Archivo de la etiqueta: Denuncias

La deforestación amenaza a los últimos indígenas aislados de Colombia (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

La deforestación amenaza a los últimos indígenas aislados de Colombia

Hacia mediados de la década de 1990 tuve la oportunidad de vivir en el medio del Río Caquetá, en el departamento de las Amazonas. Allí conocí a un chamán llamado Carlos Matapí Yukuna.

En su maloca, Carlos me contó la historia del pueblo indígena de los Urumi, quienes después del contacto violento con los caucheros a finales del siglo XIX, decidieron internarse en la selva para protegerse. Desde entonces los Urumi no han tenido contacto con otras poblaciones.

Carlos relató con detalle el nombre de sus maloqueros, los caños donde vivían y tenían sus chagras —o áreas de cultivo—, algunos cantos rituales, y el origen mitológico de esta tribu.

Además de los Urumi, Carlos me habló de los Yuri, que vivían en el territorio del Río Puré, y de grupos Uitoto en la zona sur de Chiribiquete. Carlos me recordó que en el Río quedaban descendientes de los Carijona y algunos miembros del clan de Murciélago cerca de La Pedrera.

Poco a poco fui acercándome a los territorios de estos pueblos indígenas, y noté claramente que, para las poblaciones locales, la existencia de los indígenas en aislamiento voluntario era un hecho cierto, reconocido, y cotidiano. Ningún grupo indígena actual intenta entrar en los territorios de los aislados; los reconocen y los respetan.

De cuando en cuando, en las noches, el sonido de un pilón lejano evoca los tiempos de una vecindad más cercana. En los veranos se observa con curiosidad si hay humo de chagras monte adentro. Algunas señales encontradas por exguerrilleros, mineros, cazadores o madereros siguen alimentando la historia de su existencia y de sus movimientos.

En tiempos más recientes, las imágenes de satélite y algunos sobrevuelos permitieron una corroboración directa de su presencia maravillosa en medio de la selva.

A finales de los noventa, cerca de las sabanas de la Fuga, vi el difícil encuentro entre colonos e indígenas Nukak, que ya habían sido contactados y empezaban a sufrir las consecuencias: por ejemplo, las presiones por su tierra y el creciente conflicto armado en su territorio.

Hoy, más de dos décadas después, los Nukak son catalogados como un pueblo en “contacto inicial” por dos razones:

  • su sistema inmunológico aún no se ha adaptado a las enfermedades comunes de la población mestiza,
  • y su proceso de aprendizaje sobre los códigos básicos del mundo occidental aún es incipiente.

El Estado colombiano ha hecho un esfuerzo importante por reconocer los territorios de los Pueblos Indígenas en Aislamiento Voluntario y Contacto Inicial (PIAVCI):

  • creó el Parque Nacional Puré;
  • amplió el Parque Chiribiquete, y
  • creó el Resguardo Nukak, para proteger a esta población como grupo en contacto inicial.

Sin embargo, la creación de estas áreas no ha sido suficiente para proteger a los nativos. En los últimos años, la deforestación en la región amazónica colombiana ha aumentado de manera significativa.

Adicionalmente, los procesos de explotación minera ilegal, la siembra de coca, la existencia de campos minados y la creación de corredores de movilidad para grupos armados han lesionado significativamente algunos de estos territorios.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://www.razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/11875-la-deforestacion-amenaza-a-los-ultimos-indigenas-aislados-de-colombia.html

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Denuncias, Investigaciones, Medio Ambiente, Noticias y artículos, Parques Naturales

¿Un nuevo plan para el centro histórico de Bogotá? (desde La Silla Vacía)

Desde La Silla Vacía publican el siguiente artículo:

¿Un nuevo plan para el centro histórico de Bogotá?

El centro histórico de Bogotá, a pesar de la modestia de su arquitectura y la fragmentación inducida por el proyecto funcionalista, presenta un conjunto de valores que definen su excepcionalidad, reconocida mediante su declaratoria como patrimonio de los colombianos en la segunda mitad del siglo XX. Se trata de un centro vivo y diverso, de una porción  de ciudad dinámica que exige un proceso de rehabilitación abierto y factible de ser actualizado periódicamente. Esto obliga a tener en cuenta las necesidades que no dan espera, de manera simultánea con la preparación de estrategias de futuro.

El Plan Especial de Manejo y Protección (Pemp) es el nuevo plan para la zona. Es un instrumento de ley cuya metodología la definió el Gobierno Nacional desde el 2003 y ajustada, sin modificaciones de fondo, en el 2009. No todas las debilidades que exhibe el Pemp para el centro histórico son propias; algunas habría que atribuirlas a la concepción lineal, normativa y poco estratégica de los planes especiales del Gobierno central.

