Archivo de la etiqueta: Educación

Universidad CES reanuda actividades académicas y administrativas bajo modelo de alternancia

Universidad CES reanuda actividades académicas y administrativas bajo modelo de alternancia en 2021

  • La universidad con sedes en los municipios de Medellín, Envigado, Sabaneta y Apartadó, Antioquia, inició labores este 18 de enero de 2021 bajo el modelo de presencialidad asistida por tecnologías.
  • Más de 5.000 estudiantes y 1.200 empleados continuarán con sus actividades bajo esquemas virtuales y presenciales, con el cumplimiento estricto de los protocolos de bioseguridad y metodologías de asistencia como el ‘pico y facultad’ para evitar un aforo superior al 38% en las sedes.

Foto: El rector de la Universidad CES, Dr. Jorge Julián Osorio Gómez (izq.); la jefe de Comunicación Organizacional, María Fernanda Salazar (centro); y el director general de la Clínica CES, Dr. Andrés Trujillo Zea (dcha.) en la bienvenida institucional / U. CES

Desde este 18 de enero se reiniciaron las actividades administrativas, académicas, de investigación y extensión de la Universidad CES de Medellín, la cual continuará estas labores bajo el modelo de alternancia para garantizar la protección de la salud y bienestar general de toda la comunidad universitaria, ante los picos altos de contagio que atraviesa actualmente el país por la pandemia del coronavirus.

Dirigiéndose desde el Teatro CES a toda la comunidad conectada de manera virtual, el rector de la Universidad CES, Dr. Jorge Julián Osorio Gómez, reconoció el desempeño de los cerca de 1.200 colaboradores de la organización en 2020, a quienes invitó a trabajar con positivismo, esperanza y resiliencia en este nuevo año laboral, mediante la evolución personal y profesional, y la adaptación de los procesos en medio de la pandemia.

Vamos a continuar con alternancia, no tendremos aglomeraciones, contaremos con más bioseguridad. Lo que es enero y febrero vamos a trabajar mucha virtualidad. Vamos a esperar el efecto de vacunación y como organización tenemos que seguir adelante. Desde la pandemia no hemos suspendido actividades, tanto la Clínica CES como la Universidad CES”, aclaró el Dr. Osorio Gómez.

Por su parte, el director general de la Clínica CES, Dr. Andrés Trujillo Zea, también desde el Teatro CES se unió para dar la bienvenida a los empleados, incluido el personal de salud de la Clínica, que no ha detenido sus esfuerzos humanos y técnicos en la atención de los pacientes, en especial, las personas portadoras del coronavirus COVID-19.

El llamado es a que este año lo afrontemos con toda la decisión para seguir sacando adelante nuestra organización CES, nuestra Clínica CES, nuestra Universidad CES y todos los centros que tenemos adscritos a nuestra familia CES. Espero que juntos sigamos creciendo y construyendo este nuevo CES”, puntualizó el director general de la Clínica CES.

La Universidad CES y sus centros de servicio continuarán con las actividades académicas y la prestación de servicios, respectivamente, bajo estrictos protocolos de bioseguridad, con la aplicación de metodologías como el ‘pico y facultad’, donde estudiantes y docentes asisten por días a las sedes solo a actividades de laboratorio y práctica por carreras; la implementación de la plataforma CES me cuida para hacer control epidemiológico al ingreso de las sedes de toda el personal interno y externo; no permitirá un aforo en cada una de sus sedes superior al 38% para evitar aglomeraciones, entre otros.

No obstante, la institución continuará atenta para evaluar y acatar las medidas sanitarias adoptadas por el Gobierno nacional, por medio del Ministerio de Salud y Protección Social y las recomendaciones entregadas por el Ministerio de Educación Nacional para continuar con el funcionamiento de la institución, siempre velando por la salud y el bienestar de toda su comunidad universitaria.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Ciencias, Colombia, Comunidades, Cuidados, Educación, Internet, Noticias y artículos, Salud, Seguridad, Universidades

Es posible tener tanta calidad educativa, como una alta seguridad en datos (desde D2L)

Es posible tener tanta calidad educativa, como una alta seguridad en datos

Para D2L la seguridad es un asunto serio, pues su enfoque educativo prioriza la certidumbre de sus clientes. Su trayectoria en la prestación de servicios educativos demuestra la confiabilidad de la plataforma tecnológica educativa Brightspace.

Por Andrew Diaz, Gerente Regional de D2L para Latinoamérica

La pandemia del coronavirus Covid-19 obligó a muchas escuelas y universidades a cambiar, prácticamente de la noche a la mañana, la educación presencial por el aprendizaje digital, virtual o a distancia. El apuro de muchas autoridades y profesores, fue abrir de inmediato grupos en distintas plataformas públicas, como Microsoft, Google, o Facebook, entre otros, para dar respuesta a los millones de alumnos que necesitaban tener continuidad en sus clases.

Algo que poco preocupó en ese momento fue la seguridad de los datos de los alumnos, que necesariamente quedarían expuestos con una situación así. El dedo en la llaga lo han puesto, sobre todo, los países europeos, que levantaron la voz en este sentido contra los dos grandes gigantes tecnológicos: Apple y Google.

Países del viejo continente, como Suiza, de plano cortaron relación con esos dos grandes de la tecnología, que se negaron a aceptar que la información de los usuarios de ese país se quedara en servidores europeos, aunque de último minuto se logró un acuerdo con Google, quien cedió un poco en su actitud inicial.

Colombia resguarda los datos de sus estudiantes y docentes

Para proteger a los poco más de 10 millones de estudiantes colombianos, en los diferentes niveles educativos, las clases han continuado bajo la estrategia de flexibilización escolar “Colombia Aprende”. Al respecto, la ministra de Educación de Colombia, María Victoria Angulo, declaró que “el reto más grande que tendrá el sector el próximo año será garantizar el retorno seguro a las aulas, mediante el modelo de alternancia y con la implementación de los protocolos de seguridad dispuestos por el Gobierno Nacional”.

En este contexto, el gobierno colombiano presentó un plan, “Misión TIC 2022”, para formar en los próximos dos años a 100 mil programadores para convertir al país en el de mayor aceleración en transformación digital de América Latina. Este programa busca formar programadores que tengan habilidad para participar en proyectos de inteligencia artificial, Internet de las cosas, computación en la nube, robótica y también de manejo integrado de bases de datos relacionales.

