Colombia, una economía superficial en una sociedad superficial (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Colombia, una economía superficial en una sociedad superficial

La bonanza minero-energética no sirvió para impulsar un proceso de re-industrialización basado en nuestras capacidades de creación de conocimiento, creatividad e innovación, que responda a nuevas realidades globales y en especial a:

  • Los cambios tecnológicos acelerados a raíz de la Gran Recesión de 2008 con el surgimiento de las industrias 4.0;
  • La conciencia en aumento sobre la necesidad de proteger el medio ambiente está derivando en el negocio emergente de las industrias ecológicas;
  • El fin del ciclo del crecimiento sustentado en el comercio internacional, dado que este se detuvo en seco desde hace ya cinco años. De esta manera, Colombia dejó pasar la oportunidad que aprovecharon China y los demás “países  emergentes” para crecer a base de exportaciones industriales hacia los grandes centros de consumo. La restructuración de nuestra economía no se ha dado porque no se ha realizado el tránsito a nuevos sectores industriales y de servicios sofisticados que se apoyan en el conocimiento y la innovación.

Colombia, en efecto, lleva ya 47 años sin política industrial. Pero la política industrial que sí tuvimos, expiró en 1991. Por consiguiente la mayor responsabilidad por lo que ha sucedido desde entonces corresponde al modelo económico de hoy.

En efecto: la política económica de Colombia no responde a las necesidades de un país cuya población aumenta con rapidez, con periferias urbanas y rurales que reclaman el pago de una gran deuda social, y cuyo crecimiento ya no puede sostenerse sobre la bonanza que pasó. O sea que la economía colombiana no puede vivir de las posverdades del “país milagro”, del “país de moda”, del país regalado a la confianza inversionista, y con locomotoras sin rieles.

Los argumentos del gobierno no son creíbles, y menos los de la oposición: ambos administraron mal la bonanza, no reconocieron que el exceso de divisas abarató las importaciones pero arrasó con la industria nacional (es la llamada “enfermedad holandesa”), y nada hicieron para reestructurar la economía una vez el boom expirara.

Hasta mediados del siglo XX los economistas estuvieron convencidos de que el crecimiento se debía al ahorro, la inversión de capital o el aumento de la fuerza de trabajo. Pero entonces se encontró que estos factores explicaban apenas una pequeña parte de las cifras históricas sobre aumento del PIB, y que los avances tecnológicos eran en realidad el gran motor del desarrollo económico.

De esta manera  en los años 1950 surgieron los modelos de innovación en el mundo – que hoy ya están en su séptima generación-. Si el modelo de las décadas de 1950 y 1960 se conoce como de “innovación 1.0”, hoy  hablamos del modelo 7.0, y de la cuarta revolución industrial: las industrias 4.0 y las industrias de las tecnologías ecológicas.

Colombia ha estado casi del todo al margen de esta historia porque no hemos superado el modelo extractivo, donde la innovación tiene poco espacio. Estas actividades primarias o extractivas no conducen al desarrollo acelerado ni generan suficiente riqueza para elevar el bienestar de todos.  Esta es una especie de modelo de innovación 0.0, porque Colombia no desarrolló un centro de investigaciones en minería de carbón, y menos industrias para esa cadena de valor.

Los modelos iniciales de innovación (el 1.0 y el 2.0) sirvieron para impulsar sectores estratégicos (acero, bienes de capital, automotriz, plásticos, químicos, electrónica…) respaldados por capacidades sólidas en educación e investigación para la innovación. Pero la política industrial de Colombia- cuando la tuvimos- no desarrolló capacidades suficientes para el aprendizaje.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://www.razonpublica.com/index.php/economia-y-sociedad/10317-colombia,-una-econom%C3%ADa-superficial-en-una-sociedad-superficial.html

El humorista César Yesid Medina, ‘el chinche cucuteño’, fue hallado sin vida en Bogotá (desde Noticias RCN)

Desde Noticias RCN publican la siguiente noticia:

El humorista César Yesid Medina, ‘el chinche cucuteño’, fue hallado sin vida en Bogotá

Las autoridades de Bogotá investigan las circunstancias en las que murió el humorista César Yesid Medina, conocido como ‘el chinche cucuteño’, cuyo cuerpo sin vida apareció en el cuarto de una pensión ubicada en el centro de la capital.

Los habitantes de la pensión hallaron el cadáver al observar que su habitación estaba abierta y desordenada.

El cuerpo de Medina, quien también era un reconocido imitador, tenía aparentes signos de tortura y fue hallado con una correa en su cuello, según testigos.

Para leer completa esta noticia, pueden ir al enlace de Noticias RCN: http://www.noticiasrcn.com/nacional-bogota/el-humorista-cesar-yesid-medina-el-chinche-cucuteno-fue-hallado-sin-vida-bogota

Paro de maestros: ¿dónde queda la formación de los docentes? (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Paro de maestros: ¿dónde queda la formación de los docentes?

