentren en dominar habilidades profesionales prácticas. Y lo mejor es que no es necesario realizar grandes modificaciones a los programas de estudio. Se puede basar todo un programa según pautas de EBC o utilizarlas como complemento para los planes existentes.

Consulte algunas de las características de la Educación Basada en Competencias que pueden ser de gran utilidad en la formación profesional y algunos ejemplos de cómo implementarlas en la práctica:

  • Ritmo individualizado. Como lo que realmente se mide es lo que se aprende y no el tiempo dedicado al estudio, el alumno puede armar su propio camino de capacitación profesional, sin sentirse presionado ni desmotivado por el ritmo del resto del grupo. Esta característica también puede ser muy útil para resolver necesidades urgentes, como la preparación de un programa de capacitación en áreas determinadas.
  • Posibilidad de especialización. También se puede adaptar el contenido que va a estudiar cada alumno durante su ruta de aprendizaje. Es decir es posible definir áreas de foco dentro de una carrera o, incluso, cumplir los requisitos de una especialidad profesional.
  • Adaptación al conocimiento del alumno. Se pueden dar créditos por conocimiento preexistentes. Por ejemplo si un alumno ya realizó una pasantía en un área determinada no es necesario que pierda tiempo con conceptos que ya domina y puede dedicarse a lo que realmente precisa aprender.

IMS – D2L

Fernando Gutiérrez

Tel: 3124588440

www.imsmarketing.com

 

La Ley Naranja: otro intento fallido para fomentar la cultura (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

La Ley Naranja: otro intento fallido para fomentar la cultura

En un encuentro académico, organizado por el Observatorio de Cultura y Economía del Ministerio de Cultura y la Universidad Jorge Tadeo Lozano, donde participaron varios trabajadores culturales de distintas regiones del país, una de las participantes, perpleja por el curso que había tomado el debate, pidió la palabra para decir algo que ya se ha vuelto costumbre en varios encuentros sobre las políticas sociales en Colombia: “Aquí a nadie se le niega una ley y mucho menos un Conpes”. Después de medio segundo de silencio reflexivo llegó la risa y de nuevo, sin otra opción a la vista, seguimos elucubrando sobre por qué en este sector se habla tanto y al final se logra tan poco.

“Con la Ley Naranja no se hace medio jugo”, dijo después otro participante. La Ley da cartilla acerca de qué se debe hacer, pero no explica cómo. No hay claridad sobre las fuentes de financiación que impulsarán sus actividades.

En la exposición de motivos se señala que la Ley no tiene ningún impacto fiscal porque solo fortalece los mecanismos ya existentes, y sin embargo en el artículo 12 se pide diseñar   “un programa para incentivar y aumentar las exportaciones de bienes y servicios creativos”, que exigiría una inyección importante de recursos que no se ven por ningún lado.

La Ley también crea un Consejo Nacional de la Economía Naranja sin alcances precisos ni funciones claras, repleto de instancias públicas, que lo único que producirá es una disolución de las responsabilidades y una gran dificultad para articular agendas concretas.

En resumen, la Ley Naranja es un manual de propósitos más o menos bien intencionados que se acerca más a un diagnóstico seguido de acciones recomendables que a una ley que pueda ser ejecutada.

Lo mismo pasó con la Ley de Teatro y con tantos otros intentos fallidos de leyes que delegaron todo al Ejecutivo y acabaron convirtiéndose en solitarias y desfinanciadas oficinas públicas con buenos propósitos, pero sin un peso para sus gestiones.

Después de la Ley del Espectáculo Público o de las dos leyes de cine –que sí tienen claras fuentes de financiación, organizaciones funcionales para su gestión y enuncian claramente sus alcances y objetivos– la Ley Naranja no es más que un triste llamado a la bandera, una tímida proclama electoral para la candidatura de un sector político cuyo jefe se siente orgulloso de decir públicamente que nunca va al cine y que mientras ocupó la Presidencia liquidó orquestas, bandas, museos y espacios de formación artística.

Pero juzgar las buenas o malas intenciones de esta ley por Iván Duque, el senador uribista que la promovió, no sería más que favorecer la polarización de este país que ideologiza agendas y temas según quienes se autoproclamen sus adalides. Por eso no le hace bien a la discusión, al menos por ahora, juzgar la procedencia política de quien promovió esta Ley que –según los comentarios de varios sectores, líderes y empresarios culturales del país– poco se discutió en espacios académicos y gremiales.

