Archivo de la etiqueta: Educación

La transformación digital en la universidad (desde D2L)

La transformación digital de la universidad

Las planas directivas de las universidades deben preguntarse si su institución se está rezagando a nivel tecnológico, qué peso le dan a la tecnología y si han puesto al estudiante en el centro de la estrategia

Por Mario Sánchez, director de Latinoamérica de D2L.

La transformación digital en las universidades implica necesariamente el impacto de la tecnología a lo largo y ancho de la institución. En este concepto entra desde la estrategia organizacional hasta las nuevas tecnologías, pasando por la educación misma, además de competencias profesionales y expectativas de los clientes. Este cambio tiene también un innegable impacto en todos los sectores e industrias.

El modelo enseñanza-aprendizaje ha cambiado de manera radical desde hace al menos dos décadas, coincidiendo con el auge de Internet y el cambio de siglo.  Es evidente que la tecnología ha sido el motor de esa transformación, aunque no la guía, tras los cambios más evidentes.

Sin duda, la tecnología llegó para quedarse en la universidad y puede observarse desde los procesos de admisión, registro y administración, matriculación en línea, conectividad inalámbrica en los campus universitarios, el acceso a contenidos, recursos digitales, campus virtuales y el uso de la tecnología en las aulas presenciales. No obstante, es importante subrayar que no todas las universidades han evolucionado al mismo ritmo, ni todas tienen el mismo nivel de integración y práctica de nuevas tecnologías.

Sin embargo, la transformación digital de las universidades es mucho más que la adopción de tecnología en sus diferentes formas. Mucho se ha estudiado a los millennials en los últimos tiempos y ahora es la Generación Z la que está empezando a llenar las aulas. Ambas generaciones han crecido rodeados de tecnología por lo que es de esperar que estos nativos digitales tengan expectativas respecto a su uso en el día a día de la vida universitaria, tanto como alumnos nuevos y docentes.

Mejorar la relación con el estudiante

La movilidad del estudiante y el uso de dispositivos como portátiles, tabletas y smartphones ha originado cambios en la configuración física tanto de aulas como de bibliotecas,  evolución impulsada igualmente por la tecnología. Los servicios digitales universitarios se diseñan ahora para ser consumidos en movilidad y con una percepción de inmediatez desde el estudiante.

Tecnologías como Data Analytics e Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) aplicadas a los entornos de educación son integradas en las plataformas soporte de los campus virtuales para mejorar el proceso de enseñanza-aprendizaje, además de identificar tempranamente el riesgo de fracaso.

Nuevas modalidades docentes

En este nuevo contexto existen modalidades de estudio innovadoras que ponen al estudiante en el centro de la experiencia de aprendizaje. Desde modalidades puramente en línea pasando por la enseñanza híbrida (modalidad de enseñanza que combina las clases presenciales con el aprendizaje en línea), enseñanza basada en competencias o enseñanza adaptativa. Cualquiera de entre ellas destaca por su gran flexibilidad y tener la capacidad para eliminar barreras espacio-temporales, la agilidad, la rapidez para resolver dudas, las posibilidades para acceder a los tutores sin necesidad de desplazamientos, el acceso a los recursos que aumentan la participación, la colaboración e involucramiento del alumno (y el reflejo de esta actitud en los resultados) además de las facilidades para acceder a información y generar sinergias entre otros alumnos y proyectos educativos a través de la red.

Generar nuevas competencias en los jóvenes

La tecnología se ha convertido en algo necesario en la docencia universitaria pero el contexto de la transformación digital la convertirá en la piedra angular para que estas instituciones cumplan con su misión, que es generar nuevas competencias en los jóvenes que deberán tener para competir en el nuevo entorno laboral del siglo XXI.

El cuerpo universitario de docentes y todo el personal al servicio de estas instituciones se ven directamente afectados por la necesidad de disponer de un nivel de competencias elevado en entornos digitales. Se requieren nuevos modelos de relación con el estudiante, servicios y plataformas digitales, desarrollo de nuevas competencias para estos entornos digitales pero con estructuras de organización flexibles.

Sin embargo, no será viable un proceso de transformación digital sin un proceso de transformación organizativo que adecúe los siempre limitados recursos disponibles a los entornos y actividades de mayor valor e impacto en la institución universitaria.

Aspectos críticos de la educación superior:

  1. Modificar la experiencia de aprendizaje a entornos virtuales.
  2. Habilitar las competencias digitales del estudiante.
  3. Involucrar al educador en los cambios digitales.

Nuevos desafíos para las universidades:

La transformación digital de una institución de educación superior plantea nuevos desafíos al departamento de TI:

  1. Apoyo a la adaptabilidad institucional y al cambio tecnológico.
  2. Aporte a la experiencia y éxito del estudiante en el proceso de transformación.
  3. Habilitación de información para la toma de decisiones.
  4. Aseguramiento de las capacidades de TI para la calidad, eficiencia y uso de estas.
  5. Integración con el ecosistema tecnológico de la institución.