El examen del Pemp de Bogotá, radicado en el Ministerio de Cultura para su aprobación el 27 de diciembre de 2018, obliga a preguntarse: ¿a un centro histórico deteriorado le conviene el enfoque de rehabilitación, revitalización y reciclaje que orienta planes de centros varios en Latinoamérica, o resulta mejor el enfoque normativo inherente a los Pemp colombianos?

Del mismo modo, si el arquitecto Jan Gehl conociera este plan, tal vez diría que “[…] perdimos la capacidad de hacer barrios donde sea un placer crecer y envejecer”. Aquí la gente, la casa, la panadería, el café, la librería, la tienda, no pareciera que tuvieran sitio alguno. ¿Acaso regresamos a los planes burocráticos, colmados de normas y carentes de vida?

¿Cuánto pesan las ideas sobre urbanismo o planeación ante las nociones políticas de eliminación total de lo precedente, que sigue siendo el modo conservador de gobernar en Colombia? Convendría aprender de Ciudad de México. Allí la revitalización del centro es política de ciudad y no de jefatura de gobierno. Claro está: el plan para el centro histórico se actualiza periódicamente, justo para que así no pierda vigencia.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de La Silla Vacía: https://lasillavacia.com/silla-llena/red-cachaca/nuevo-plan-centro-historico-de-bogota-70672

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Arquitectura, Colombia, Comunidades, Controversia, Cultura Colombiana, Debates, Denuncias, Imagen, Infraestructura, Investigaciones, Leyes y Decretos, Noticias y artículos, Organizaciones, Patrimonios Culturales, Proyectos

A Duque se le vienen más movilizaciones y puede que un paro como el de 2013 (desde La Silla Vacía)

Desde La Silla Vacía publican la siguiente noticia:

A Duque se le vienen más movilizaciones y puede que un paro como el de 2013

Aparte de la Minga indígena en el Pacífico, que va mínimo hasta Semana Santa y está creciendo en más regiones, se pueden sumar por lo menos cuatro movilizaciones que se están preparando para las próximas semanas. Si cuajan las marchas que harán después de semana santa los cafeteros y los sindicatos, pueden terminar creando un escenario como el del “tal paro no existe” de 2013, que arrancó graneadito pero sumando sectores que no pertenecen a la izquierda, y terminó derrumbando la popularidad del entonces presidente, Juan Manuel Santos.

La Central Unitaria de Trabajadores, CUT, que tiene más de 500 mil miembros incluyendo los 270 mil maestros de la Federación Colombiana de Educadores, Fecode, anunció una gran movilización nacional para el 25 de abril.

“El carácter de esta movilización es que termine en un paro indefinido, pero eso dependerá de cómo estén las fuerzas ese día de la marcha”, dijo a La Silla William Agudelo, presidente de la Asociación Distrital de Educadores, que hace parte de Fecode. “Queremos que haya más plata para la educación pública y no vemos señales en el Gobierno de querer avanzar”, agregó.

Hoy se reúne la junta nacional de Fecode para definir la logística sobre esa movilización.

A esa marcha del 25 se va a sumar la Cumbre Agraria, que agrupa organizaciones políticas como la Marcha Patriótica y el Congreso de los Pueblos; campesinas como la Coordinadora Nacional Agraria y la Mesa de Interlocución y Acuerdos; étnicas como el Proceso de Comunidades Negras y la Onic indígena; sindicatos agrarios como Fensuagro; y las zonas de reserva campesina reunidas en Anzorc.

Andrés Gil, presidente de Anzorc y uno de los líderes más visibles de la Cumbre Agraria, le dijo a La Silla que “es una movilización que dependiendo de la capacidad que tenga se puede volver paro. Pero en todo caso yo creo que estamos ante un año muy parecido al de 2013, cuando iniciamos con una movilización cafetera a principios de año, después vinieron los mineros, después la del Catatumbo y todo terminó en paro agrario”, nos dijo.

Salen por varias razones: desde que, según ellos, en el Plan Nacional de Desarrollo el Acuerdo de Paz está desfinanciado, hasta por los retrasos en los pagos y la asistencia técnica para las familias que firmaron acuerdos de sustitución voluntaria con el Gobierno dentro del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito, Pnis y por el eventual regreso del glifosato.

“Nadie puede decir que el 25 es el día D para el paro, pero sí es uno de los elementos importantes para establecer la capacidad de movilización para una acción de más calado”, agrega Gil.

Para leer completa esta noticia, pueden ir al enlace de La Silla Vacía: https://lasillavacia.com/duque-se-le-vienen-mas-movilizaciones-y-puede-paro-como-2013-70753

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Campesinos, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Denuncias, Derechos y Deberes, Educación, Noticias y artículos, Organizaciones, Transporte

INCI hace llamado para evitar el hurto de alcantarillas por seguridad de las personas ciegas

El INCI hace llamado para evitar el hurto de alcantarillas por seguridad de las personas ciegas

  • En el 2017, la Alcaldía de Bogotá gastó $1.535 millones de pesos para reemplazar las alcantarillas robadas.
  • Los huecos en la vía pública representan un dolor de cabeza para el Distrito y un peligro para las personas con discapacidad visual.
  • La ciudadanía debe concientizarse sobre el tema y las entidades a cargo, velar por su reposición.