Durante las últimas semanas hemos asistido a un nuevo y prolongado paro de maestros del sector público de la educación que reclaman mejoras salariales y ocupacionales y que buscan dignificar la profesión docente.

Estas son demandas legítimas y necesarias, pero ignoran la necesidad de propuestas alternativas para la formación de docentes, y esto conduce a que haya más de lo mismo: escuelas normales, facultades de educación y universidades pedagógicas. Estas instituciones  no son las únicas ni las mejores modalidades de formación de docentes, y su vigencia se debe más a la tradición, la inercia y a intereses particulares que a su utilidad para la formación con altos estándares de calidad.

Una  mirada a la experiencia internacional revela la existencia de diversos tipos de instituciones y requisitos de formación con alto impacto sobre la calidad del futuro docente y, por lo tanto, sobre la calidad de la educación.

En Colombia hay un amplio consenso sobre la necesidad de mejorar la calidad de la educación. Lograr esto no solo exige dignificar la profesión docente, sino un nuevo modelo de formación que atraiga a jóvenes competentes que hayan recibido una sólida formación disciplinaria que sustente su educación pedagógica.

Según las pruebas nacionales (SABER) e internacionales (PISA), la calidad de la educación ofrecida a la mayoría de los estudiantes colombianos es muy pobre.

Y sería aún más pobre si se evaluaran las áreas de formación que no se miden en esas pruebas, como las artes, la fisiología y alimentación, la literaria, la capacidad de argumentación, las competencias comunicativas y la educación en tecnología. Esto sin contar la formación filosófica, histórica y sociológica que es fundamental para la comprensión de la sociedad por parte del estudiante y futuro ciudadano y que no puede reducirse a pruebas de opción múltiple. Un análisis similar aplica para la formación en política, en principios de economía y en la formulación de problemas de investigación en ciencias y tecnología.

Es mucho más significativo en la formación integral de un estudiante lo que no se mide ni se evalúa en las pruebas estandarizadas que lo que es susceptible de ser reducido a las técnicas y metodologías de dichas pruebas.

Pero hay otras razones igualmente importantes para explicar la poca calidad de la educación colombiana. Los rasgos principales del oficio del maestro —estatuto docente, formación, promoción y remuneración— hacen de ella una profesión de bajo estatus y de escaso atractivo para jóvenes con alto capital académico y cultural, lo cual condena a la docencia a convertirse en segunda o tercera opción laboral para jóvenes sin interés ni vocación.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://www.razonpublica.com/index.php/economia-y-sociedad/10318-paro-de-maestros-d%C3%B3nde-queda-la-formaci%C3%B3n-de-los-docentes.html#sthash.qwXarLUd.dpuf

Venezuela “repudió” retiro de músico chavista de Rock al Parque (desde El Colombiano)

Desde El Colombiano publican la siguiente noticia:

Venezuela “repudió” retiro de músico chavista de Rock al Parque

La alcaldía de Bogotá informó que por motivos de “orden público” decidió retirar del cartel de su tradicional festival anual de rock al músico venezolano Paul Gillman, declarado seguidor de la revolución bolivariana del fallecido Hugo Chávez en Venezuela.

“En los últimos días se creó una campaña de desprestigio contra la participación del artista en Rock al Parque, lo cual pone en riesgo el buen funcionamiento del festival y la seguridad de quienes participan en él, de los artistas y del público asistente”, indicó en un comunicado el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) de la capital colombiana.

“Siendo este un tema de orden público; es esta y no otra la razón que lleva al Idartes a tomar la decisión de cancelar la presentación de Gillman en el festival de este año; esperando poder contar con él en futuras versiones”, agregó.

El texto subrayó la “admiración” del Idartes por la trayectoria artística de Gillman y su “respeto” por su aporte al rock y al metal latinoamericanos, al tiempo que agradeció la “comprensión” del artista y del público que lo esperaba en la versión 23 de Rock al Parque, del 1 al 3 de julio.

La curaduría de los festivales “obedece a criterios puramente artísticos”, ya estos conciertos son “apolíticos”, indicó el Idartes, al manifestar su “respeto” por las posiciones de los artistas invitados.

Para leer completa esta noticia, pueden ir al enlace de El Colombiano: http://www.elcolombiano.com/cultura/musica/polemica-por-retiro-de-paul-gillman-de-rock-al-parque-por-ser-chavista-FD6522700

Las conclusiones de la marcha AntiSantos (desde La Silla Vacía)

Desde La Silla Vacía publican el siguiente artículo:

Las conclusiones de la marcha AntiSantos

Políticos de derecha, uribistas, conservadores, sectores religiosos y grupos de reservas militares encabezaron las movilizaciones en las que miles de colombianos mostraron su desacuerdo con el Presidente.