¿Dónde queremos estar?

Hay diversas preguntas que toda universidad debe hacerse ante la inevitable transformación digital:

  • ¿Dónde queremos estar en los próximos años en ámbitos de educación virtual?
  • ¿Cuáles son las tendencias de la educación que formarán parte de la estrategia?
  • ¿Cómo podemos mejorar la gobernanza del proyecto?
  • ¿Qué tecnología necesitamos para dar respuesta al modelo de manera eficiente?

Una mirada hacia el futuro

El proceso de transformación digital es sin duda el resultado de una estrategia digital indispensable en estos momentos. Aunque la transformación digital viene provocada por las tecnologías digitales no podemos limitarnos a hablar solo de tecnología. La estrategia y no la tecnología, es la que debe dirigir la transformación digital. Asi mismo, las universidades deben evaluar las necesidades de los estudiantes y cómo será su futuro laboral. Este concepto de transformación digital, se entiende como la medida clave y necesaria para la supervivencia de los negocios y mantener unos niveles de competitividad relevantes.

A manera de conclusión, las universidades deben preguntarse ¿Cuál es el estado real de la institución en cuanto a la transformación digital, qué hay que hacer y cómo? Hoy docentes, alumnos e investigadores incorporan en su cultura digital nuevos métodos de comunicación incrementados por el desarrollo tecnológico pero todavía existe una gran deuda en términos de cultura, procesos y renovación tecnológica en planes a corto plazo pero con una mirada hacia el futuro.

Para más información sobre tecnología para el aprendizaje visite: https://www.d2l.com/es/educacion-superior/

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Contenidos Digitales, Controversia, Debates, Educación, Investigaciones, Noticias y artículos, Plataformas, Tecnología, Universidades

Bachillerato Internacional invita a seminario web sobre mentalidad internacional

El Bachillerato Internacional invita a seminario web sobre mentalidad internacional

El Bachillerato Internacional® (IB), organización sin fines de lucro que brinda programas educativos para alumnos de nivel primaria y secundaria, invita a su seminario web Vivir y aprender en un ámbito global: hacia una mentalidad internacional el martes, 15 de octubre.

Natalia Tieso, Magister en educación y gerente de desarrollo regional para América Latina del IB, explicará cómo se pueden crear comunidades escolares que desarrollen los conocimientos y las competencias esenciales para vivir y aprender en un mundo globalmente conectado. El compromiso global pretende abordar dentro y fuera del aula los mayores desafíos de la humanidad.

En el seminario web los participantes:

  • Descubrirán conceptos clave para el diseño y la implementación de actividades de aprendizaje que promuevan la mentalidad internacional.
  • Explorarán cómo los contextos y las cuestiones globales amplían y mejoran las perspectivas, e involucran a los alumnos de manera significativa.
  • Integrarán los contextos globales en el currículo escrito, enseñado y aprendido para brindar a los alumnos oportunidades de participar en una sociedad compleja, dinámica y diversa que está conectada gracias a la mayor movilidad y tecnología.

La educación del IB explora el fenómeno de la globalización y alienta a los alumnos a examinar sus dimensiones positivas y negativas.

Los alumnos del IB de todas las edades asumen la responsabilidad de su aprendizaje. Un alumno que aprende a aprender y a demostrar lo aprendido ante cualquier grupo de edad – sus compañeros, personas adultas o evaluadores – está preparado para enfrentar la mayoría de los retos que la vida presenta.

La mentalidad internacional promueve el respeto, fomenta la colaboración y lleva a los alumnos a desarrollar niveles elevados de empatía y compasión. Es una forma de pensar, ser, manifestarse y comportarse.

Para registrarse en el seminario web oprima aquí.

Acerca del Bachillerato Internacional

En 2018, el Bachillerato Internacional (IB) celebró su 50.o aniversario. Esta fundación sin fines de lucro, que lideró un movimiento de educación internacional en 1968, ofrece ahora cuatro programas educativos exigentes y de alta calidad para alumnos de 3 a 19 años. A través de un currículo único de alto nivel académico, promovemos el pensamiento crítico y apostamos por un aprendizaje flexible que trasciende las fronteras disciplinarias, culturales y nacionales. En la actualidad, el IB cuenta con más de 1,4 millones de alumnos en más de 5.000 colegios de 153 países. Para obtener más información, visite www.ibo.org/es.