Según la Secretaría de Educación (SED) la iniciativa Colombia Aprende, se pudo desarrollar durante los meses de aislamiento preventivo obligatorio gracias al aumento de contenidos, herramientas, formatos y plataformas tecnológicas educativas para llegar a todos los niños y jóvenes.

Un aspecto en el que hemos puesto especial énfasis es el resguardo de los datos de nuestros estudiantes y docentes”, subrayó la ministra de Educación de Colombia, María Victoria Angulo, quien también se refirió al modelo de alternancia, con el que se espera que los estudiantes del país puedan volver a los salones de clase, y de esta manera, dejar de un lado las clases en línea.

Equilibrio entre el acceso digital y la protección de datos

La pandemia del coronavirus Covid-19 ha cambiado muchas cosas. Un rubro que quedará marcado para siempre es, ni más ni menos, que el de la educación. Es momento de llamar a la reflexión sobre este punto y tratar de encontrar el equilibrio adecuado entre el acceso digital y la protección de datos. Es decir, la misión es proteger a los estudiantes, y con este objetivo, también a sus datos.

Y es que lejos de desaparecer, las amenazas en el ciberespacio se han incrementado durante la pandemia, como han comunicado algunos medios de comunicación. Por tanto, tanto las escuelas como las universidades deben poner atención en contar con plataformas tecnológicas sólidas que les permitan brindar un servicio educativo de gran calidad, con protección de datos y a salvo de las amenazas que interrumpan el aprendizaje o pongan al descubierto información personal.

El objetivo: proteger los datos 24/7

Dado lo anterior, hoy más que nunca es necesario contar con información de primera mano para tomar decisiones informadas respecto a dónde estudian nuestros hijos y con qué plataformas tecnológicas educativas cuentan las escuelas y universidades, con el fin de saber dónde vivirán, por así decir, los datos que generan los estudiantes todos los días y con qué herramientas tecnológicas se protegerá esa información.

Para concluir, es importante que tanto escuelas como universidades trabajen con proveedores tecnológicos que no usen los datos de sus usuarios, en este caso de los alumnos, para venderlos o entregarlos a terceros con fines comerciales. Las empresas que garanticen esa protección de datos desde el contrato de servicio demuestran su profesionalismo el papel prioritario que el cliente tiene para ellos. Es preciso recordar que el mejor socio en educación virtual es aquel que brinde tanto calidad educativa, como una alta seguridad en datos.

D2L, seguridad de datos al máximo

  • Los servicios alojados por D2L se proporcionan por Amazon Web Services (AWS), que incluyen procesos de seguridad física y operativa para la red e infraestructura, así como también las implementaciones de seguridad específicas de los servicios documentadas en AWS.
  • Cuenta con aplicaciones que se implementan en una configuración N+1, de manera que, en caso de una falla en el centro de datos, haya suficiente capacidad para que el tráfico se distribuya de forma equilibrada a los sitios restantes. Por si fuera poco, AWS cuenta con muchas certificaciones de seguridad, que se pueden revisar en  https://aws.amazon.com/compliance/
  • Los servicios de D2L se proporcionan desde centros de hosting de nivel tres o superior, los cuales ofrecen apoyo al nivel del proveedor, que incluye control de acceso y seguridad física, que va desde la vigilancia las 24 horas.
  • Posee redes internas redundantes, alta capacidad de ancho de banda, enrutadores redundantes configurados para alta disponibilidad, segmentación de VLAN por zona de seguridad implementada por medio de troncos multienlace para crear sobre una base sólida.
  • En cuanto al monitoreo de la seguridad, D2L utiliza una solución de administración de eventos e información de seguridad (SIEM) líder en la industria para recopilar, englobar y correlacionar millones de eventos de sistema por día a lo largo de la infraestructura de D2L, con el fin de brindarles a los equipos de monitoreo información en tiempo real sobre los potenciales eventos de seguridad.
  • El acceso y autenticación Brightspace admite el inicio de sesión único (SSO) y la integración con diversas soluciones de autenticación, como Active Directory, LDAP, Kerberos, CAS y SAML/Shibboleth.
  • La conexión del cliente a la plataforma Brightspace se realiza a través del protocolo criptográfico TLS con encriptación RSA, para que los datos del cliente se transfieran de forma segura.
  • El código de la aplicación Brightspace se desarrolla y prueba siguiendo los principios establecidos en el documento OWASP Top 10 del Proyecto Abierto de Seguridad de Aplicaciones Web (OWASP), con el fin de ayudar a garantizar que Brightspace sea una plataforma segura.
  • Se realizan copias de seguridad de los datos del sistema y del cliente regularmente a través de la transferencia de datos encriptados de forma asíncrona a un entorno de almacenamiento fuera de las oficinas para garantizar que los servicios del cliente se puedan recuperar rápidamente en caso de desastre.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Colombia, Contenidos Digitales, Controversia, Educación, Internet, Investigaciones, Noticias y artículos, Plataformas, Proyectos, Seguridad, Tecnología, Universidades

Encuesta revela que el 87% de las personas considera que las habilidades necesarias para trabajar son diferentes a las requeridas hace cinco años

Una encuesta revela que el 87% de las personas considera que las habilidades necesarias para trabajar son diferentes a las requeridas hace cinco años

 Con el coronavirus Covid-19 y la intensa digitalización, nuevas habilidades se pusieron en el centro de la escena, a la par de las competencias interpersonales. De qué se tratan el upskilling y el reskilling, formación altamente valoradas en este contexto.

El coronavirus COVID-19 despertó en las personas de todo el mundo la necesidad de evaluar sus vidas y carreras debido al impacto de la crisis sanitaria en su vida académica y profesional.

Según un estudio realizado por Pearson, la empresa líder de aprendizaje del mundo que certifica el conocimiento del idioma inglés a través de su renovado portafolio de exámenes, a nivel mundial el 88% cree que las personas deberán asumir mayor responsabilidad para dirigir su propio aprendizaje o mejorar sus habilidades para el trabajo.

Alrededor de un tercio de quienes tuvieron que adquirir habilidades adicionales durante los últimos dos años, se vieron obligados a hacerlo por la necesidad de mantenerse al día con las nuevas tecnologías introducidas en el ámbito laboral; esta cifra superó el 40% en Europa continental y en la India, y fue cercana al 50 % en China. 