Éstos son las principales conclusiones y la crónica de cómo vimos la jornada en los Santanderes, el Caribe y el Pacífico

La derecha sigue movilizando gente.

Casi un año después de las marchas convocadas por el uribismo contra la firma del Acuerdo, la movilización de hoy mostró que un sector de la sociedad colombiana sigue siendo conservadora de tradición y de pensamiento, capaz de salir a marchar y llenar la plaza de Bolívar, en Bogotá, como ocurrió durante el mediodía. Por ahora las autoridades de tránsito hablan de 130 mil personas que marcharon en Medellín, 15 mil en Bogotá, 10 mil en Cali y 5 mil en Bucaramanga. Esto muestra que a la convocatoria, que en principio fue uribista, se le unieron sectores religiosos como el del pastor Miguel Arrázola en Cartagena y los cristianos en contra de la llamada ideología de género en Santander, así como los conservadores con Marta Lucía Ramírez y Alejandro Ordóñez, pero la gran mayoría de personas que caminaron no portaban logos de partidos políticos, pese a que la movilización fue impulsada por colectividades y precandidatos presidenciales.

Más Antisantismo que Anticorrupción

Durante las movilizaciones la mayoría de consignas eran contra el presidente Santos (quien está en Mocoa atendiendo la emergencia que deja 154 muertos), que por los escándalos de corrupción, objetivo por el cual fue originalmente convocada hace un mes. Y eso en parte porque no era creíble que desde la clase política (que es tradicionalmente relacionada con la corrupción) impulsara una marca contra las conductas irregulares de los políticos, sobre todo por el escándalo de Odebrecht que salpicó tanto a los gobiernos Santos y Uribe y las campañas santista y uribista. El objetivo de la marcha fue transformándose durante su organización. Durante la última semana, el uribismo impulsó el hashtag #santosrenuncieya, que fue al final el lema de la movilización. Esto permitió que desde el sicario de Pablo Escobar, alias Popeye, hasta el ex ministro Fernando Londoño, coincidieran en decir, por aparte, en sus respectivas movilizaciones, que Santos quedaba destituido.

Hay combustible para la alianza del No para 2018

La marcha de hoy muestra que los sectores que impulsaron el No en el plebiscito y lideraron la renegociación tienen un terreno fértil de votantes, si se llega a conformar la alianza política de los sectores contra el Acuerdo con las Farc para 2018. Y todos aprovecharon la marcha para hacer política. En Bogotá estuvieron el anulado exprocurador Alejandro Ordóñez (a quien sus seguidores le gritaron “presidente!, presidente!”) Marta Lucía Ramírez (quien estrenó logo y lema -un paso adelante por Colombia, que tiene cara de campaña, aunque ella nos dijo que no) y los precandidatos uribistas Iván Duque y María del Rosario Guerra, mientras en Cali estaba el otro uribista, Carlos Holmes Trujillo.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: http://lasillavacia.com/historia/las-conclusiones-de-la-marcha-antisantos-60424

DECLARACIÓN DEL TEATRO COLOMBIANO DIRIGIDA A TODA LA NACIÓN

Con motivo a las manifestaciones y protestas en pro del teatro y del arte colombiano que se hizo en la Plaza de Bolívar ante el gobierno nacional, nos llegaron por vía Whatsapp una declaración de un gran número de artistas colombianos, para que lo diéramos a conocer en Sitio Bagatela.

DECLARACIÓN DEL TEATRO COLOMBIANO DIRIGIDA A TODA LA NACIÓN

Hombres y mujeres de Colombia:

El Movimiento Artístico de Colombia quiere hablarle a la conciencia de la nación porque están atentando contra las expresiones del arte y contra los artistas de un país que se siente orgulloso de sus creadores.

Quienes nos dedicamos al teatro, a la danza, a los títeres, a la música, al cine, a la pintura, a la escultura, al circo, a la literatura, a los oficios de la creación estética, hoy nos declaramos en estado de alerta naranja porque intentan acabar con la parte sensible de Colombia. Y pronto estaremos al borde de la alerta roja, porque las decisiones oficiales nos hablan de un desastre anunciado.

De manera contradictoria, el Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá, desconocen la importancia del Arte en las actuales circunstancias que vive el país. No han tenido en cuenta de manera seria el papel que debe jugar lo creativo en un país obligado a restaurar su sensibilidad colectiva. Las políticas institucionales no fortalecen los caminos forjados por el arte colombiano en los últimos cincuenta años, más bien parecen tener la firme intención de negarlos.