Las principales víctimas cuando se roban las alcantarillas y las tapas de acceso en los andenes son las personas con discapacidad visual. Es por eso que el INCI hace un llamado a respetar el espacio público y acelerar la reposición de tapas hurtadas o en mal estado.

El pasado viernes 8 de marzo, cuando el señor Álvaro Amado con discapacidad visual transitaba por la calle 34 con carrera 13, cayó a una alcantarilla sin tapa. En esta acera hay dos alcantarillas abiertas que ponen en riesgo a las personas ciegas que se movilizan por la zona.

“Las personas con discapacidad visual se aventuran diariamente al salir a la calle y un recorrido conocido puede terminar en un camino a la clínica; huecos, basuras, obstáculos e incluso personas pueden representar un accidente fácilmente evitable. Invitamos a todas las partes, ciudadanos y entidades a que evitemos que más ciegos se lesionen”, explica Carlos Parra Dussan, director del Instituto Nacional para Ciegos – INCI.

Las alcantarillas sin tapa siguen siendo un dolor de cabeza para el Distrito. En el 2017, la Alcaldía de Bogotá gastó $1.535 millones de pesos para reemplazar las que se habían robado.

Héctor Fabio Duque Z. – Coordinador Logístico MARTE COMUNICA

Celulares. 311 275 54 66 -. 3108575304

Teléfono: (57-1) 814 17 59

Bogotá – Colombia

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Denuncias, Discapacidad, Estadísticas, Infraestructura, Investigaciones, Noticias y artículos

El fútbol femenino: reflejo de una sociedad machista (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

El fútbol femenino: reflejo de una sociedad machista

El 8 de marzo se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, una fecha tergiversada cuando se felicita a las mujeres por ser mujeres y se les regalan flores, olvidando la esencia de la conmemoración: la lucha por la igualdad de oportunidades. ¿De qué sirve recibir o regalar flores cuando vivimos en una sociedad donde la desigualdad, el machismo, el sexismo y la violencia de género son el pan de cada día?

Aprovechando esta coyuntura, quisiera referirme a la situación del fútbol femenino en Colombia, como un espacio donde se reproducen las relaciones machistas que atraviesan toda nuestra sociedad. Las denuncias recientes no significan que apenas ahora se estén presentando los abusos contra las futbolistas, sino que apenas ahora ellas se están atreviendo a denunciarlos.

Estos escándalos incluyen la denuncia de acoso sexual de Carolina Rozo, fisioterapeuta de la Selección sub-17 femenina, contra Didier Luna, el entrenador del equipo. Otro caso sonado fue la denuncia del padre de una de las jugadoras de la sub-17, John Cano, quien manifestó que el preparador físico, Sigifredo Alonso, intentó entrar a su habitación y abusar sexualmente de ella.

En cualquier sociedad donde se garanticen los derechos de las mujeres, estos hechos causarían gran indignación y se tomarían las acciones pertinentes. Pero los hechos ocurrieron en Colombia, un país donde las mujeres son violentadas a diario y donde se ha normalizado esta violencia a tal punto que la víctima resulta siendo a menudo la culpable de sus desdichas y, si denuncia, se dice que busca protagonismo.

Realmente, ¿alguien puede imaginar lo difícil que resulta para una mujer hablar y denunciar estos hechos, como para creer que su interés es llamar la atención?

Históricamente, el fútbol ha sido un espacio de hombres y para hombres, y en la sociedad colombiana este deporte se considera masculino. Esto implica que las mujeres que se dedican a practicarlo se enfrenten a dificultades culturales y sociales para crecer como deportistas.

Una mujer que juega fútbol de alguna forma se aleja de las características, los comportamientos y las actitudes que se consideran propios de “una verdadera mujer”. Esta es una concepción impuesta sobre la feminidad, porque no existe una sola forma de ser mujer, ya que las personas construyen su identidad de acuerdo con las experiencias de su vida.

Se puede ser mujer de muchas maneras, y esto implica que ellas también puedan ser fuertes, valientes, veloces e incisivas, cualidades requeridas para jugar fútbol y otros deportes competitivos.