Deja un comentario

Archivado bajo Actividades, Aplicaciones, Avisos Clasificados, Contenidos Digitales, Educación, Internet, Investigaciones, Noticias y artículos, Psicología

Universidad Pontificia Bolivariana crea experiencia de aprendizaje interactiva para estudiantes, profesores y empresas con D2L

La Universidad Pontificia Bolivariana crea experiencia de aprendizaje interactiva para estudiantes, profesores y empresas con D2L

Descripción general

La Universidad Pontificia Bolivariana (UPB) es una institución católica que tiene como misión la formación integral de las personas que la constituyen, mediante la evangelización de la cultura, la búsqueda constante de la verdad en los procesos de docencia, investigación, proyección social y la reafirmación de los valores desde el humanismo cristiano, para el bien de la sociedad. La universidad cuenta con campus en Medellín, Bucaramanga, Montería, Palmira y Bogotá. También están presentes en los departamentos de Putumayo, Meta y Amazonas.

La universidad tiene en pregrado alumnos de 16 a 23 años que por lo general estudian a tiempo completo. Los estudiantes de posgrado, normalmente de edades superiores a los 23 años, suelen combinar estudio y trabajo. Los programas virtuales de la universidad están dirigidos a este segmento, ya que en su mayoría, los alumnos trabajan en diferentes zonas del país y, dependiendo del programa, algunos también acuden a la universidad para tomar clases los fines de semana. 

Alrededor de 5.000 estudiantes toman cursos virtuales al año en la UPB. Y de los 26.000 estudiantes que tiene la universidad, aproximadamente 20.000 usan la plataforma de aprendizaje, bien sea para cursos ciento por ciento virtuales, híbridos o como herramienta de mediación TIC donde comunicarse con compañeros y los docentes.

Desafíos

La plataforma de aprendizaje que usaba la UPB no tenía las funcionalidades que esperaban. La universidad quería una plataforma que fuera más interactiva y que le ofreciera al docente posibilidades de autogestión. Además de que fuera más amigable, que le ofreciera una experiencia cercana al usuario y que pudiera resolver dificultades de conocimiento y de facilidad para el profesor.

Con el fin de brindar una experiencia digital y educativa excepcional, la UPB decidió apostar por experiencias inmersivas de aprendizaje.

Con la ayuda de la tecnología la UPB deseaba ofrecer otras posibilidades de aprendizaje como cursos gamificados, recursos digitales, recursos didácticos que lleven a la experimentación y a la utilización de diversas metodologías. La universidad tenía el desafío de analizar los cursos desde la perspectiva del aprendizaje y analizar qué es lo que requiere el estudiante y cómo aprende.

Soluciones

La UPB necesitaba una plataforma que respondiera a las necesidades del presente y del futuro. Pasó de tener los servidores dentro de la universidad, lo cual acarrea riesgos, con una plataforma diseñada por ellos y de gestión propia, a encontrar una plataforma que ofrece soluciones de aprendizaje adaptables y contextualizadas.

Cuando la UPB realizó la migración de cursos virtuales a la plataforma Brightspace, realizó un detallado estudio de sus funcionalidades para obtener lo mejor de ella y poder diseñar mejores ambientes de aprendizaje.

La UPB por ejemplo, desarrolló un curso que es parcialmente gamificado, donde los estudiantes tienen una experiencia inmersiva en la plataforma. 

La institución ofreció un programa de formación de docentes llamado InnovaTIC que les dio la oportunidad de explorar la plataforma a través de un taller. Pudieron aprender cómo incluir un video propio, cómo mandar una observación o cómo hacer las rúbricas. Esa experiencia redujo la ansiedad de los profesores de tenerse que enfrentar a una tecnología nueva y pudieron constatar que la plataforma es fácil de utilizar.

Para la UPB, la experiencia del estudiante depende de tres cosas. La primera, lógicamente, tiene que ver con el diseño y capacidades de la plataforma. La segunda, con el acompañamiento que hace el profesor como moderador y tutor. La tercera, de cómo haya sido diseñado el contenido. La universidad siempre se esfuerza por lograr esa combinación, con el resultado de que los alumnos no sintieron el cambio de plataforma de aprendizaje.

Con Brightspace, la UPB llega a departamentos en zonas remotas donde habitan indígenas y afrodescendientes. En sitios alejados como Puerto Asís, Putumayo o Meta, los estudiantes tienen la posibilidad de acceder a la plataforma a través de sus teléfonos móviles, gracias a que existen zonas de libre acceso a internet. De ahí la importancia de usar plataformas como Brightspace con las que se liga lo rural a lo urbano.

La UPB ha logrado encajar su modelo pedagógico con la tecnología para ofrecer una experiencia de aprendizaje centrada en el alumno. La herramienta de Brightspace, ePortfolio, permite al estudiante guardar el trayecto de sus aprendizajes y sus resultados de las actividades.