Los artistas representamos la memoria sensible de Colombia y el soporte emocional de la nación. Hemos erigido lo creativo cuando otros destruyen la realidad con sus actos fatales y ante el mundo somos símbolo de resistencia y dignidad. La historia de Colombia no se reduce a los conflictos de la guerra, también han ocurrido procesos de riqueza creativa e impacto en la condición humana que nos han beneficiado como pueblo y como seres sensibles y pensantes.

Señor Presidente, señor Alcalde, señores congresistas, señores funcionarios: el país se avergüenza de la violencia y de la corrupción pero se enorgullece de los logros de sus artistas y sus héroes deportivos. No atenten contra la posibilidad de continuar nuestros procesos, en nuestros sitios de labor y entre la gente, en las comunidades y las regiones, en los escenarios y en las plazas, donde palpita el alma colombiana.

Si queremos una paz perdurable no podemos olvidarnos de la educación y la cultura. El arte es como el aire o como el pan. La gente tiene derecho a crear desde lo artístico y a creer en otras opciones distintas a la violencia y al mal ejemplo de los políticos. El arte y la cultura deben ser política de estado y no fortín de clientelistas y funcionarios enemistados con los intereses de los artistas y las necesidades culturales del país.

Por eso estamos convocando a los artistas de todas las expresiones para que salgamos a la calle y nos tomemos la Plaza de Bolívar manifestando nuestro desacuerdo con las políticas excluyentes del gobierno, que recorta gravemente los recursos para el arte y la cultura y protege los favoritismos y el despilfarro en aspectos cruciales, donde tendría que existir transparencia y democracia. También, convidamos al pueblo, a los estudiantes, a los animalistas y a los animales, a las tribus urbanas y rurales, a las barras y a las porras, a los espectadores y a los protagonistas de la historia auténtica de cada día.

Todos y todas estamos invitados. Habrá arte esencial, ensayos, conversaciones, teatro, danza, poesía, narración oral, títeres, pintura, orquestas y circo y pan. Porque el arte debe ser como el pan de cada día. Que todos los asistentes lleven pan para compartir con los demás en un acto de amor y solidaridad. No lleven garrotes ni bombas, dejen las prevenciones, lleven pan y ganas de sentir y de gozar.

Vamos a congregarnos el 27 de Marzo, Día Internacional del Teatro y de la Dignidad del Arte, en la Plaza de Bolívar, desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la noche, en una jornada de protesta y regocijo donde la principal arma de lucha será la verdad y la alegría de vivir. Hace falta que cambien las políticas estructurales de la cultura para que Colombia tenga el arte y la educación que necesita.

NOTA DEL ADMINISTRADOR: La manifestación se realizó en condiciones de lluvia a las horas de la tarde.

EL ARTE ES LA CONCIENCIA SENSIBLE DEL PAIS: HAY QUE DEFENDER A LOS ARTISTAS Y RESPETAR LA CULTURA PARA QUE PODAMOS CONSTRUIR UN PAIS INTEGRO, AUTENTICO, INDISPENSABLE.

Colectivo 27 de Marzo por la Dignidad del Arte y la Cultura

“Me acabo de enterar”: la frase celebre de los corruptos (desde Las 2 Orillas)

Desde Las 2 Orillas publican el siguiente artículo:

“Me acabo de enterar”: la frase celebre de los corruptos

El escándalo político que sacude en los últimos meses la tierra de Macondo no para de tener pistas e historias distintas que contar en cada grupo político de la sociedad colombiana. Ahora el salpicado es el presidente Juan Manuel Santos que aplica la vieja lógica política “lo hicieron a mis espaldas sin darme cuenta” hasta qué punto debemos llegar para comenzar a comprender lo elemental que significa la corrupción en nuestra época.

Un punto necesario para comprender este momento coyuntural consiste en las prácticas políticas que han realizado históricamente las elites en distintas regiones. No es nuevo que las campañas políticas reciban recursos económicos para su financiamiento, y al momento de demostrar las transacciones, movimientos y giros que se utilizaron en el periodo electoral no salgan las cuentas claras. Bien lo podemos recordar en el famosos proceso 8000 donde se pudo comprobar la entrada de dinero del narcotráfico a la campaña del ex-presidente Ernesto Samper, un caso bochornoso que nos puso en el escenario internacional como un país narco-político.

En efecto, es necesario pensar ¿Cómo esta multinacional logró pasar por encima los mecanismos, restricciones y normas sobre el financiamiento de las campañas políticas? Aquí nos queda claro el poder que tienen las multinacionales en los asuntos políticos internos del territorio colombiano. Y aunque pareciera poco el silencio cómplice que se ha generado entre distinto miembros, organizaciones y grupos que no se han pronunciado sobre este percance que sacude la cultura política colombiana.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Las 2 Orillas: https://www.las2orillas.co/me-acabo-enterar-la-frase-celebre-los-corruptos/