Ahora bien, aunque muchos críticos se preocupan por lo que dice la Ley Naranja, lo que puede ser realmente preocupante es todo lo que no dice. Por ejemplo, ¿cuál es el papel del Estado en el fomento de las industrias creativas? ¿Cómo se articula de manera efectiva y equitativa al sector privado?

En líneas generales, esta Ley parece una copia poco creativa y actualizada de un estudio que, como consultores del Banco Interamericano de Desarrollo, realizaron Iván Duque y Felipe Buitrago. Gracias a sus gráficas vistosas y a sus divertidas comparaciones de economía para dummies el libro tuvo cierto éxito, aunque nunca pudo explicar de manera contundente por qué, a pesar de las cifras maravillosas que presentan de la participación de la cultura en nuestra economía, los artistas y, en general, los gestores culturales ganan tan poco y tienen trabajos tan inestables ni por qué un porcentaje enorme de los egresados de programas relacionados con estas industrias permanecen desempleados o sin emprendimientos exitosos en el largo plazo.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://www.razonpublica.com/index.php/cultura/10314-la-ley-naranja-otro-intento-fallido-para-fomentar-la-cultura.html

Colombia, una economía superficial en una sociedad superficial (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Colombia, una economía superficial en una sociedad superficial

La bonanza minero-energética no sirvió para impulsar un proceso de re-industrialización basado en nuestras capacidades de creación de conocimiento, creatividad e innovación, que responda a nuevas realidades globales y en especial a:

  • Los cambios tecnológicos acelerados a raíz de la Gran Recesión de 2008 con el surgimiento de las industrias 4.0;
  • La conciencia en aumento sobre la necesidad de proteger el medio ambiente está derivando en el negocio emergente de las industrias ecológicas;
  • El fin del ciclo del crecimiento sustentado en el comercio internacional, dado que este se detuvo en seco desde hace ya cinco años. De esta manera, Colombia dejó pasar la oportunidad que aprovecharon China y los demás “países  emergentes” para crecer a base de exportaciones industriales hacia los grandes centros de consumo. La restructuración de nuestra economía no se ha dado porque no se ha realizado el tránsito a nuevos sectores industriales y de servicios sofisticados que se apoyan en el conocimiento y la innovación.

Colombia, en efecto, lleva ya 47 años sin política industrial. Pero la política industrial que sí tuvimos, expiró en 1991. Por consiguiente la mayor responsabilidad por lo que ha sucedido desde entonces corresponde al modelo económico de hoy.

En efecto: la política económica de Colombia no responde a las necesidades de un país cuya población aumenta con rapidez, con periferias urbanas y rurales que reclaman el pago de una gran deuda social, y cuyo crecimiento ya no puede sostenerse sobre la bonanza que pasó. O sea que la economía colombiana no puede vivir de las posverdades del “país milagro”, del “país de moda”, del país regalado a la confianza inversionista, y con locomotoras sin rieles.

Los argumentos del gobierno no son creíbles, y menos los de la oposición: ambos administraron mal la bonanza, no reconocieron que el exceso de divisas abarató las importaciones pero arrasó con la industria nacional (es la llamada “enfermedad holandesa”), y nada hicieron para reestructurar la economía una vez el boom expirara.

Hasta mediados del siglo XX los economistas estuvieron convencidos de que el crecimiento se debía al ahorro, la inversión de capital o el aumento de la fuerza de trabajo. Pero entonces se encontró que estos factores explicaban apenas una pequeña parte de las cifras históricas sobre aumento del PIB, y que los avances tecnológicos eran en realidad el gran motor del desarrollo económico.

De esta manera  en los años 1950 surgieron los modelos de innovación en el mundo – que hoy ya están en su séptima generación-. Si el modelo de las décadas de 1950 y 1960 se conoce como de “innovación 1.0”, hoy  hablamos del modelo 7.0, y de la cuarta revolución industrial: las industrias 4.0 y las industrias de las tecnologías ecológicas.

Colombia ha estado casi del todo al margen de esta historia porque no hemos superado el modelo extractivo, donde la innovación tiene poco espacio. Estas actividades primarias o extractivas no conducen al desarrollo acelerado ni generan suficiente riqueza para elevar el bienestar de todos.  Esta es una especie de modelo de innovación 0.0, porque Colombia no desarrolló un centro de investigaciones en minería de carbón, y menos industrias para esa cadena de valor.