“Una de las razones por las que elegimos Brightspace es porque descubrimos que D2L nos escucha de acuerdo con la necesidad que se va planteando, venga del estudiante, del docente o de todo el equipo técnico. Poder tener una relación cercana para adaptarse a lo que es el aprendizaje y a lo que nos está pidiendo el mundo día a día con las tecnologías hace que sea una ventaja contar con una herramienta como esta”,  afirmó Gloria Figueroa, directora UPB Virtual de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Resultados

La universidad pasó de tener 50 profesores que usaban la plataforma de aprendizaje a contar con más de 400 docentes que la utilizan para programas virtuales. Los instructores no solo usan la plataforma Brightspace para los cursos virtuales sino que han descubierto que es una herramienta que los apoya en los procesos de evaluación. La participación de los docentes se ha incrementado. Casi 5.000 estudiantes usan Brightspace. Anteriormente, no más de mil alumnos virtuales participaban en los cursos. Ahora casi 3.000 estudiantes son virtuales ciento por ciento. Existen muchos más alumnos que tienen experiencia con la plataforma como apoyo en los programas presenciales.

“La plataforma nos va brindando la oportunidad de responder a las necesidades que cada vez trae la tecnología en términos de aprendizaje”, afirmó Gloria Figueroa. 

Para los docentes ha sido muy agradable poder tener una comunicación más cercana con los alumnos ya que no solamente están supeditados a un foro sino que pueden evaluar de una forma más cercana, pueden aprender cómo enviar un podcast o cómo hacer un video de lo que están compartiendo. Es fácil para ellos hacer las correcciones o acompañar lo que los estudiantes van haciendo.

“Brightspace ofrece la ventaja de que nos permite atraer a empresas que quieren capacitar a sus empleados. Nosotros podemos ofrecerles una plataforma de aprendizaje a su medida, adaptada a su necesidad y al ambiente empresarial”, comentó Gloria Figueroa.

Hace un año se implementó la plataforma Brightspace y en ese transcurso la UPB ha diseñado 150 cursos de una manera que responde al momento que está viviendo la educación con diversas metodologías y recursos didácticos. 

La UPB está logrando estar presente en lugares apartados de Colombia. Gracias a Brightspace los alumnos pueden realizar su aprendizaje fuera de línea lo cual hace algunos años era impensable. La plataforma permite a los estudiantes tener acceso a los contenidos sin necesidad de la Internet y luego sincronizarlos cuando es el momento de subir las actividades a Brightspace o tener interacciones con los docentes o con sus compañeros.

“Algo muy importante para resaltar en términos de innovación es que nuestro uso de la plataforma no solo se está limitando a los estudiantes virtuales también estamos usando Brightspace para enriquecer las experiencias de clases presenciales y además la estamos usando con el personal administrativo.”, concluyó Liliana Uribe, gestora de proyectos de UPB Virtual, Universidad Pontificia Bolivariana.

Cita

“La plataforma Brightspace de D2L significa un apoyo importante a la apuesta de innovación que la universidad ha hecho porque nos permite mejorar el proceso de reconocimiento del aprendizaje en el estudiante. Podemos realizar mayores interacciones y recibir una retroalimentación constante de la experiencia de aprendizaje en línea”.  

Gloria Figueroa, directora UPB Virtual, Universidad Pontificia Bolivariana.  

Acerca de D2L

D2L considera que la educación es la base sobre la que radica todo el progreso y el éxito. Trabajando estrechamente con organizaciones a escala global, D2L ha transformado la manera en que millones de personas aprenden en línea y en el aula. Consulte más información sobre D2L para escuelas, educación superior y empresas en www.D2L.com.

Deja un comentario

Archivado bajo Aplicaciones, Colombia, Contenidos Digitales, Educación, Innovación, Internet, Noticias y artículos, Plataformas, Tecnología, Universidades

Por calidad del aire de Medellín, más de 1.000 estudiantes no van a las aulas en la Universidad CES

Sin detener las clases, aulas de la Universidad CES se quedan sin 1.000 alumnos el 3 de octubre

  • Con el programa CES en casa los estudiantes de 6 programas de la universidad no asistirán a las aulas físicas de clase, sino que por el contrario vivirán una jornada académica completa desde la virtualidad.
  • Con la actividad se promueve desde la virtualidad la protección del medio ambiente, reduciendo la huella de carbono, la contaminación en la zona y el tráfico vehicular en el barrio El Poblado de Medellín.
  • La jornada reunirá a estudiantes, docentes y personal administrativo de las facultades de Medicina, Psicología, Medicina Veterinaria y Zootecnia, y Ciencias y Biotecnología a través de la plataforma CES Virtual.

No se asusten si pareciera que por la soledad espantaran en las aulas de la Universidad CES de Medellín que no recibirá a cerca de 1.200 estudiantes, 200 docentes y personal administrativo este próximo 3 de octubre. La razón: la mayoría de las actividades académicas se desarrollarán desde la virtualidad a través de la tercera edición de la jornada CES en casa.