La idea de reinventarse a uno mismo es más central que nunca. Entre el 70% y el 90% de las personas disfruta de la idea de reinventarse a sí mismas en el trabajo cada cierta cantidad de años por medio de la adquisición de nuevas habilidades. Esta cifra es notablemente mayor en los mercados emergentes: cerca del 90% en China, Sudáfrica e Hispanoamérica, y más del 80% en la India, Brasil y el Medio Oriente.” comenta Maria Paula Sacchini, Marketing & Corporate Affairs Director de Pearson Hispanoamérica.

Hay dos conceptos que son parte de esta inevitable transformación, que refuerzan la idea del “aprendizaje permanente”: por un lado, el upskilling o la capacitación adicional y por otro, el reskilling o el reciclaje profesional, son un desafío global para los empleadores, y un desafío que las instituciones de educación superior tienen la capacidad de afrontar. 

“Nuestra propia investigación indica que a los empleadores les cuesta identificar las oportunidades de aprendizaje adecuadas y evaluar la eficacia de sus programas de upskilling y nuevas capacitaciones. Se esfuerzan por apoyar la educación continua de los empleados por medio de cursos  online, clases de entrenamiento (bootcamps) y programas de capacitación dentro y fuera de sus empresas.” indica la vocera de Pearson Hispanoamérica. 

En este panorama, la certificación y la validación constante de conocimientos adicionales como es del idioma inglés, se vuelven esenciales para dar cuenta del nivel alcanzado, así como también pone de manifiesto el interés de los estudiantes por una capacitación continua.  El idioma es imprescindible para mantenerse laboralmente activo en una economía difícil y generar oportunidades en compañías internacionales

En un escenario post-pandemia donde ya casi ni habrá oficinas y la colaboración virtual entre distintas partes del globo no conoce fronteras, sumados a la amplia oferta de cursos virtuales, el upskilling y el reskilling se revelan como imprescindibles en un entorno constantemente desafiante. 

Otras cifras de la Encuesta: 

  • A nivel mundial, el 78% cree que el aprendizaje en línea brindará a las personas mayor acceso a una educación de calidad.
  • 89% Las personas deberán desarrollar más habilidades digitales, como la colaboración y comunicación virtual, el análisis de datos o la gestión de equipos remotos.
  • Un 90% de estudiantes cree que el inglés es la puerta de acceso al trabajo global.

Link a la Encuesta de Estudiantes de Pearson

Acerca de Pearson
La empresa de aprendizaje líder del mundo. Pearson es reconocida por sus contenidos educativos, certificaciones, servicios y productos digitales que son usados por millones de estudiantes, instituciones educativas, gobiernos y empleadores alrededor del mundo. Pearson está presente en 70 países con más de 20.000 empleados.
Acerca de la certificación Pearson
Los exámenes internacionales de inglés Pearson English International Certificate antes conocido como Pearson Tests of English, son comunicativos y evalúan el conocimiento del idioma en contextos auténticos y realistas. El énfasis está puesto en el uso del idioma para resolver situaciones concretas de la vida real, sin descuidar el aprendizaje de estructuras gramaticales. Los exámenes de Pearson se rinden a través de una red de centros autorizados por Pearson Reino Unido.
Creados en 1982 por University of London Examinations and Assessment Council, basándose en el método de enseñanza comunicativo. Estos exámenes introdujeron un gran cambio en la enseñanza del inglés en el mundo. Con un perfil centrado en el uso del idioma para comunicarse, se diferencian de los exámenes tradicionales enfocados exclusivamente en la gramática. Pearson English International Certificate, presentes en más de 45 países, están formalmente acreditados por el gobierno del Reino Unido bajo los estándares establecidos por el Marco Común de Referencia Europeo. Adicionalmente, cuentan con el sello de Ofqual, el mayor ente regulador de exámenes y certificaciones del Reino Unido, que garantiza la validez internacional de los certificados que portan su sello. Entre sus múltiples áreas de evaluación, solo en 2019, Pearson llevó a cabo más de 180 millones de exámenes alrededor del mundo.
Para obtener más información sobre Pearson visite https://www.pearsoneducacion.net/

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Capacitaciones, Comunidades, Educación, Estadísticas, Idiomas, Internet, Investigaciones, Noticias y artículos, Resultados

INCI dotó a 695 instituciones con material para colombianos con discapacidad visual en 2020

INCI dotó a 695 instituciones con material para colombianos con discapacidad visual en 2020

  • Con esta dotación, resultaron beneficiadas 521 instituciones educativas, 100 bibliotecas y 74 organizaciones de personas con discapacidad visual. 
  • Desde la modalidad virtual, la entidad brindó asesoría, cualificación y acompañamiento a 23 entidades territoriales, para fortalecer la atención educativa de los niños y jóvenes con discapacidad visual.
  • Para apoyar la educación en casa, el INCI produjo 30 guías para las áreas de matemáticas, química y física, así como ocho cartillas dirigidas a docentes en las áreas de inglés, matemáticas, ciencias y educación física.

La educación fue parte fundamental de la gestión del Instituto Nacional Para Ciegos –INCI durante 2020. Con el fin de que las personas con discapacidad visual hicieran efectivo este derecho, la entidad trabajó hombro a hombro con las secretarías de educación, bibliotecas y organizaciones de los colombianos ciegos y con baja visión a través de apoyo técnico y pedagógico a maestros, formación virtual y dotación de material pertinente para la formación de esta población.

“Aunque la pandemia por el coronavirus COVID-19 no nos permitió llegar de manera presencial a los territorios como se había programado, se logró, desde la modalidad virtual, brindar asesoría, cualificación y acompañamiento en las regiones, dejando capacidad instalada para fortalecer los procesos de atención educativa de los estudiantes con discapacidad visual en el país”, asegura el director del INCI, Carlos Parra Dussan.

En lo corrido del año, el INCI brindó asistencia técnica a 23 entidades territoriales certificadas, para asesorar y cualificar a los docentes.

También, la entidad dotó con material especializado a 695 instituciones: 521 colegios, 100 bibliotecas y 74 organizaciones de personas con discapacidad visual.