Los modelos iniciales de innovación (el 1.0 y el 2.0) sirvieron para impulsar sectores estratégicos (acero, bienes de capital, automotriz, plásticos, químicos, electrónica…) respaldados por capacidades sólidas en educación e investigación para la innovación. Pero la política industrial de Colombia- cuando la tuvimos- no desarrolló capacidades suficientes para el aprendizaje.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://www.razonpublica.com/index.php/economia-y-sociedad/10317-colombia,-una-econom%C3%ADa-superficial-en-una-sociedad-superficial.html

¿Qué existe al otro lado de la guerra? – 20 Julio ESTRENO NACIONAL (película El Silencio de los Fusiles)

El silencio de los fusiles, una película con un acceso inédito a los diálogos de paz y a sus protagonistas, llega a salas de cine el próximo 20 de julio.

Doce ciudades del país tendrán la oportunidad exclusiva de disfrutar durante cuatro días, en sus salas de Cine Colombia, de este documental, dirigido por la periodista y cineasta Natalia Orozco. El documental, es un relato intimista del conflicto de nuestro País y de los acuerdos que prometen la difícil transición hacia la paz.

Preventa desde Julio 06

El próximo jueves 20 de julio, día que conmemora el Grito de Independencia que el país dió 207 años atrás para rebelarse contra el dominio Español, marcará la llegada a las salas de cine de El silencio de los fusiles de Natalia Orozco, una película que revela, con una perspectiva humana, el costo del conflicto armado Colombiano y el costo de la apuesta por la paz.

Gracias a la distribución de Cine Colombia, el documental podrá disfrutarse exclusivamente los días jueves 20, viernes 21, sábado 22 y domingo 23 de julio, en horarios de 1:00 y 3:00 p.m., en las salas de Cine Colombia de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Manizales, Villavicencio, Montería, Pereira, Ibagué, Armenia y Cartagena. Para que nadie se quede sin la oportunidad de verlo, la pre-venta de boletería para estas funciones exclusivas estará disponible a partir del próximo 6 de julio.

Después de inaugurar la edición 57 del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias –FICCI-, convirtiéndose en el primer documental colombiano en tener el honor de abrir el Festival más antiguo de América Latina y de su posterior selección en prestigiosos festivales de cine en España, Francia, Alemania, Australia, Uruguay, Argentina, el público colombiano tendrá la oportunidad única de disfrutar de esta producción.

El silencio de los fusiles es una producción que revela los los retos y los obstáculos que enfrentan enemigos históricos cuando abordan unos diálogos de paz después de medio siglo de violencia. Este relato abre espacio a preguntas, reflexiones y a un mejor comprensión del desafío histórico que hoy enfrentamos los colombianos. En el documental se encuentran reunidas y confrontadas varias de las voces de ambos bandos que hicieron parte de las negociaciones de paz, exponiendo sus puntos de vista, mientras con una conmovedora sensibilidad, la autora articula archivos históricos de estos años de guerra.

En las taquillas de los Cine Colombia de cada ciudad, al igual que a través de la página www.cinecolombia.com, se podrán adquirir las entradas con anticipación para hacer parte de este filme.

¿Qué existe al otro lado de la guerra?

En El silencio de los fusiles la pregunta esencial es “¿qué existe al otro lado de la guerra?”. 120 minutos que apelan a la memoria, a las dificultades del presente, pero también a la esperanza de un cambio. La directora Natalia Orozco habla con los líderes del gobierno y de la guerrilla, con los estrategas políticos y militares y con los voceros de ambas delegaciones, deja escuchar las voces de las víctimas y de personajes hasta ahora desconocidos que han tenido un papel clave en el proceso de paz.

Como lo expresa Diana Bustamante, directora de programación del FICCI Cartagena “Fiel a su olfato periodístico y a su responsabilidad como ciudadana, Orozco interroga y reflexiona sobre lo que ve y siente, sin sacrificar el rigor y la independencia” (….) “El silencio de los fusiles es, por momentos, un apasionante thriller político, con personajes que se van transformando a medida que se vuelven conscientes del papel histórico que les ha correspondido o que eligieron por su propia y voluntaria decisión“.

Recuerde estar atento desde el 6 de julio a la pre-venta de entradas para disfrutar de esta producción los días 20, 21, 22 y 23 de julio, en funciones de 1:00 y 3:00 p.m., en su sala de Cine Colombia más cercana.