CES en casa es un programa liderado por las áreas de CES Virtual y Sostenibilidad de la institución que nació en 2017. Como pionera en la implementación de esta estrategia digital la Universidad CES tiene propósito es contribuir desde la virtualidad al medio ambiente, reduciendo la huella de carbono, la contaminación en la zona, la congestión y prepararnos para una posible contingencia que impida hacer uso del campus universitario, en medio de la declaratoria de Estado de Prevención de la Calidad del Aire hecho por el Área Metropolitana.

Pero… ¿Cómo funciona? En la jornada virtual participa todo el personal de las facultades de Ciencias y Biotecnología con sus tres carreras (Biología, Ecología y Química Farmacéutica), la Tecnología en Atención Prehospitalaria, tercer semestre de la Facultad de Medicina, toda la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, la Escuela de Graduados y la Facultad de Psicología.

“Todas las actividades académicas, de las facultades que se acogen a la iniciativa, se desarrollan a través de entornos digitales, como las aulas virtuales y salas de videoconferencia. Desde CES Virtual se acompaña a las facultades para que puedan llevar a la virtualidad las actividades que tienen programadas para la fecha. Por ejemplo, se le brinda asesoría al docente con el fin de replicar en un escenario virtual la actividad que tiene programada. No se trata de un día libre sino de un día de actividades desde su hogar”, aclaró Catalina Calle Pineda, jefe de Educación Virtual de la U. CES.

La infraestructura tecnológica que soporta la actividad de este 3 de octubre es CES Virtual, esta es la plataforma de aulas virtuales a través de la cual se pueden servir procesos de formación sin barreras espacio temporales. Como complemento, las actividades sincrónicas (en tiempo real) se llevarán a cabo a través del sistema de videoconferencia Zoom.

“Las jornadas tienen un impacto ambiental muy positivo, con un aumento de la productividad, aportes en temas de movilidad y reducción de índices de contaminación; evidenciados en cifras de reducción del consumo de agua en 64.750 L/día, reducción en el consumo de energía eléctrica de 2.109 Kwh/día, reducción de generación de residuos de 738,49 Kg/día y disminución de emisiones de CO2 de 2.806,5 Kg de CO2”, añadió Tatiana Molina Vásquez, jefe de la Oficina de Sostenibilidad de la U. CES.

En esta oportunidad las universidades que integran el G8 virtual (UPB, Eafit, de Medellín, EIA, La Sallista, de Antioquia y CES) se vincularán con diferentes estrategias, esto con el fin de generar un impacto a nivel ciudad.

En la última versión, en mayo de este año tuvimos la participación de 327 estudiantes, 64 docentes y 44 administrativos.

http://www.ces.edu.co

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Clases, Colombia, Comunidades, Contenidos Digitales, Educación, Estadísticas, Internet, Noticias y artículos, Páginas y Sitios Web, Plataformas, Tecnología, Universidades

La formación universitaria debe adecuarse a las necesidades de las empresas (desde D2L)

La formación universitaria debe adecuarse a las necesidades de las empresas

Los cambios rápidos en la fuerza de trabajo exigen profesionales adaptables y con conocimientos digitales

Por Mario Sánchez, Director de Latinoamérica de D2L.

Las exigencias del mercado laboral han cambiado, la experiencia es un factor cada vez más valorado, por lo que se hace imperativa la necesidad de incorporar en la academia o como parte de ella un modelo de aprendizaje a través del cual los jóvenes puedan aprender más desde la práctica que a partir de la teoría únicamente.

El índice de matrículas virtuales ha aumentado en los últimos años cerrando 2017 con 169,231 estudiantes inscritos. La educación virtual ofrece una experiencia de aprendizaje confiable y flexible a las necesidades de los estudiantes.  

Pero en Colombia hay mucho por hacer. En el país solo 22 por ciento de las personas entre 25 y 64 años cuentan con un título universitario lo cual es un porcentaje muy inferior al promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es del 38 por ciento según se aclara en el estudio Education at a Glance 2018.

Existe una desconexión entre las habilidades requeridas por las empresas y el conocimiento que tienen los estudiantes que se gradúan. Se necesita una alianza entre universidad, empresa y estado para convertir a los profesionales graduados en candidatos atractivos para el sector laboral.

La cuarta revolución industrial ha impulsado a las universidades a tomar medidas, tales como la adecuación de sus planes de estudio a los nuevos requerimientos laborales.

En el campo de las carreras, hoy en día en Colombia las profesiones más demandadas son: Administración de Empresas; ingenierías como la Industrial, Mecánica, Electrónica y de Sistemas; Economía; y Contaduría Pública, principalmente. Con la implementación de un entorno digital también surge la necesidad de perfiles con conocimientos especializados en pruebas de automatización: desarrolladores, ingenieros de soporte bilingües, científicos de datos y expertos en seguridad cibernética y antifraude, entre otros.