Entre el material producido y distribuido en época de aislamiento para apoyar la educación en casa, se encuentran 30 guías en las áreas de matemáticas, química y física desde el grado cuarto hasta el grado undécimo, así como ocho cartillas en las áreas de inglés, matemáticas, ciencias y educación física, dirigidas a docentes que cuentan en sus salones de clases con niños y jóvenes ciegos y con baja visión.

De igual forma, el INCI implementó su Plataforma de Aprendizaje con siete cursos dirigidos a maestros, familias y personas con discapacidad: ‘sistema braille’, ‘orientación y movilidad’, ‘baja visión y entorno escolar’, ‘seminario de familias’, ‘las ciencias con estudiantes ciegos y con baja visión en el aula’, ‘atención integral a niños y niñas en el marco de la primera infancia’ y ‘notación musical en sistema braille’. Cabe anotar que estos módulos se ofertaron tanto en el primer como en el segundo semestre del año, dada la alta demanda de personas que se inscribieron.

Por otra parte, en el transcurso del año, la Biblioteca Virtual para Ciegos estructuró 662 documentos digitales accesibles y la Imprenta Nacional para Ciegos imprimió 35.616 unidades de libros, cartillas y material para personas con discapacidad visual.

Otro gran resultado a destacar desde en materia educativa, es el diseño de una caja de herramientas, realizado en conjunto con el equipo de la Imprenta Nacional para Ciegos del INCI. Estos recursos, entre los cuales se incluyen videos, juegos didácticos y documentos de interés, se utilizarán en los territorios para dictar talleres dirigidos a familias de estudiantes con discapacidad visual, en los que se abordarán temas como pautas de crianza, educación sexual y participación ciudadana.

“Durante 2020 la casa de los ciegos no bajó la guardia, siguió funcionando y velando por la inclusión social, educativa, política y económica de los casi dos millones de colombianos con discapacidad visual. Estos son apenas algunos logros que alcanzamos y que, pese a la situación global, se suman al cúmulo de esfuerzos por una Colombia con más oportunidades para todos”, finaliza Carlos Parra Dussan.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Bibliotecas, Colombia, Comunidades, Contenidos Digitales, Cultura Colombiana, Discapacidad, Educación, Estadísticas, Noticias y artículos, Tecnología

Encuesta revela que el 87% de las personas considera que las habilidades necesarias para trabajar son diferentes a las requeridas hace cinco años

Una encuesta revela que el 87% de las personas considera que las habilidades necesarias para trabajar son diferentes a las requeridas hace cinco años 

Con el coronavirus Covid-19 y la intensa digitalización, nuevas habilidades se pusieron en el centro de la escena, a la par de las competencias interpersonales. De qué se tratan el upskilling y el reskilling, formación altamente valoradas en este contexto.

El coronavirus COVID-19 despertó en las personas de todo el mundo la necesidad de evaluar sus vidas y carreras debido al impacto de la crisis sanitaria en su vida académica y profesional.

Según un estudio realizado por Pearson, la empresa líder de aprendizaje del mundo que certifica el conocimiento del idioma inglés a través de su renovado portafolio de exámenes, a nivel mundial el 88% cree que las personas deberán asumir mayor responsabilidad para dirigir su propio aprendizaje o mejorar sus habilidades para el trabajo.

Alrededor de un tercio de quienes tuvieron que adquirir habilidades adicionales durante los últimos dos años, se vieron obligados a hacerlo por la necesidad de mantenerse al día con las nuevas tecnologías introducidas en el ámbito laboral; esta cifra superó el 40% en Europa continental y en la India, y fue cercana al 50 % en China.

“La idea de reinventarse a uno mismo es más central que nunca. Entre el 70% y el 90% de las personas disfruta de la idea de reinventarse a sí mismas en el trabajo cada cierta cantidad de años por medio de la adquisición de nuevas habilidades. Esta cifra es notablemente mayor en los mercados emergentes: cerca del 90% en China, Sudáfrica e Hispanoamérica, y más del 80% en la India, Brasil y el Medio Oriente.” comenta Maria Paula Sacchini, Marketing & Corporate Affairs Director de Pearson Hispanoamérica.

Hay dos conceptos que son parte de esta inevitable transformación, que refuerzan la idea del “aprendizaje permanente”: por un lado, el upskilling o la capacitación adicional y por otro, el reskilling o el reciclaje profesional, son un desafío global para los empleadores, y un desafío que las instituciones de educación superior tienen la capacidad de afrontar.

“Nuestra propia investigación indica que a los empleadores les cuesta identificar las oportunidades de aprendizaje adecuadas y evaluar la eficacia de sus programas de upskilling y nuevas capacitaciones. Se esfuerzan por apoyar la educación continua de los  empleados por medio de cursos online, clases de entrenamiento (bootcamps) y programas de capacitación dentro y fuera de sus empresas.” indica la vocera de Pearson Hispanoamérica.

En este panorama, la certificación y la validación constante de conocimientos adicionales como es del idioma inglés, se vuelven esenciales para dar cuenta del nivel alcanzado, así como también pone de manifiesto el interés de los estudiantes por una capacitación continua.  El idioma es imprescindible para mantenerse laboralmente activo en una economía difícil y generar oportunidades en compañías internacionales

En un escenario post-pandemia donde ya casi ni habrá oficinas y la colaboración virtual entre distintas partes del globo no conoce fronteras, sumados a la amplia oferta de cursos virtuales, el upskilling y el reskilling se revelan como imprescindibles en un entorno constantemente desafiante.

Otras cifras de la Encuesta:

  • A nivel mundial, el 78% cree que el aprendizaje en línea brindará a las personas mayor acceso a una educación de calidad.
  • 89% Las personas deberán desarrollar más habilidades digitales, como la colaboración y comunicación virtual, el análisis de datos o la gestión de equipos remotos.
  • Un 90% de estudiantes cree que el inglés es la puerta de acceso al trabajo global.

Link a la Encuesta de Estudiantes de Pearson

Acerca de Pearson

La empresa de aprendizaje líder del mundo. Pearson es reconocida por sus contenidos educativos, certificaciones, servicios y productos digitales que son usados por millones de estudiantes, instituciones educativas, gobiernos y empleadores alrededor del mundo. Pearson está presente en 70 países con más de 20.000 empleados.