No obstante, las relaciones de poder permanecen y se manifiestan de distintas formas. En el caso del fútbol, quienes tienen el privilegio son los hombres, son ellos quienes juegan a nivel profesional, ganando prestigio y reconocimiento social; son ellos quienes dirigen los clubes y las federaciones; son ellos quienes arbitran los partidos; son ellos quienes ejercen como directores técnicos y preparadores físicos. En fin, son ellos quienes gozan de todos los beneficios que trae este deporte.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://www.razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/11819-el-futbol-femenino-reflejo-de-una-sociedad-machista.html

Deja un comentario

Archivado bajo Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Denuncias, Deportes, Deportistas, Derechos y Deberes, Grupos, Investigaciones, Noticias y artículos

Foro: Mi barrio y el POT (Bogotá, Colombia)

Teniendo en cuenta el riesgo ambiental y social que plantean las ideas del POT que se pretende imponer en Bogotá, varios vecinos de Ciudad Salitre Oriental, Localidad 13 Teusaquillo, conjuntamente con ASOBEL, están invitando han invitado a profesionales conocedores de la planeación urbana, social y ambiental a compartir diferentes miradas sobre cómo va a impactar mi barrio el plan de ordenamiento territorial.
Cordialmente se invita a líderes de medios de prensa alternativa y comunitaria y a la ciudadanía en general a participar en el Foro: Mi barrio y el Plan de Ordenamiento Territorial, el miércoles 13 de marzo del 2019, a las 6:30 PM en la Calle 22 B # 60-51, Barrio Salitre Oriental .
Mesa de registro al ingresar al evento.
Entrada libre hasta completar aforo (50 personas).
Más información:
Amigos de Teusaquillo

amigosdeteusaquillo@gmail.com

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Denuncias, Derechos y Deberes, Investigaciones, Noticias y artículos, Organizaciones, Proyectos

Reducir la libertad de cátedra en los colegios oficiales: ¿una buena idea? (desde Razón Pública)

Desde Razón Pública redactan el siguiente artículo:

Reducir la libertad de cátedra en los colegios oficiales: ¿una buena idea?

A finales de febrero, el representante a la Cámara por el Centro Democrático, Edward Rodríguez, presentó un proyecto de ley para castigar con sanciones que podrían incluir hasta dos años de suspensión, a los profesores que hagan comentarios políticos en sus clases con el propósito de influir sobre sus alumnos.

El proyecto surge en medio de las críticas que el uribismo le ha hecho a la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (FECODE), acusándolos de “politizar la educación”. Por eso está claro que la iniciativa está dirigida contra los maestros y que parte del supuesto, muy discutible, de que muchos de ellos utilizan sus clases para “adoctrinar” políticamente a sus estudiantes.

La situación que pretende corregir el proyecto del congresista Rodríguez puede ser realidad en algunos casos, pero eso ocurre tanto entre los profesores que defienden posiciones de izquierda como entre aquellos que se inclinan hacia la derecha.

Y en todo caso, que una persona, profesor o no, exprese sus opiniones no solo es inevitable, sino que es necesario y deseable en una democracia. La comprensión del ciudadano se enriquece en la medida en que puede considerar una pluralidad de perspectivas.

Tratar de limitar la expresión de las opiniones de los maestros no es solo absurdo, sino imposible. ¿Qué pretende quien hace tal propuesta, que en cada salón de clase se ponga un policía para que se asegure de que el profesor no exprese sus puntos de vista porque ello puede “influir” sobre sus estudiantes? ¿Tal vez que en todos los salones se introduzcan grabadoras y filmadoras para recolectar las pruebas que permitan denunciar y sancionar a los infractores? ¿O, más bien, constituir en cada aula de clase una “red de informantes”?

Aceptar esta iniciativa implicaría hacer de los maestros unos sujetos sospechosos y les daría a los estudiantes un terrible poder de denuncia y manipulación de sus educadores. También produciría un clima de desconfianza en el aula que haría imposible una auténtica relación pedagógica.

El proyecto de ley ha generado una controversia muy amplia entre los educadores, profesores universitarios y periodistas. Muchos políticos de los más diversos sectores —entre ellos, el propio jefe político de Rodríguez, el senador Álvaro Uribe —han salido a rechazarlo. Pero el representante Rodríguez ha defendido su proyecto a capa y espada con toda clase de falacias.

La primera de ellas es creer que el alumno aprende o debería aprender exactamente lo que el profesor enseña. Pero en la vida real el aprendizaje no es un resultado directo y automático de la enseñanza. Nadie aprende exactamente lo que le enseñan. Se aprende, más bien, lo que, después de examinar diversas perspectivas y elaborar un juicio propio, se concluye por sí mismo.

Para leer completo este artículo, pueden ir al enlace de Razón Pública: https://www.razonpublica.com/index.php/econom-y-sociedad-temas-29/11808-reducir-la-libertad-de-catedra-en-los-colegios-oficiales-una-buena-idea.html

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Comunidades, Controversia, Debates, Denuncias, Derechos y Deberes, Educación, Investigaciones, Leyes y Decretos, Proyectos