Sin embargo, un estudio de McKinsey & Company de 2013, realizado en nueve países sobre la juventud, los proveedores de educación y los empleadores, demostró que mientras que 72 % de las instituciones de educación superior considera que prepara bien a sus alumnos para la fuerza laboral, la mitad de los estudiantes no están seguros acerca de si su preparación académica mejorará su oportunidad de encontrar empleo.

En este contexto, las autoridades colombianas recién firmaron el nuevo decreto que regula a partir del 1 de agosto de 2019 la calidad de la educación superior en Colombia. Este decreto favorece la educación dual (acciones que incentivan la formación y el empleo), un sistema que también está contemplado en el nuevo decreto. Al respecto, la secretaría de Educación colombiana expresó: “La educación dual será cada vez más importante en el marco de la 4ª. Revolución Industrial”.

Se debe establecer una comunicación con el sector empresarial nacional ya sea privado o público y estudiar con ellos lo que la industria está demandando pues se está exigiendo una cantidad de profesionales que no se han formado. 

Con herramientas tecnológicas los profesores pueden monitorear el progreso de cada estudiante e intervenir cuando un alumno tiene dificultades con un tema. Mediante la plataforma el docente puede reforzar el conocimiento con caminos de aprendizaje personalizados que el alumno se apropie de su experiencia de aprendizaje o igualmente la plataforma inteligentemente puede recomendar contenido basado en el conocimiento previo del alumno sobre la materia.

Se debe formar al empleado del mañana para trabajos del mañana. La sociedad debe compartir y difundir el conocimiento. Este trabajo conjunto mejora el sector productivo.

Para concluir, podemos afirmar que actualmente la brecha educativa y la fuerza laboral en los países de América Latina está divorciada. Este es un tema que debe resolverse porque en los años por venir la gran oleada de la automatización afectará a muchas plazas de trabajo por falta de capacitación, de ahí la importancia que desde el área educativa hasta la formación dentro de las empresas requieran de esta visión para atender las necesidades del mercado derivado de la 4ª Revolución Industrial.

Fernando Gutiérrez

IMS Colombia, fgutierrez@imsmarketing.com -3124588440

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Ciencias, Colombia, Controversia, Debates, Educación, Estadísticas, Investigaciones, Noticias y artículos, Tecnología, Universidades

Los alumnos del Bachillerato Internacional son creativos y éticos en la era de la cuarta revolución industrial

Los alumnos del Bachillerato Internacional son creativos y éticos en la era de la cuarta revolución industrial

La cuarta revolución industrial ya está ocurriendo a medida que la inteligencia artificial, la robótica, la automatización y el análisis de datos a gran escala permean nuestra vida diaria. Por lo tanto, el Bachillerato Internacional (IB) tiene como prioridad preparar a las nuevas generaciones para navegar en este mundo nuevo.

La primera revolución industrial se inició en el siglo XVIII con la mecanización del trabajo y la migración a las grandes urbes. La segunda tuvo lugar antes de la Primera Guerra Mundial, con la llegada de la electricidad, la producción en serie y el acero. La tercera fue la revolución digital que trajo consigo la aparición de Internet y las computadoras portátiles. La cuarta y actual incluye lo que llamamos el Internet de las cosas, la impresión 3D, los vehículos autónomos y la nanotecnología. El término lo acuñó en 2016 Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial.

Donde se debe afrontar el mayor número de retos es en el impacto que tiene la cuarta revolución industrial en los seres humanos, su empleabilidad y educación. Con el fin de vivir, liderar y prosperar en una sociedad digital, los jóvenes necesitarán pensar por sí mismos y ser autodidactas, tener empatía, ser colaboradores y comunicadores creativos, ser usuarios críticos e informados, así como ciudadanos íntegros.

Los educadores del IB guían a los alumnos para que desarrollen sus habilidades innatas. La observación y la curiosidad son el punto de partida del pensamiento crítico.

La tecnología ha cambiado fundamentalmente nuestras interacciones sociales y se puede utilizar positiva o negativamente. Los alumnos del IB aprenden a considerar todas las implicaciones potenciales en el diseño, regulación y uso de las tecnologías digitales. Asimismo, necesitan desarrollar habilidades técnicas y de diseño para ser creativos y éticos con la tecnología.

La educación del IB fomenta ideas sobre cómo suplir las necesidades humanas de manera eficiente, hacer propuestas y participar en su desarrollo, descubrir patrones y tendencias para tomar decisiones informadas y actuar en nuestros círculos de influencia.