Acerca de la certificación Pearson

Los exámenes internacionales de inglés Pearson English International Certificate antes conocido como Pearson Tests of English, son comunicativos y evalúan el conocimiento del idioma en contextos auténticos y realistas. El énfasis está puesto en el uso del idioma para resolver situaciones concretas de la vida real, sin descuidar el aprendizaje de estructuras gramaticales. Los exámenes de Pearson se rinden a través de una red de centros autorizados por Pearson Reino Unido.

Creados en 1982 por University of London Examinations and Assessment Council, basándose en el método de enseñanza comunicativo. Estos exámenes introdujeron un gran cambio en la enseñanza del inglés en el mundo. Con un perfil centrado en el uso del idioma para comunicarse, se diferencian de los exámenes tradicionales enfocados exclusivamente en la gramática. Pearson English International Certificate, presentes en más de 45 países, están formalmente acreditados por el gobierno del Reino Unido bajo los estándares establecidos por el Marco Común de Referencia Europeo. Adicionalmente, cuentan con el sello de Ofqual, el mayor ente regulador de exámenes y certificaciones del Reino Unido, que garantiza la validez internacional de los certificados que portan su sello. Entre sus múltiples áreas de evaluación, solo en 2019, Pearson llevó a cabo más de 180 millones de exámenes alrededor del mundo.

Para obtener más información sobre Pearson visite https://www.pearsoneducacion.net/

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Capacitaciones, Contenidos Digitales, Controversia, Debates, Educación, Estadísticas, Idiomas, Internet, Noticias y artículos, Resultados, Tecnología

Recapitulando en la educación (desde Bachillerato Internacional)

Recapitulando en la educación: balance de lo recorrido donde el aprendizaje estuvo por sobre lo perdido 

Por Natalia Tieso, Mg en Educación, responsable de desarrollo regional para América Latina del Bachillerato Internacional (IB)

La frase más escuchada en el ámbito educativo durante este año tan especial seguramente fue “Hoy es uno de esos días…” – en palabras de una colega educadora- debido a los innumerables encuentros en formato online, mensajes de WhatsApp recibidos a cualquier hora, los incesantes pedidos de planificación personalizada, los recordatorios de los webinars a los cuales estamos suscritos porque nos interesa nuestro propio desarrollo profesional y así quizás evitemos grabar tantos tutoriales para nuestros alumnos. Mientras que repetimos una plegaria a “San Internet” para que no se corte la conexión porque tenemos que compartir pantalla en la reunión de padres, el agua del té que se derramó demasiado cerca del Modem, y preguntamos “¿se escucha bien?”, señalamos que no se escucha porque “estás muteado”, rogamos a los adolescentes que “enciendan la cámara”, y explicamos una vez más que “ahora nos vamos a las salas de Zoom”.

Es innegable que este año todos los miembros del ecosistema educativo (docentes, directivos, alumnos, padres, consejeros escolares, psicopedagogos, miembros del gabinete de orientación profesional y demás actores) han descubierto cuán capaces son de adaptarse a la mejor versión de la película “The Truman Show” y comprender que la realidad a veces supera hasta la mejor película de zombies, de epidemias y de realidad virtual.

Asimismo, los educadores han realizado un salto de calidad en la práctica áulica para gestionar la diversidad en el actual contexto de enseñanza remota de emergencia y así evitar que las diferencias se transformen en desigualdades. Conceptos como equidad, igualdad, justicia social y brecha digital empezaron a sonar fuertemente en una pedagogía afectiva y efectiva que posibilite -al menos- (e idealmente que garantice) un aprendizaje de calidad de todos nuestros alumnos.

Por todo esto, la otra frase más escuchada: “este fue un año perdido”, no quedaría en vigencia ya que hemos aprendido, y ¡mucho! Alumnos más autónomos y responsables de su propio aprendizaje, una alianza más sólida entre familia y escuela, docentes que priorizaron el aprendizaje social y emocional de sus alumnos con efectivas propuestas pedagógicas y que se animaron a transformar la educación desde una virtualidad no elegida. Los educadores han desarrollado grandes habilidades de cooperación con sus colegas para poder todos juntos ser expertos en las múltiples herramientas que hace tan solo nueve meses ni sabían que existían.

Por supuesto todavía quedan retos por enfrentar como las aulas burbujas, las vacunas, la adecuación de los contenidos curriculares, etc. pero de algo ya no quedan dudas: “la inteligencia emocional es determinante en el aprendizaje y en el éxito académico” y “gracias a una mentalidad de crecimiento, podemos mejorar nuestras habilidades a través del entrenamiento y del esfuerzo”, si replicamos citas de referentes contemporáneos como Daniel Goleman y Carol Dweck respectivamente.

Alineada a estos supuestos, es importante que, desde cada uno de nuestros lugares, como balance y cierre, les hagamos llegar total admiración, respeto y felicitaciones, a cada uno de los miembros de las instituciones educativas y a las familias que sostuvieron desde sus hogares a los alumnos para adaptarse a esta nueva realidad y acompañaron en el trabajo de diversas situaciones para continuar, a pesar de todo, con la educación de sus hijos. Seguramente este año se termina con grandes dosis de cansancio y agotamiento mental y en algunos casos, hasta ansiedad por recibir los resultados de exámenes internacionales. Pero sin dudas, el esfuerzo ha valido la pena: una vez más, los educadores no solo han ofrecido apoyo académico y contención emocional a sus alumnos y sus familias, sino que también han sido audaces para aprender y desarrollar nuevas competencias en un contexto inesperado y dinámico.