Reunión Pública Revisión Ordinaria del Plan de Ordenamiento Territorial en el Centro Histórico (Bogotá, Colombia)

La Administración Distrital de Bogotá, con el apoyo de la Alcaldía Local de La Candelaria en el marco de la Fase 2: Diagnóstico, Formulación y Consulta del Proceso de Revisión Ordinaria del Plan de Ordenamiento Territorial tiene el gusto de invitarles a conocer el Seguimiento, Evaluación y Diagnóstico del POT, en un espacio de diálogo sobre los aprendizajes para la planeación de nuestro territorio.

Localidad de La Candelaria:

  • Fecha: Miércoles 05 de julio de 2017
  • Lugar: Biblioteca Luís Angel Arango, Centro de Eventos Salón B Calle 11 N0. 4.14  (No se cuenta con servicio gratuito de parqueadero)
  • Hora: 5:00 p.m

Para mayor información consultar el siguiente link: www.sdp.gov.co/pot2017

Paro de maestros: ¿dónde queda la formación de los docentes? (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Paro de maestros: ¿dónde queda la formación de los docentes?

Durante las últimas semanas hemos asistido a un nuevo y prolongado paro de maestros del sector público de la educación que reclaman mejoras salariales y ocupacionales y que buscan dignificar la profesión docente.

Estas son demandas legítimas y necesarias, pero ignoran la necesidad de propuestas alternativas para la formación de docentes, y esto conduce a que haya más de lo mismo: escuelas normales, facultades de educación y universidades pedagógicas. Estas instituciones  no son las únicas ni las mejores modalidades de formación de docentes, y su vigencia se debe más a la tradición, la inercia y a intereses particulares que a su utilidad para la formación con altos estándares de calidad.

Una  mirada a la experiencia internacional revela la existencia de diversos tipos de instituciones y requisitos de formación con alto impacto sobre la calidad del futuro docente y, por lo tanto, sobre la calidad de la educación.

En Colombia hay un amplio consenso sobre la necesidad de mejorar la calidad de la educación. Lograr esto no solo exige dignificar la profesión docente, sino un nuevo modelo de formación que atraiga a jóvenes competentes que hayan recibido una sólida formación disciplinaria que sustente su educación pedagógica.

Según las pruebas nacionales (SABER) e internacionales (PISA), la calidad de la educación ofrecida a la mayoría de los estudiantes colombianos es muy pobre.

Y sería aún más pobre si se evaluaran las áreas de formación que no se miden en esas pruebas, como las artes, la fisiología y alimentación, la literaria, la capacidad de argumentación, las competencias comunicativas y la educación en tecnología. Esto sin contar la formación filosófica, histórica y sociológica que es fundamental para la comprensión de la sociedad por parte del estudiante y futuro ciudadano y que no puede reducirse a pruebas de opción múltiple. Un análisis similar aplica para la formación en política, en principios de economía y en la formulación de problemas de investigación en ciencias y tecnología.

Es mucho más significativo en la formación integral de un estudiante lo que no se mide ni se evalúa en las pruebas estandarizadas que lo que es susceptible de ser reducido a las técnicas y metodologías de dichas pruebas.

Pero hay otras razones igualmente importantes para explicar la poca calidad de la educación colombiana. Los rasgos principales del oficio del maestro —estatuto docente, formación, promoción y remuneración— hacen de ella una profesión de bajo estatus y de escaso atractivo para jóvenes con alto capital académico y cultural, lo cual condena a la docencia a convertirse en segunda o tercera opción laboral para jóvenes sin interés ni vocación.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://www.razonpublica.com/index.php/economia-y-sociedad/10318-paro-de-maestros-d%C3%B3nde-queda-la-formaci%C3%B3n-de-los-docentes.html#sthash.qwXarLUd.dpuf

Forcepoint logra la efectividad más alta en seguridad, superando a 10 proveedores

Forcepoint logra la efectividad más alta en seguridad, superando a 10 proveedores en la NGFW Test de NSS Labs

Las pruebas de NSS Labs demuestran que Forcepoint NGFW ofrece la combinación perfecta de seguridad empresarial y bajo costo, haciéndolo particularmente efectivo para SD-WAN y otras iniciativas de redes modernas

Forcepoint™, líder mundial en seguridad cibernética, anunció que su Next Generation Firewall (NGFW) bloqueó el 99.95 por ciento de las explotaciones en el 2017 NGFW Test de NSS Labs. Forcepoint es el único proveedor que bloquea el 100 por ciento de las explotaciones probadas ejecutadas desde la biblioteca de explotaciones estáticas de NSS Labs. Durante un periodo de prueba continua que duró 31 días, bloqueó el 99.89 por ciento de las explotaciones “drive-by” dirigidas a las aplicaciones cliente. NSS Labs es la evaluación independiente líder que somete a prueba a los productos de seguridad de redes bajo condiciones reales.