Es tal la importancia de prepararse adecuadamente para los retos de los cambios tecnológicos y económicos que se avecinan, que el Foro Económico Mundial celebrado este año tuvo como tema de discusión central los desafíos de la cuarta revolución industrial.

Con la nueva revolución se avecinan adelantos en la medicina y sus procedimientos con la nanotecnología, la biomedicina y la robótica. La inteligencia artificial se extenderá por todo el mundo. La mayoría de los lugares y objetos se verán influidos por esta gran transformación, que será la gran catalizadora de la democratización de los servicios.

Los trabajadores del futuro tendrán que destacarse en un conjunto muy distinto de competencias. Los alumnos de la comunidad de aprendizaje del IB desarrollan habilidades sociales, de pensamiento, de investigación, de comunicación y de autogestión, ya que la capacidad de relacionarse socialmente es una parte indispensable de las competencias interpersonales. Estas competencias tienen otra ventaja más: son transversales. Son casi igual de útiles en cualquier campo laboral.

Las personas que demuestren pensamiento crítico, creatividad y habilidad para trabajar en equipo serán candidatos ideales en el mundo laboral. Los alumnos del IB aprenden a pensar por sí mismos y de forma crítica, formulan preguntas y plantean inquietudes. Se convierten en jóvenes independientes, resilientes y con capacidad de adaptación, muy valorados por las instituciones de educación superior y los empleadores.

La cuarta revolución industrial implica que los conocimientos, valores y habilidades que se deben fomentar en la educación varían respecto de los tradicionales. Por ejemplo, el aprendizaje memorístico no tiene mayor sentido en la educación actual, pues a través de Internet se obtiene mucha información. Lo que se busca actualmente con muchos instrumentos a escala internacional es que los alumnos aprendan habilidades vinculadas al aprendizaje a lo largo de la vida.

Acerca del Bachillerato Internacional

En 2018, el Bachillerato Internacional (IB) celebró su 50.o aniversario. Esta fundación sin fines de lucro, que lideró un movimiento de educación internacional en 1968, ofrece ahora cuatro programas educativos exigentes y de alta calidad para alumnos de 3 a 19 años. A través de un currículo único de alto nivel académico, promovemos el pensamiento crítico y apostamos por un aprendizaje flexible que trasciende las fronteras disciplinarias, culturales y nacionales. En la actualidad, el IB cuenta con más de 1,4 millones de alumnos en más de 5.000 colegios de 153 países. Para obtener más información, visite www.ibo.org/es.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Ciencias, Comunidades, Controversia, Debates, Educación, Industria, Internet, Investigaciones, Noticias y artículos, Robot, Tecnología

Salvaguardar el patrimonio cultural, prioridad del Ministerio de Cultura

 Salvaguardar el patrimonio cultural, prioridad del Ministerio de Cultura

Foto: MinCultura

En el Mes del Patrimonio Cultural colombiano le contamos en qué consisten la ruta definida por el Gobierno Nacional para fortalecer, proteger y promover la función social del patrimonio y las tradiciones culturales de las distintas regiones del país.

El Plan Nacional de Desarrollo (PND) ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’ 2018-2022, en materia patrimonio y memoria, busca fortalecer las acciones encaminadas a la preservación y salvaguardia del patrimonio cultural y natural colombiano.

Estas acciones se plantean con el objetivo de avanzar en el cumplimiento de dos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD): El primero, ‘Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles’; y el segundo, ‘Trabajo decente y crecimiento económico’.

Para la ministra de Cultura, Carmen Inés Vásquez Camacho, esta ruta del Gobierno Nacional buscará romper las barreras que impiden el acceso a la cultura, la educación y la inclusión productiva de toda la población. “Desde los territorios velaremos por el reconocimiento y salvaguardia de las tradiciones culturales y su patrimonio, valorando el papel de sus portadores en el gran esfuerzo por construir un mejor país”.

Con la formulación del PND se lograron identificar algunas de las necesidades en el campo del Patrimonio Cultural de Colombia, las cuales se usaron para priorizar acciones encaminadas al fortalecimiento del sector, como jornadas de capacitación y reconocimiento a los portadores de las tradiciones, entre otros aspectos.

El nuevo PND, sancionado el pasado 25 de mayo en Valledupar por el presidente Iván Duque, reconoce que “(..) los procesos de formación asociados con la recuperación del patrimonio tienen un alcance limitado y se encuentran por fuera del reconocimiento educativo formal, lo cual dificulta los procesos de cualificación e inclusión en el mercado laboral”, y por ello plantea tres acciones estratégicas a desarrollar por parte del Ministerio de Cultura en los próximos años.

Memoria en las manos

Con el ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’, la transmisión y la sostenibilidad de los oficios de las artes y el patrimonio cultural serán una oportunidad de desarrollo social para los territorios. Esta estrategia se articulará con los principios de economía creativa y emprendimiento cultural en las comunidades.