Acerca del IB

La Organización del Bachillerato Internacional, creada en 1968, lideró un movimiento de educación internacional que ofrece ahora cuatro programas educativos exigentes y de alta calidad para alumnos de 3 a 19 años. El IB ofrece a los alumnos ventajas claras al proporcionarles bases sólidas, habilidades de pensamiento crítico y la capacidad de resolver problemas complejos, al tiempo que fomenta la diversidad, la curiosidad, y un deseo saludable por el aprendizaje y la excelencia. En un mundo donde hacer las preguntas correctas es tan importante como encontrar las respuestas, el IB promueve el pensamiento crítico, y apuesta por un aprendizaje flexible que trasciende las fronteras disciplinarias, culturales y nacionales. Con el apoyo de educadores y coordinadores de prestigio mundial, el IB actualmente cuenta con más de 1.4 millones de alumnos en más de 5.300 colegios de 158 países. Para obtener más información, visite https://www.ibo.org/es/

Deja un comentario

Archivado bajo Contenidos Digitales, Controversia, Debates, Educación, Internet, Investigaciones, Noticias y artículos, Plataformas, Tecnología

Experiencia de un colombiano al estudiar en Nueva Zelanda

“Un doctorado es la vía para llegar a donde quiero”: la experiencia de un colombiano en Nueva Zelanda

El país oceánico ofrece beneficios atractivos para estudiantes latinoamericanos que buscan crecer profesionalmente a través de este tipo de estudios superiores. Bryann Avendaño es un colombiano que actualmente disfruta de los beneficios de estudiar en el país kiwi.

Los doctorados son una alternativa más asequible hoy y estudiar en el exterior es una opción cada vez más común para los profesionales que desean especializarse y alcanzar los más altos niveles de preparación académica. Según indica Migración Colombia entre enero y marzo de 2019, 25.914 personas viajaron con este objetivo. Algunas de las razones por las que deciden hacerlo son los precios, la calidad y el reconocimiento de las universidades extranjeras.

Entre los destinos más destacados por este tipo de programas educativos, se encuentran Argentina, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Alemania. El país oceánico sobresale porque sus ocho universidades están rankeadas entre las mejores 500 del mundo, según el QS World University y, además, brinda una serie de incentivos a los estudiantes extranjeros como becas y beneficios laborales con visa de estudiante.

Bryann Avendaño es un científico colombiano que actualmente se encuentra realizando un doctorado en ingeniería civil y de recursos naturales, en la Universidad de Canterbury, ubicada en Christchurch, Nueva Zelanda. Luego de aplicar y ser admitido, y gracias a su gestión personal, pudo obtener dos becas para financiar sus estudios en el país kiwi. Este joven connacional aplicó a una beca para cubrir la tasa de matrícula y luego a Colfuturo para los gastos de manutención. Actualmente cuenta con estos dos subsidios que han sido una ayuda importante para su desarrollo profesional.

“La elección del país para adelantar mis estudios se basó, primero, en investigar sobre el tutor y el área en la que deseaba hacer mi postgrado. Aquí en Nueva Zelanda encontré a un profesor experto en la metodología de toma de decisiones, en la cual se basa mi tesis de doctorado. Segundo, en el manejo del programa: la opción de 40% horas académicas y 60% de trabajo práctico en la industria y con el gobierno, fue determinante para mi decisión”, comenta el estudiante.

Frente a la manera como el país acoge a los alumnos internacionales, Avendaño explica que en Nueva Zelanda, quienes estudian doctorados o postgrados, son considerados como generadores de conocimiento, les abren las puertas, les dan las herramientas para que investiguen y hagan lo necesario para desarrollar sus ideas. Asimismo, después de terminar sus estudios les ofrecen la oportunidad de aplicar  a una visa de trabajo abierta  por tres años.

“El tipo de visa que tengo me ha permitido trabajar. Hago parte de un programa de la universidad llamado teaching assistant, en el que los estudiantes podemos desarrollar nuestra profesión, hacer algo que nos gusta y al momento de graduarnos, tener una experiencia laboral en una universidad de renombre. Como parte de esta oportunidad, enseño ingeniería humanitaria, una asignatura que se complementa con mi trabajo académico” comenta Avendaño.

Otro aspecto fundamental es el doble beneficio que se obtiene al cursar estudios en países que tengan otra lengua como idioma nacional, especialmente el inglés, porque se ha convertido casi que en un requisito a la hora de aspirar a un empleo. Si bien es necesario tener excelente dominio del inglés para estudiar en Nueva Zelanda, las instituciones ofrecen cursos de nivelación previo al comienzo del programa principal. .

Por otro lado, la adaptación es vital para que el estudiante disfrute plenamente de su proceso de aprendizaje. Para Avendaño, ha sido fácil, a pesar de que el departamento de estudio al que pertenece cuenta con cerca de 50 nacionalidades. Esta pluriculturalidad es parte de la vida en Nueva Zelanda, influye en la manera de ser abierta y amigable de sus habitantes.

“La Universidad tiene un programa de estudiantes de intercambio, y el área en particular en la que estoy ofrece una mentoría que consiste en ponerle a cada alumno extranjero un tutor que hable su lengua nativa desde el momento de su llegada a la universidad. Este acompañamiento inicial es importante porque es la apertura completa al país narrado desde la propia experiencia” afirma Avendaño.

Por último, el colombiano resalta que el país Kiwi ofrece un balance entre vida y trabajo, porque se labora de lunes a viernes y los fines de semana se puede disfrutar de un territorio maravilloso con muchas actividades al aire libre.

Para conocer mucho más sobre estudios de doctorado en este destino educativo, las universidades, lugares atractivos, qué hacer, datos culturales e incluso encontrar su match de estudio perfecto, en el siguiente link se puede ingresar a la página oficial que el gobierno ha dispuesto para este propósito:https://www.studyinnewzealand.govt.nz/es/study-options/phd-package/

Deja un comentario

Archivado bajo Becas, Ciencias, Colombia, Controversia, Educación, Noticias y artículos, Proyectos, Universidades

En Antioquia, un ortodoncista desarrolla patentes y cultiva uno de los mejores cafés exóticos del mundo

En Antioquia, un ortodoncista desarrolla patentes y cultiva uno de los mejores cafés exóticos del mundo

  • El egresado y docente de la Facultad de Odontología de la Universidad CES, Samuel Roldán Restrepo, combina sus dos pasiones entre patentes maxilares y uno de los granos más especiales.
  • El investigador ha sido reconocido por la Superintendencia de Industria y Comercio con patentes para dispositivos que miden la fuerza de la mordida y a la vez ha ganado el premio Yara a la mejor taza de café que cultiva en su finca del suroeste de Antioquia.

Entre sondas, taladros, pinzas y fresas, todas ellas herramientas dentales, Samuel Roldán Restrepo combina su profesión de odontólogo, docente e investigador de la Universidad CES de Medellín con su pasión por la caficultura. Ahora trabaja, como los cientos de caficultores del país en la cosecha cafetera en medio de una ‘normalidad’ nueva para él y el sector en general, por cuenta de la pandemia del coronavirus.