“La efectividad de la seguridad del Forcepoint NGFW 3301 fue insuperable en la 2017 NGFW Test de NSS Labs”, afirmó Thomas Skybakmoen, Director de Investigación Distinguido de NSS Labs. “El Forcepoint NGFW debía estar en la preselección de toda compañía”.

El firewall de Forcepoint también logró bloquear todas las evasiones e identificó adecuadamente el contenido malicioso sin falsos positivos, todo al menor costo total de propiedad.

Como resultado de estas altas calificaciones en seguridad empresarial y de la eficiencia operativa demostrada, Forcepoint NGFW recibió su quinta designación consecutiva como  “Recomendado” desde que NSS Labs comenzó a probar los firewalls de próxima generación.

“Con Forcepoint NGFW, podemos recibir la mejor protección firewall de su clase, así como una gestión experta con bajas inversiones iniciales. Los resultados que nuestros usuarios han visto con Forcepoint NGFW han sido extraordinarios. No me sorprende ver que Forcepoint NGFW recibe la Designación como Recomendado de NSS Labs”, dijo Hendrik Walter,director de TI de Avency en Alemania.

“Las empresas y los organismos gubernamentales están buscando maneras más eficientes de conectar a su gente y los datos sin exponerlos a los ataques maliciosos en sus redes internas y de área amplia”, apuntó Rob Oyoub, director de investigación de Productos de Seguridad de IDC. “Muchas organizaciones utilizan los resultados de las pruebas que realiza NSS Labs como validación independiente de la efectividad y el desempeño de la seguridad en el momento de seleccionar un firewall de próxima generación”.

El Forcepoint NGFW integra seguridad de clase empresarial con gestión centralizada y escalable. Ofrece vistas interactivas para brindar visibilidad de 360° y una veloz respuesta  a incidentes a través de las redes distribuidas desde centros de datos y oficinas centrales, hasta sucursales remotas y la nube habilitadas con redes de área amplia definidas por software (SD-WAN).

Las organizaciones están reconociendo que una estrategia de seguridad de redes centrada en los humanos protege mejor a sus empleados, así como los datos empresariales críticos y la propiedad intelectual. Esto implica una integración más estrecha entre la gestión de la red y la seguridad, lo cual es particularmente importante para las sucursales y las oficinas remotas donde las tecnologías SD-WAN ofrecen mayor acceso pero que requieren niveles adicionales de seguridad informática. Las calificaciones que ha recibido el NGFW de Forcepoint validan que las empresas y los gobiernos globales pueden tener una seguridad robusta y con excelente manejabilidad en un solo sistema.

“Forcepoint ofrece la mejor combinación de precio y seguridad entre los firewalls de próxima generación”, aseguró Antii Rijonen, vicepresidente y director general de la unidad de Seguridad de Redes de Forcepoint. “Nuestra innovadora arquitectura combina la gestión centralizada con seguridad basada en software que ahora ha demostrado que puede superar a los diseños centrados en el hardware en cuanto a eficiencia y eficacia. Estas innovaciones son un componente clave de la estrategia de Forcepoint para proteger al factor humano, donde se une la gente y los datos”.

Recursos adicionales

Acerca de Forcepoint

Forcepoint está transformando la seguridad cibernética al enfocarse en lo que más importa: entender las intenciones de la gente cuando interactúa con datos críticos dondequiera que éstos residan. Nuestros sistemas robustos permiten a las compañías brindar a los empleados libre acceso a los datos confidenciales, protegiendo al mismo tiempo la propiedad intelectual y simplificando el cumplimiento. Con sede en Austin, Texas, Forcepoint soporta a más de 20,000 organizaciones en todo el mundo. Para obtener más información sobre Forcepoint, visite www.Forcepoint.com y síganos en Twitter en @ForcepointSec

Siga a Forcepoint en los Medios Sociales

Facebook: https://www.facebook.com/ForcepointLLC/

LinkedIn: https://www.linkedin.com/company/forcepoint

Twitter: https://www.twitter.com/forcepointsec

Instagram: https://www.instagram.com/forcepoint