El Plan Nacional de Desarrollo, específicamente en el pacto por la cultura y la creatividad, contempla la creación de cuatro nuevas ‘Escuelas Taller’ (ET), priorizando las regiones donde se identificaron oficios tradicionales y prácticas culturales en riesgo: en Villa del Rosario (Norte de Santander) y en Puerto Tejada (Cauca), con especialidad en jardinería y cerámica; y las otras dos en Salamina (Caldas) y Pasto (Nariño). Esta última, enfocada a la formación en el arte del Mopa- Mopa o Barniz de Pasto, la cual abrirá sus puertas en el segundo semestre de este año.

Como novedad para el sector, y de forma complementaria al funcionamiento de las ET, se crearán 200 ‘Talleres Escuela’ (TE), con el objetivo de formar a jóvenes en los oficios tradicionales más representativos a nivel local, quienes serán los aprendices de destacados maestros y maestras, que han dedicado la mayor parte de su vida a estas actividades.

Estas nuevas instancias de formación funcionarán como satélites de las Escuelas Taller ya consolidadas. El primer Taller Escuela abrió sus puertas a principios de este año, en San Jacinto, Bolívar, y está dirigido por la maestra experta en tejidos de hamacas, Olivia Carmona. 

Asimismo, antes de terminar 2019 se abrirá la Escuela Taller Naranja, a partir de la alianza entre las Escuelas Taller de Colombia e instituciones de carácter privado. Esta ET estará enfocada en apoyar los emprendimientos de los estudiantes. Se constituirá como centro para la creación, comercialización, curaduría y fortalecimiento de emprendimientos de productos hechos a mano, propiciando la articulación de diferentes actores locales y el sector privado.

Memoria de los territorios

Con esta estrategia el PND incorpora acciones dirigidas al acompañamiento técnico para la formulación e implementación de Planes Especiales de Manejo y Protección (PEMP) y Planes Especiales de Salvaguardias (PES). El objetivo de favorecer la inscripción de mínimo 20 elementos en las Listas Representativas de Patrimonio Cultural Inmaterial y de Bienes de Interés Cultural de la Nación. Además, permitirá la inscripción de tres elementos en la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. 

Foto: MinCultura

El Ministerio de Cultura también dará continuidad y fortalecerá el Programa Nacional de Vigías del Patrimonio, con el fin de mejorar las capacidades locales de gestión del patrimonio y el reconocimiento a la labor de los jóvenes y adultos vinculados al programa.

En este contexto, en articulación con las demás entidades del Gobierno Nacional, MinCultura se vincula a la celebración del Bicentenario de la Campaña Libertadora de 1819-2019, mediante la construcción de infraestructuras culturales en los municipios de la ruta que siguió el ejército liderado por Bolívar hasta lograr la victoria en el Puente de Boyacá el 7 de agosto de 1819, y adelantará acciones necesarias para la restauración de los bienes muebles e inmuebles y la museografía de sitios históricos que hacen parte de la Ruta Libertadora, entre otras actividades.

Memoria construida

Esta estrategia que hace parte del pacto por la cultura y la creatividad busca contribuir a la recuperación y fortalecimiento de las manifestaciones y la identidad cultural de comunidades afectadas por la violencia, como factor de reconstrucción del tejido social, económico y político.

Desde el Ministerio de Cultura se gestionarán normativas que creen incentivos para la inversión en centros históricos o sectores urbanos declarados como Bienes de Interés Cultural, y así fortalecer su conservación, protección, salvaguardia, divulgación y sostenibilidad.

La meta es intervenir 12 bienes de interés cultural del ámbito nacional y la recuperación de espacios públicos en centros históricos; al mismo tiempo, se formularán ocho Planes Especiales de Manejo y Protección (PEMP) para igual número de centros históricos, en los que se integrará el patrimonio material e inmaterial, y se generarán oportunidades de emprendimientos para dichos centros.

El Gobierno además pretende, a través de la alianza entre MinCultura y MinCIT, actualizar la Política de Turismo Cultural, contribuyendo a la implementación efectiva de proyectos en los territorios de alto valor cultural y patrimonial con vocación turística.

Estas tres estrategias, que hacen parte de la línea ‘Todos somos cultura: la esencia de un país que se transforma desde los territorios’ del PND, aportan a generar condiciones para la creación, circulación y acceso a la cultura en todo el país.

Consulte el Plan Nacional del Desarrollo ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’.

Ministerio de Cultura
Calle 8 # 8-43 Bogotá, D. C., Colombia
www.mincultura.gov.co

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Arte, Artesanías, Colombia, Comunidades, Controversia, Cultura Colombiana, Debates, Educación, Estadísticas, Imagen, Investigaciones, Noticias y artículos, Patrimonios Culturales, Proyectos, Talleres