Mientras de lunes a viernes combina la docencia y la investigación en la Facultad de Odontología de la Universidad CES y el Grupo de Investigación de Bioingeniería de Cabez y Cuello, llega el fin de semana donde deja atrás la bata, los guantes y el consultorio; por el sombrero, las botas y el caballo para dedicarlos a su terruño cafetero.

Desde 2006, Roldán Restrepo comenzó el trabajo de cultivo e investigación de café en la finca Santa Elena, del municipio de Ciudad Bolívar, suroeste de Antioquia, donde se dedica a su marca Café Roldán, junto con su esposa y dos hijas. A la par, investiga y patenta nuevos dispositivos para corregir problemas de los maxilares o medir la fuerza de la mordida. Por culpa de un familiar, que le enseñó del sector para más tarde aplicar los métodos científicos, hoy le reconocen en el mundo, si, en el mundo.

Con estudiantes de tecnología, pregrados, maestrías y doctorados de otras universidades del departamento como la de Antioquia, la Nacional y Eafit entre otras, el docente de la Universidad CES ha desarrollado todo tipo de técnicas y procesos para obtener un café de calidad. Por ejemplo, procesos relacionados con fermentaciones prolongadas, los Honney y Naturales y procesos de secado con atmósferas controladas, los cuales derivan en un producto apetecido por los mercados internacionales.

El YARA 2019

Gracias a esa doble ‘militancia’ este profesor de la Facultad de Odontología recibió en 2018 el premio a la mejor taza de Colombia entre 271 de los mejores cafés del país, en una de las categorías más competidas de un concurso organizado por una compañía multinacional.

Del café que cultiva con su familia en el suroeste de Antioquia obtuvo una excelente tasa que le significó el primer puesto en la categoría de Cafés exóticos, en el Yara Champion Program. Se trató de un certamen que concentró a los mejores productores del grano del país en la ciudad de Popayán en marzo de aquel año.

Para lograr el reconocimiento, este ortodoncista con espíritu de cafetero utilizó las variedades antiguas del café con las que Colombia hizo su nombre, como Caturra, Borbón y Typica (Pajarito). Estas especies son consideradas más delicadas, pero que, al combinarlas con procesos de beneficio y secado con temperaturas controladas, le dieron la mejor taza con un puntaje de 90.13, por primera vez registrado en Antioquia.

 “No hicimos ninguna aspersión con insecticidas en nuestro campo, con un producto que controla la broca, atrayendo el insecto y lo ahoga en un vasito, sin necesidad de utilizar pesticidas e insecticidas”, detalló el también investigador y académico Roldán Restrepo.

Adicionalmente, este proyecto se basa en los principios de la “Triple sostenibilidad”, donde utiliza prácticas amigables con el ambiente, para lo cual han desarrollado feromonas, trampas y productos ecológicos y a su vez implementa programas sociales de recolección y apoyo a la comunidad, principalmente la educativa en su región.

Deja un comentario

Archivado bajo Agricultura, Biografías, Ciencias, Colombia, Dispositivos, Educación, Innovación, Investigaciones, Noticias y artículos, Premiaciones, Proyectos, Tecnología, Universidades

IB amplía su oferta de becas para subsanar la escasez de educadores

El IB amplía su oferta de becas para subsanar la escasez de educadores

Los graduados elogian la iniciativa, que financiará el máster en Educación de 140 educadores

La Organización del Bachillerato Internacional (IB), en asociación con la Universidad del Pueblo, ha aumentado el número de becas para el máster en Educación en línea sin tasas de matrícula, a fin de ayudar a cubrir la necesidad global de docentes que asciende a más de 69 millones de puestos de enseñanza para el 2030. Este año, el IB se enorgullece en apoyar a 140 educadores para que promuevan la pedagogía del IB en sus vidas y en las aulas.

La organización también celebra la graduación de los primeros beneficiarios de la beca.

En el ciclo de selección de este año, el IB ha recibido 350 solicitudes, el 28 % de docentes de Colegios del Mundo del IB. Los solicitantes del IB representan a 93 países de 6 continentes. La región de África, Europa y Oriente Medio tiene el mayor número de aspirantes, provenientes de 40 países, seguida por las regiones de las Américas y Asia-Pacífico, con solicitudes de 13 países cada una.

Gracias a la labor de revisión experta de 38 líderes del IB y asociados de todo el mundo, de entre los 350 aspirantes se han seleccionado 40 becarios provenientes de 27 países. El 58 % de los nuevos becarios son educadores que trabajan en 22 Colegios del Mundo del IB.

Antes que nada, estoy profundamente agradecida de haber recibido la beca para estudiar el máster en Educación de la Universidad del Pueblo. También estoy totalmente comprometida a esforzarme al máximo en todos los cursos en los que me matricule durante el programa, ya que esto me permitirá mejorar mis métodos y estrategias de enseñanza para seguir avanzando en mi trayectoria profesional. Espero poder contribuir aún más a mi comunidad escolar como un agente positivo de cambio y desarrollo”. declaró Soledad Darquea, becaria de 2020 y actual profesora del Colegio Americano de Quito (Ecuador).

La becaria Philomena Mensah, del National Community Development and Vocational Technical Institute de Ghana, apunta: “No puedo expresar con palabras cómo me sentí cuando recibí la carta de aceptación. Siempre soñé con obtener un título de máster en Educación. Esta beca es todo un sueño hecho realidad. Agradezco al IB por hacer posible lo que parecía inalcanzable. También por la oportunidad que nos han dado a mí y a miles de personas como yo de acceder a una educación del más alto nivel para convertirnos en los mejores en nuestro campo”.

El primer graduado de la beca, Evans Kimani, fue uno de los 20 becarios de 2019. Mientras estudiaba el máster en Educación, trabajaba como docente en el Acorns International School de Kampala (Uganda) y actualmente es coordinador del Programa de la Escuela Primaria (PEP). Evans comparte con nosotros sus reflexiones sobre la experiencia: “Mi objetivo al principio del máster era mejorar como instructor y administrador curricular. Este programa me ha ayudado a sentirme más preparado para enseñar en un aula progresiva, con enfoques prácticos y un aprendizaje basado en las aplicaciones. Se lo he recomendado a los miembros de mi equipo y me emociona formar parte de la creciente red de educadores del IB que se está desarrollando gracias a esta beca”.

El IB concede esta beca para ayudar a los educadores de todo el mundo a derribar las barreras que impiden el acceso a una educación de calidad e invertir sus conocimientos en sus comunidades locales. Hasta la fecha, contamos con becarios de los siguientes países: Arabia Saudita, Argentina, Armenia, Botsuana, Camerún, Colombia, Corea del Sur, Ecuador, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Estonia, Esuatini (Suazilandia), Etiopía, Filipinas, Gabón, Ghana, India, Indonesia, Kazajistán, Kenia, Kirguistán, Libia, Madagascar, Malaui, Mali, Mauricio, México, Mozambique, Nigeria, Pakistán, Ruanda, Rusia, Senegal, Sudáfrica, Tanzania, Turquía, Uganda, Vietnam y Zimbabue.

La directora general del IB, Siva Kumari, declara: “En nombre de toda la familia del IB, felicito a los nuevos beneficiarios de la beca y les deseo mucho éxito”. Todos los aspirantes han demostrado su compromiso con la educación, la filosofía del IB y su comunidad escolar, además de su deseo de tener un impacto positivo en la educación y el futuro de sus alumnos. En el IB estamos muy orgullosos de esta beca y de todos los que han participado en ella. Agradecemos el tiempo y el apoyo que han dedicado a esta iniciativa todos nuestros docentes, aspirantes, revisores y asociados.

El plazo de solicitud de la beca del IB y la Universidad del Pueblo se reabrirá el 4 de enero de 2021. Para obtener más información sobre cómo enviar su solicitud, visite el sitio web del IB.

Acerca del IB

La Organización del Bachillerato Internacional, creada en 1968, lideró un movimiento de educación internacional que ofrece ahora cuatro programas educativos exigentes y de alta calidad para alumnos de 3 a 19 años. El IB brinda a los alumnos ventajas claras al proporcionarles bases sólidas, habilidades de pensamiento crítico y la capacidad de resolver problemas complejos, al tiempo que fomenta la diversidad, la curiosidad, y un deseo saludable por el aprendizaje y la excelencia. En un mundo donde hacer las preguntas correctas es tan importante como encontrar las respuestas, el IB promueve el pensamiento crítico, y apuesta por un aprendizaje flexible que trasciende las fronteras disciplinarias, culturales y nacionales. Con el apoyo de educadores y coordinadores de prestigio mundial, el IB actualmente cuenta con más de 1,4 millones de alumnos en más de 5.300 colegios de 158 países. Para obtener más información, visite www.ibo.org/es.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Avisos Clasificados, Becas, Comunidades, Convocatorias, Educación, Estadísticas, Noticias y artículos, Proyectos, Reconocimientos, Resultados, Tecnología

Con sonidos del corazón, estudiante CES crea música para tratar enfermedad cardiovascular

Estudiante de Enfermería de la Universidad CES creó música con sonidos del corazón para tratar enfermedades cardiovasculares

  • Care Heart es el proyecto de Geraldine Jiménez Pérez, estudiante de décimo semestre quien combinó su profesión con la música que interpreta desde hace varios años.
  • El proyecto busca generar en los pacientes consciencia de los problemas del corazón por medio de escuchar su sonido en una composición musical, para que acepten y vigilen mejor sus tratamientos de enfermedades cardiovasculares.

Motivada por el estudio de la Enfermería como su profesión por vocación y la música de cuerda como una pasión, una estudiante de la Universidad CES en Medellín creó el proyecto Care Heart, una iniciativa que utiliza como música el ritmo del corazón para convertirlo en melodías que permitan tratar la enfermedad cardiovascular.

Traducir los sonidos cardíacos al sonido musical”, así fue como se planteó el objetivo del proyecto de investigación Geraldine Jiménez Pérez, estudiante de octavo y último semestre de Enfermería de la Universidad CES, que presentó su trabajo al pasado Encuentro Departamental de Semilleros organizado por RedColsi.

Este proyecto, uno de los cinco que presentó la Facultad de Enfermería, obtuvo una puntuación de 92 puntos de 100 posibles y se ubicó como uno de los mejor calificados entre los 20 trabajos que presentó la Universidad CES. La estudiante contó que se interesó por adelantar su investigación a partir de la vocación musical que ha cultivado paralelamente a sus estudios, pues es contrabajista.

La historia musical de Geraldine empezó a los doce años cuando decide presentarse a la Escuela de Música del barrio Boston, centro oriente de Medellín. En sus inicios empezó a tocar la viola, instrumento que reemplazó por el contrabajo, el segundo instrumento más grande de la familia de las cuerdas. En su recorrido como artista también aprendió a tocar el piano e integró tres coros de voces.

Luego de iniciar su carrera universitaria, su amor por la música la hizo prestar atención a la clase de Semiología. Allí les enseñaron a auscultar el corazón de un paciente con enfermedades cardíacas para detectar las anomalías. Ella, interesada por lo que escuchaba, no pudo dejar de sentir en las pulsaciones una especie de armonía secreta que bien podía guiar el ritmo de una orquesta.

Mi proyecto Care Heart buscar ser una herramienta terapéutica para que pacientes con enfermedades del corazón se adhieran al tratamiento farmacológico que les permite controlar sus dificultades, pues no hacerlo trae complicaciones que pueden acabar en la muerte”, explicó la estudiante.

Según Geraldine, tener consciencia de los problemas de este órgano por medio de escuchar su sonido en una composición musical, puede hacer que las personas acepten y vigilen mejor sus tratamientos. Para hacerlo busca crear músico-terapia que será llevada a sesiones de tratamiento. Además, expresó que le interesa consolidar la idea de que la enfermería es una profesión que también puede crear arte.

Actualmente Geraldine está en búsqueda de financiación que le permita llevar los sonidos del corazón hasta un estudio profesional para convertirlos en música. Esto a través de un fonendoscopio (instrumento para escuchar el ritmo cardiaco) que le permita grabar las pulsaciones que produce este órgano vital.

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencias, Colombia, Educación, Enfermedades, Investigaciones, Música Mundial, Noticias y artículos, Proyectos, Resultados, Salud, Universidades